Tarro Blanco

16

El Tarro blanco (Tadorna tadorna) es una especie de ave acuática del género Tadorna. Está muy extendida y es común en Eurasia, principalmente en regiones templadas e invernando en regiones subtropicales; en invierno, también se puede encontrar en el Magreb. Su nombre científico proviene del nombre francés Tadorne para esta especie. Puede derivar originalmente de raíces celtas que significan “aves acuáticas de pie”, esencialmente lo mismo que el inglés, tarro “shelduck”.

Los huesos fósiles de Dorkovo (Bulgaria) descritos como Balcanas pliocaenica pueden pertenecer a esta especie. Es más probable que sean una especie extinta de Tadorna (si no un género distinto) debido a su temprana edad pliocena; la especie actual no está inequívocamente atestiguada por el registro fósil hasta unos 2-3 millones de años después (Plioceno tardío/Peistoceno temprano).

Tarro Blanco

El tarro blanco (Tadorna tadorna) es miembro de una gran familia de patos acuáticos, caracterizada por un característico plumaje con una combinación de colores blanco, rojo, gris y negro. La sistemática se encuentra en una posición intermedia entre los gansos y los patos típicos, que recuerda la apariencia y el comportamiento de ambos grupos de aves.

La especie es común, a veces numerosa. En Eurasia, hay dos poblaciones distintas con hábitats diferentes: la primera anida en las costas europeas y la segunda anida en grandes lagos abiertos con agua salada o salobre en las regiones áridas de Asia Central. En Rusia, es común en las islas del Mar Blanco y en el sur del país en la franja de estepas y estepas forestales.

Dependiendo de la zona de residencia, es sedentaria, migratoria o parcialmente migratoria. Anida en la orilla de un cuerpo de agua o a poca distancia. Anida entre abril  y julio. El nido está dispuesto en un agujero, en agujeros viejos de otros animales, a veces en huecos de un árbol o en construcciones artificiales.

Generalmente hay de 8 a 10 huevos de color blanco cremoso en la construcción de nidificación. Los pollos nacidos están cubiertos de pelusa y son bastante independientes, alimentándose junto con sus padres en cuerpos de agua. Se alimenta de pequeños crustáceos, mariscos e insectos acuáticos. No tiene miedo de un hombre y lo deja acercarse a él.

Majestuoso tarro blanco nadando en un lago

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Anseriformes

Familia: Anatidae

Subfamilia: Tadorninae

Género: Tadorna

Especie: Tadorna tadorna

Hábitat y distribución

En el noroeste de Europa, anida en la costa desde el delta del Loira hasta Estonia, el sur de Noruega y el sur de Suecia, incluyendo las Islas Británicas, las Islas Åland y Gotland. En el norte, anida en las islas de Onega Bay en el Mar Blanco. En el sur de Europa, la zona es esporádica e incluye zonas de nidificación separadas en el Delta del Ródano, el norte del Adriático y la costa del Egeo.

Al este, la zona de distribución es más extensa y cubre las costas septentrionales de los mares Negro y Azov, la zona esteparia de la parte europea de Rusia y Asia Central al este hasta Manchuria. Las poblaciones aisladas se encuentran en Turquía, Irán y Afganistán.

En Noruega y Suecia, al norte hasta 69°N, en las cuencas del Volga y los Urales hasta 52°N, en Siberia Occidental hasta 55°N, en la cuenca de Minusinskaya hasta 55°N, al este la frontera se extiende en la zona de la Transbaikalia meridional a lo largo de los tramos inferiores de Chicoi y Argun, y en la parte noroccidental de China nororiental. Al sur, llega a Irak, el sur de Irán, el sur de Afganistán, el sur de Tayikistán, las provincias chinas de Xinjiang, Qinghai, Gansu y el sur de Mongolia Interior.

Galería del Tarro blanco

Migraciones

El tarro blanco es una de las pocas especies de aves que realizan migraciones estacionales regulares durante el período de muda de apareamiento, mediante el cual pierden su capacidad de volar de 25 a 31 días. Se conocen algunos sitios de muda, el mayor de los cuales se encuentra en la pequeña isla deshabitada de Grosser Knechtsand en el delta de los ríos Weser y Elba, en julio, en agosto se concentran aquí más de 100.000 ejemplares de todo el norte y noroeste de Europa.

Otras áreas de agregación notables incluyen la Bahía de Bridgewater en Inglaterra en el Canal de la Mancha, donde se reúnen de 3.000 a 4.000 aves al año. En el este de Europa, en la región de Sivash Central se concentran los pichones de muda, en estas colonias aparecen las primeras aves adultas en julio, y a principios de agosto el número de aves alcanza su máximo. Al final de la muda, algunas aves regresan a los sitios de anidación, mientras que otras de las regiones más frías se trasladan a las zonas de invernada o se dispersan.

En el noroeste de Europa, la mayoría de los ejemplares  invernan en los sitios de anidación, pero en inviernos severos, las aves se desplazan hacia el oeste desde los Países Bajos y Dinamarca, principalmente a las costas de las Islas Británicas y Francia. Las poblaciones más orientales y septentrionales de Europa, incluyendo Alemania oriental, los Estados Bálticos, Escandinavia y el noroeste de Rusia, se consideran aves migratorias típicas que se desplazan en la misma dirección occidental.

Algunas aves llegan a la Península Ibérica, Italia y el norte de África. Las poblaciones de los mares Mediterráneo y Negro suelen invernar en las zonas de nidificación, pero en algunos años fríos realizan vuelos de larga distancia. Los pichones que anidan en aguas interiores de Turquía y Asia Central migran a Egipto, la costa del Caspio, el noroeste de Irán, el norte de la India y la costa china del Mar Amarillo.

Dibujos e Ilustraciones del Tarro blanco

¿Dónde vive el Tarro Blanco?

Esta ave vive en biotopos expuestos a las costas poco profundas de marea baja, estuarios con orillas limosas o arenosas, orillas abiertas y suaves de lagos con agua salada o salobre en la franja de estepas y semidesiertos. En Asia, ocasionalmente se instala en embalses de agua dulce. Durante la marea a veces se aleja de la orilla y descansa en los territorios adyacentes a la costa. Durante el vuelo a veces se detiene en un abrevadero en los depósitos de agua dulce.

Distribución del tarro blanco

Zona de reproducción

Los tarros blancos se reproducen en las costas atlánticas europeas hasta el Golfo de Vizcaya, en las costas occidentales del Mar Báltico y en el Mar Caspio. Además, existen asentamientos más pequeños en el oeste del Mediterráneo. Las poblaciones asiáticas también habitan los ríos y en particular pantanos y lagos en semidesiertos y estepas. El área de distribución asiática se extiende desde Turquía y el norte del Mar Negro, pasando por Asia Central, hasta Mongolia y el norte de China. La frontera sur de la zona de dispersión atraviesa Irán y Afganistán.

En Alemania, el tarro blanco es predominantemente un ave de cría en la zona costera y en las islas del Mar del Norte y del Mar Báltico occidental. Como ave de cría, se mantiene esencialmente en los litorales, sin embargo, penetra en la búsqueda de cuevas de cría adecuadas también en el interior del país. La expansión hacia el interior está conectada en Europa occidental y central, así como en Suecia, con el desarrollo continuo general de este tipo de animales. En el interior, por ejemplo en el Rieselfeldern cerca de Münster (desde 1985) y sobre todo en el Niederrhein (desde 1961), se producen regularmente crías. También ha poblado el Elba hasta Dessau.

Fuera de la incubación, se encuentran sobre todo aves jóvenes de vez en cuando en las aguas más grandes de toda Alemania. Grandes bandadas pasan el invierno en el Mar de Wadden de la costa germano-holandesa del Mar del Norte. Las zonas de hibernación preferidas se encuentran en Wangerooge y Mellum, en Jadebusen y en la costa oeste de Schleswig-Holstein. El foco de distribución de los tarros blancos se encuentra en Europa Occidental. En la gigantesca área de expansión asiática, vive sólo insólitamente.

Características

El tarro blanco (Tadorna tadorna) es una especie de pájaros que pertenece a la familia de los anatidae, y al igual que otras especies del género Tadorna, tiene características intermedias entre las de los gansos (bajo dimorfismo sexual entre machos y hembras, y hay participación masculina en el cuidado de la cría) y las de los patos. Esta posición intermedia ha sido confirmada por estudios filogenéticos recientes.

Es una especie paleártica cuya distribución se divide en dos áreas principales, una a orillas del mar en el noroeste de Europa y la otra en las regiones semiáridas de Asia Central.

Fotos del Tarro blanco

Tamaño y peso

Es un pato bastante grande con cuello, cabeza y patas alargadas, notablemente más grande que un ánade real, pero un poco de menos tamaño que el ánade cenizo. Tiene una longitud de 58 a 67 centímetros, una envergadura de 110 a 133 centímetros, peso de los machos 0,8 a 1,5 kilogramos, el peso de las hembras de 0,5 a 1,3 kilogramos.

El peso fluctúa mucho ya que durante una investigación en el suroeste del Mar Caspio, los machos pesaban entre 830 y 1500 gramos en febrero. El peso promedio fue de 1180 gramos. Las hembras eran significativamente más ligeras, con un promedio de 813 gramos y un rango de peso de 562 a 1085. Está bien definido incluso a larga distancia gracias a su color brillante multicolor, a diferencia de cualquier otro tipo de aves.

Colores

El fondo general del plumaje es blanco, sobre el que se distinguen una cabeza negra con un tinte metálico verde, un pico rojo brillante, una venda de color castaño con rojo desde el pecho hasta los omóplatos, rayas negras en los omóplatos y en el centro del vientre, y posee plumas coladoras negras de primer y segundo orden.

En los ejemplares volantes de apatía secundarias, las líneas de arado exteriores de color verde forman un espejo, que es un rasgo distintivo de la especie. Las colas de los ejemplares volante son blancas con extremos negros, tiene también las patas rosadas. El dimorfismo sexual se expresa de manera insignificante. El macho es ligeramente más grande que la hembra y tiene un exceso pineal de color rojo, más pronunciado en la época de apareamiento. Además, la hembra tiene un anillo blanco de plumas alrededor del ojo. Los pájaros jóvenes se parecen a una hembra, a diferencia de ella con un pico distinto y la ausencia de un espejo en el ala. Posee una apariencia monotípica

Color de las aves adultas

La especie tiene una forma de ganso y es inconfundible debido a la llamativa coloración contrastada del plumaje. Debido al color del plumaje, hay una similitud distante con el pato cuchara, sin embargo, el tamaño de los tarros blancos, sus patas largas, así como también su postura y su pico corto descartan que pueda ser confundido con este otros pato.

La cabeza y el cuello del macho son ligeramente deslumbrantes negro con verde en un magnífico vestido de plumas. Comenzando por los hombros, una banda longitudinal verde con negro corre hacia atrás en cada lado del cuerpo. Alrededor del pecho delantero y de la espalda delantera, se extiende una ancha banda de color marrón rojizo. Comenzando desde el pecho con color marrón, otra banda negra corre hacia el vientre. Por lo demás, el plumaje del cuerpo es predominantemente blanco.

Las plumas de vuelo y de las alas de los brazos basculares son blancas en su base. Por lo demás, las otras plumas de las alas son de color negro, así como las plumas pequeñas dentro de las alas, mientras que las plumas exteriores de las alas brillan con un fuerte color verde bronceado. En la subcadena y en el codo se encuentran insignias marrones rojizas. El plumaje de la subcadena es ocre, y la cola blanca tiene una estrecha banda negra en el extremo.

La distinción más clara entre los dos sexos es la protuberancia del pico de color rojo durante la época reproductiva, que se desarrolla sólo con el macho. Su tamaño varía en función del tamaño de los testículos. La protuberancia del pico se forma de nuevo, mientras que en la hembra criadora el pico se vuelve de nuevo marrón rojizo oscuro.

Plumaje de reposo

En el vestido de reposo, los colores son algo más apagados. Las transiciones del plumaje de cuerpo blanco a la banda de pecho marrón oxidada son entonces más fluidas. La cabeza parece más marrón con negro que negro con verde. En la cara y en la garganta, las plumas blancas son reconocibles aisladas, que pueden trabajar en forma de punto. La raya negra del estómago sólo se indica en este momento o puede faltar por completo.

A diferencia de la mayoría de los patos, los tarros blancos tienen un dimorfismo sexual ligeramente pronunciado. Las hembras son sólo un tercio más pequeñas que los machos y durante el período reproductivo el plumaje del macho es ligeramente más contrastado que el de la hembra. También con la hembra, la cabeza y el cuello delantero brillan de colores negros con verde durante la época reproductiva. Con la hembra, sin embargo, la cinta del pecho marrón rojizo y la raya negra del estómago son algo más estrechas que con el macho y algo más incoloras. En el vestido de reposo, su cabeza es más marrón que la del macho. En las hembras individuales, la base del pico es negruzca.

Los movimientos de los tarros blancos en el vuelo se asemejan a los de los gansos. Los tarros blancos suelen volar bajo. Las plumas grandes suelen volar en líneas irregulares o en formaciones de proa; la velocidad media del aire debido a la tracción de los tarros de fuego es de 95 km/h y puede llegar a ser de hasta 195 km/h con condiciones de viento favorables. Los tarros voladores son fáciles de identificar por sus alas blancas con el color verde y su plumaje corporal de un contraste llamativo.

Plumaje de polluelos y ejemplares juveniles

Los tarros blancos tienen un plumaje muy rico en contrastes negro, marrón y blanco. La placa de la cabeza, una tira que recorre el cuello y la espalda hasta el rabo, así como los hombros y los lados de los muslos son de color negro con marrón. Una mancha oscura en cada caso detrás y debajo del ojo distingue a los tarros de los de la oca. Con los polluelos lanosos recién eclosionados, el pico es de color gris azulado pálido con un matiz rosado directamente en la base del pico y una uña de color amarillo con marrón.

Patas y pieles de nadador son gris oliva. En el momento en que los jóvenes tarros blancos se convierten en ejemplares volantones, el pico se coloreó pues de un color rosado demasiado claro. La parte superior del pico sigue siendo de color gris claro en el área de la parte superior del pico. Las patas son gris con rosado, el color de las piernas y de la piel es algo más intensamente rosado.

Los tarros blancos que aún no han alcanzado la madurez son de color gris con marrón en el cuello, en la región craneal y en la parte posterior. La frente, las zonas de la cara y la parte inferior del cuerpo son blancas. De las plumas de los codos, las plumas exteriores son de color gris con negro.

Con los pichones hembra, son débiles y más fuertemente marrón rojizo con los machos. En el plumaje de la primera edad, los pichones ya se parecen en gran medida a los tarros adultos. Sin embargo, las alas todavía tienen mantas grises, y la protuberancia en la frente sólo está débilmente incrustada con machos jóvenes.

Canto

La vocalización es notablemente diferente en macho y en hembras. En primavera, el ejemplar hace un silbido alto, algo parecido a un “rocío”, a menudo sobre la marcha mientras persigue a una hembra. Otro grito masculino característico es un “ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha, ha” sordos y complejos, repetido varias veces. La hembra tiene un sonido como el del ánade real “ga, ga, ga…”, que se realiza muchas veces y también a menudo en el aire. La hembra es capaz de pronunciar hasta 12 sílabas por segundo, lo que crea el efecto de trinar. La hembra preocupada frecuentemente grita un “haak, haak” fuerte y doble.

Los sonidos instrumentales de los tarros incluyen un silbido zumbido de vuelo. Al igual que los patos, la exhibición de cortejo incluye una falsa limpieza del plumaje, en la que el pico produce un sonido de cascabeleo en las quillas de las plumas de las alas.

En el área de cría, los tarros blancos son aves de gran reputación y alegría. Las voces de los dos sexos difieren claramente. Las hembras llaman muy profunda y sonoramente. El largo, lejos de escuchar la fila de reputación nasal “ga, ga, ga” es la reputación de la hembra después del macho. Se llama tanto por las hembras que caminan como por las que vuelan. La secuencia de reputación de estos laúdes “ga, ga, ga” es muy rápida.  Hasta doce sílabas son llamadas por segundo por la hembra, de modo que la reputación funciona casi en forma de trilátero.

Los tarros blancos después de una perturbación, las hembras nadadoras también llaman “ak, ak” o excitadas “eg, eg, eg, eg”. Las llamadas del macho son silbantes y no muy perceptibles. La reputación del macho es un “tiju, tiju, tirrr, tirr, tiju”, que se llama tanto en vuelo como en tierra. La parte “tirrr” es un trino suave en esa ocasión, los otros componentes de la reputación se llaman lenta y enfáticamente o también se llaman sucesiones crecientes y rápidas. Particularmente, las reputaciones deben ser escuchadas durante el cortejo si el macho conduce a la hembra al apareamiento.

Fotos del Tarro volando

Alimentación

Como alimento, el tarro blanco toma sobre todo pequeños caracoles, conchas y gusanos, más raramente insectos y plantas de agua. El alimento predominante en el mar de Wadden alemán forma berberechos comunes (Cardium edule), mientras que la Peringia ulvae (Hydrobia ulvae) juega un papel importante en la costa británica del mar del Norte y en los mares salados del sudeste de Europa y en Siberia de crustáceos branquiópodos (Artemia salina). Además, las algas y las semillas también se comen en los campos en invierno.

Búsqueda de alimento

La búsqueda de comida de los patos tarros depende en gran medida de las mareas. Las aves buscan alimento en aguas bajas y descansan en bancos de arena, dunas o praderas de playa con aguas altas. En dependencia de la marea menguante y de la marea, los tarros blancos buscan comida también durante la noche. En invierno, el tiempo que los tarros blancos pasan con la búsqueda de comida, puede llegar a ser de hasta 14 horas.

Con la adquisición de alimentos, los tarros blancos buscan en el agua de cada charco bajo el péndulo lateral con movimiento de la cabeza, y movimientos a través de la superficie del agua en con el pico con el fin de tomar el alimento a la deriva. La profundidad máxima del agua, en la cual el tarro blanco encuentra con éxito el alimento, está con 40 centímetros.

En esta profundidad, los tarros blancos se zambullen en el agua con todo su torso característico de los tarros descubren los mejillones escondidos en el suelo a través de movimientos de sus patas. Esta forma de movimiento es innata y ya se muestra en los ejemplares juveniles de un día. Los tarros blancos prefieren comer nereis, que pertenecen al grupo de los polibórteres, así como de limo como el Corophium volutator. Sólo quedan fragmentos de conchas más grandes como restos alimenticios de conchas y caracoles.

Imágenes del Tarro blanco

Apareamiento y reproducción

Las hembras tienden a desarrollarse y a estar preparadas para el apareamiento a la edad de 2 años, los machos a la edad de 4 a 5. Al comienzo de la temporada de cría, las bandadas de tarros blancos se rompen rápidamente y se dividen en parejas, y durante la migración, su formación tiene lugar en los campamentos de invierno, al pasar el macho y la hembra permanecen juntos.

Es muy responsable en los lugares de anidación de las aves, a finales de marzo o principios de abril, cuando las primeras aves sólo aparecen entre la capa de nieve. En el lugar, el tarro se comporta de manera demostrativa: persigue a la hembra, estira su cuello, extiende sus alas y hace silbidos altos.

Las luchas por el derecho al territorio no son raras entre los machos, durante las cuales los oponentes se paran uno frente al otro, bajan sus picos y tratan de sacudir al contrincante, empujándolo con el buche.  Si uno de los pájaros retrocede, el otro intenta pellizcarla por el cuello.  Las hembras nunca pelean.  El apareamiento suele ocurrir en aguas poco profundas, pero a veces en tierra.

Nido

La cría comienza más tarde que el resto de los patos, en abril o mayo, y el área de nidificación está ocupada por una hembra.  El nido suele estar situado en algún tipo de suelo o refugio subterráneo, en los huecos de un árbol viejo o de una estructura abandonada, bajo un pajar, es una mopa de paja, a menudo en un hoyo.  En este último caso, se utilizan a menudo antiguas madrigueras de mamíferos como: liebre, puercoespín, zorro, corsarios, tejones, marmotas, de hasta 3 o 4 metros de largo.

En caso de escasez de lugares adecuados, el nido puede estar situado en el suelo, bajo la cubierta de algún arbusto, o excavado independientemente en terreno blando.  Los nidos vecinos pueden estar ubicados a corta distancia uno del otro, pero los machos encontrados se comportan agresivamente. Dentro del nido, el nido está cubierto de hierba seca y abundantemente blanca grisácea.

Huevos

En la nidada suele ser de 3 a 12 (generalmente de 8 a 10) huevos con una cáscara brillante de color blanco cremoso, a veces con un ligero tono ocre. En ocasiones nidadas más grandes que consisten en huevos de dos o más hembras ocurren en un nido. Una hembra incuba de 29 a 31 días, comenzando desde el último huevo. Al comienzo de la incubación, la hembra a menudo abandona el nido, cubre su nido con plumón y se alimenta cerca del agua, y se sienta firmemente al final de la incubación.

Por regla general, el macho se encuentra en las cercanías, protege el territorio, y cuando un depredador o un hombre se acerca, despega ruidosamente, aplaudiendo con las alas. La hembra ansiosa abandona el nido y se une al macho. Los dos pájaros primero rodean al invasor y luego abandonan el nido y se alejan volando. Los polluelos eclosionan sincrónicamente y, al estar apenas secos, siguen a sus padres hasta el agua.

Este es un momento muy peligroso para ellos, especialmente si el nido está lejos de la orilla y el camino se encuentra a través de espacios abiertos. Durante este tiempo, a menudo se convierten en presa de gaviotas, cuervos y otras aves rapaces. Casi desde el principio, los polluelos pueden conseguir su propia comida.

Después de 15 o 20 días, las crías de diferentes nidos se unen, y a menudo se puede ver la foto cuando varias aves adultas acompañan a cientos de patitos de diferentes edades. A veces esta numerosa compañía es custodiada por los padres de una de las crías, y a veces por extraños pájaros que no tienen descendencia. A diferencia de la mayoría de los patos (pero no de los gansos), el tarro blanco macho participa en la crianza de los polluelos, pero con mayor frecuencia deja el nido antes que la hembra. La edad que puede vivir un tarro banco es de 24 años y 9 meses, se registró en las Islas Británicas.

Nidos, Huevos y Crías del Tarro blanco

Estado de conservación

En el caso de los tarros blancos, es relativamente fácil obtener información fiable sobre el tamaño de la población, ya que a menudo se reúnen en grandes cantidades en los sitios tradicionales de muda e invernada fuera de la temporada de reproducción.

El número de tarros blancos disminuyó especialmente hacia finales del siglo XIX. Desapareció completamente en sus sitios de reproducción en Finlandia y el norte de Suecia. Los tarros blancos están protegidos durante todo el año en la mayoría de los países del norte y centro de Europa. Gracias a estas medidas de protección, la especie ha aumentado considerablemente y ha ampliado su área de distribución hacia el interior durante varias décadas. Ya en 1983, entre 6.000 y 9.000 parejas se reproducían en los Países Bajos.

Según las cifras publicadas por la ornitóloga Janet Kear en 2005, 300.000 parejas pasan el invierno en el noroeste de Europa cada año, 80.000 en Asia occidental, el Mar Caspio y Oriente Medio, 75.000 en el Mar Negro y la región mediterránea, entre 25.000 y 100.000 en Asia central y meridional, y entre 100.000 y 150.000 tarros blancos en Asia oriental. Las existencias en Europa y en el Mar Caspio están aumentando. El aumento de la población en el noroeste de Europa se estima en un 50 por ciento para el período comprendido entre 1973 y 1993. Hay indicios de que el crecimiento de la población se detuvo entre 1987 y 1996.

Las previsiones de desarrollo de la distribución basadas en modelos climáticos suponen que el tarro común o blanco desaparecerá en gran medida como ave de cría en Europa Central a finales del siglo XXI porque ya no encontrará aquí hábitats adecuados. Según estos pronósticos, el área de distribución se extenderá más al norte y será poblada por esta especie en Islandia y partes de Fennoskandinavia, entre otros lugares.

Curiosidades

El tarro blanco (Tadorna tadorna) es una especie de la familia Anatidae, que pertenece a la subfamilia Tadorninae. La mitad de los gansos se parecen a los gansos en su hábitat, pero también tienen características propias de los patos.

Los tarros blancos viven en dos poblaciones separadas, que utilizan hábitats algo diferentes. En Europa el tarro es una especie que vive principalmente en la costa. La población asiática vive principalmente de las aguas salobres y cargadas de las estepas. Sin embargo, no se distinguen subtipos para esta especie de todos modos.

Fotografías del Tarro blanco

Comportamiento

Las bandadas de muda pueden ser muy grandes (de 100.000 en el Mar de Wadden), ya que la mayoría de las parejas dejan a sus crías parcialmente desarrolladas en una especie de guardería con sólo uno o dos ejemplares adultos.

Esta especie se asocia principalmente con lagos y ríos en campo abierto, reproduciéndose en madrigueras de conejos, madrigueras, pajares o similares. En invierno es común en estuarios y marismas adecuadas.

Muda

Al igual que con otras aves de patos, pero por ejemplo también con los zampullines, las plumas de las alas se caen al mismo tiempo con los tarros durante el periodo de muda, de modo que los pájaros que se encuentran en plena muda de plumaje son temporalmente imposibles de volar. Por lo tanto, los animales deben ir a áreas protegidas para la muda y también ricas en alimentos.

La más importante de estas zonas, conocidas como centros de muda, se encuentra en las marismas arenosas de Großer Knechtsand, entre los estuarios de los ríos Weser y Elba, y en Trischen, una isla santuario de aves en Schleswig-Holstein, frente a la bahía de Meldorf.

En estos centros de muda se reúnen las aves reproductoras de toda la población europea (Inglaterra, Irlanda, Países Bajos, Dinamarca, Noruega, Suecia, Alemania, Polonia y los Estados Bálticos). Incluso las aves reproductoras de especie migran a través del interior de Europa hacia el sur del Mar del Norte.

Durante el periodo de muda a mediados de agosto, se pueden encontrar hasta 100.000 animales en el Großen Knechtsand. La salida a los recintos  de muda se abre en junio, en su mayoría por las aves que aún no han alcanzado la madurez sexual en el segundo año natural. Es sólo catorce días después que comienza la migración de muda de las aves reproductoras, dejando a sus polluelos velludos en los jardines de infantes atendidos por aves adultas individuales.

Las aves obviamente cubren la migración de las áreas de cría a los centros de muda de la manera más directa, así que, por ejemplo, las aves del oeste de las islas británicas no siguen la costa sino que cruzan Gran Bretaña directamente y superan montañas de hasta 800 m de altura en esa ocasión.

A mediados de agosto, los primeros tarros recién mudados abandonan los lugares de muda. Se distribuyen en los alrededores del Mar de Wadden y vuelven parcialmente a las zonas de cría, aunque muchos permanecen en el sur del Mar del Norte también hasta la primavera.

La razón por la que la Arena del Gran Siervo ofrece un lugar ideal para la muda del tarro blanco se debe principalmente a los grandes bancos de barro y arena que se exponen en marea baja y al hecho de que tiene zonas de aguas tranquilas y poco profundas incluso en mares tormentosos, de modo que los animales siempre encuentran suficiente alimento en esta área protegida de los humanos y depredadores. El tarro blanco asiático, por otro lado, pasa su temporada de muda cerca de sus zonas de reproducción.

El Tarro blanco en su hábitat

Éxito reproductor, mortalidad y edad

La densidad de nidos tiene una influencia considerable en el número de aves jóvenes de una nidada que se convierten en polluelos. En los nidos de las colonias, sólo entre el 25 y el 50 por ciento de los huevos son utilizados por los patos. El bajo éxito reproductivo se debe probablemente al hecho de que los nidos densos son a menudo perturbados por otras parejas reproductoras.

En nidos menos perturbados el éxito reproductor puede ser de hasta un 90 por ciento. Según un estudio escocés realizado durante 13 años, alrededor del 35 por ciento de los tarros blancos eclosionados eran volantones. Los principales depredadores de los tarros jóvenes son las gaviotas plateadas, así como los cuervos y los zorros. Las condiciones climáticas desfavorables también provocan altas tasas de mortalidad.

La tasa de mortalidad de los tarros adultos es del 20 por ciento anual y la esperanza de vida media es de 4,5 años. El tarro blanco más antiguo, con el que se podía determinar la edad de forma fiable gracias a su zumbido, tenía 14,5 años.

Nombre

El nombre científico de la especie es la forma latina del nombre francés de este pato. El nombre tarro blanco puede derivar de uno de los rasgos característicos de esta especie, gracia a la cinta de color marrón óxido. Esto sería entonces similar al ya obsoleto nombre Brandfink para el pato carmesí. En la literatura más antigua, el nombre Fox Goose también se encuentra ocasionalmente para esta especie, ya que los tarros ocasionalmente se reproducen en madrigueras de zorros.

Anatomía del Tarro blanco

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here