Garzas

6817

Las ardeidas (Ardeidae) son una familia de aves pelecaniformes que contiene más de sesenta especies, conocidas en general como Garzas en todo el mundo hispano. Anteriormente las ardeidas se clasificaban en el orden de los Ciconiiformes. En este apartado abordaremos todos los aspectos que conciernen a estas aves.

Las Garzas

Son aves zancudas, y varias especies llegan a medir hasta 85 centímetros de alto. Su plumaje es usualmente de color blanco, su pico es de color amarillo y sus largas patas grises, no obstante su plumaje varía según la estación del año, y claro está según el género y la especie. Se alimentan de crustáceos, peces y también de pequeños anfibios, y tienen estas aves como hábitat las zonas pantanosas o próximas a los lagos de todo el mundo.

Usualmente estos pájaros son solitarios, pero es normal observarlas reunidas en comunidad cuando llega la época de cría. Anidan estas aves en árboles altos, en donde realizan nidos toscos, prácticamente son planos, y pueden llegar a poner hasta 6 huevos.

Se distribuyen a nivel mundial y se encuentran entre las aves continentales que más abundan en el mundo. Solo son superadas por las passeriformes. Son las garzas importantes en el control de especies invasoras como por ejemplo: la trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss).

Garceta nívea paseando en el agua

Taxonomía

  • Dominio: Eukaryota.
  • Reino: Animalia.
  • Filo: Chordata.
  • Subfilo: Vertebrata.
  • Clase: Aves.
  • Subclase: Neornithes.
  • Infraclase: Neognathae.
  • Superorden: Neoaves.
  • Orden: Pelecaniformes.
  • Familia: Ardeidae.

Hábitat y distribución

Habitan en estas aves prácticamente en todo el mundo a excepción de las regiones árticas y antárticas y aquellas elevaciones nevadas. Son muy comunes en regiones tropicales, se caracterizan por ser aves sedentarias que no vagan muy lejos de donde anidan. Las que conviven al norte o al sur llegan a emigrar cuando llega la temporada de invierno.

Estas aves esbeltas se la pasan mucho tiempo de pie, casi todo el día en las cercanías del agua. Varias son nocturnas, siendo pues activas en horas del crepúsculo y de la noche, tienden además vivir entre la maleza.

Son afines al agua, ya sea agua dulce, salobre o salada. Pasan toda su vida cerca del agua o dentro de la misma ya que de allí sacan sus alimentos. Es usual hallarlas en la orilla de los largos y de los ríos, en los pantanos, en los campos de cultivo inundados y también en el mar. Anidan estas aves cerca del agua, en hierbas acuáticas, manglares y toda planta que crece próximo al agua.

Anidan en pequeños árboles como arbustos. Suelen preferir aquellas zonas con árboles acuáticos que crecen en lagos y en ríos infestados de cocodrilos y de ese modo protegerse de las serpientes, los mapaches y otros depredadores. Los pichones que no pueden volar en su primer intento fuera del nido casi siempre son comidos por estos depredadores.

Características

Son las garzas son un grupo de aves las cuales pertenecen a la familia Ardeidae. En esta familia encontramos entre unas 60 y unas 65 especies de garzas dependiendo de su clasificación. Todos los tipos de grasas poseen patas, picos y cuellos muy largos en relación al tamaño de su cuerpo. La mayoría de las garzas poseen también un pico bastante agudo que utilizan como un arma de defensa. Son aves de hábitos solitarios aunque se pueden reunir en bandadas durante la temporada de cría. Construyen estas aves sus nidos en lo alto de los árboles, y sus nidos son planos, muy poco artísticos aunque funcionales y estos pueden albergar hasta 6 huevos.

Es la garza morena un especie bastante diseminada y conocida (aunque en ocasiones se la denomina “grulla”) posee la garza un mayor tamaño en América del Norte. Se la ve muy a menudo de pie y en silencio en ríos o en las orillas de lagos tierra adentro, o volando a una gran altura batiendo lentamente sus alas y con su cabeza hacia atrás retraída sobre los hombros.

Tamaño y pero

Son estas aves zancudas las cuales pueden medir hasta 85 centímetros de altura, poseen largas patas grises y un pico de color amarillo. Es su cuello muy largo y posee una forma de “S” bastante característica. Son unas aves de hábitos diurnos y se suelen retirar a descansar al momento de caer el Sol a la copa de los árboles, ya que en esos lugares se encuentran lejos de posibles depredadores.

La longitud de la garza blanca desde el pico hasta la cola varía entre los 80 y 104 centímetros,  posee también una envergadura alar aproximadamente entre 131 y 170 centímetros. Esta es una inconfundible ave, de apariencia suficientemente mayor a todas las demás garzas blancas.

Color

Hay garzas de distintos colores, las hay blancas, rojas y hasta de color azul, entre otros. La garza blanca ostenta un plumaje impecable de color blanco o, en ocasiones  una combinación de blanco y gris, no obstante, su plumaje puede variar de color dado las épocas del año.

También destacan mucho unas finas listas longitudinales oscuras en el cuello de la garza real, que recorren partiendo desde el cuello hasta llegar al vientre. Presenta en la cabeza un penacho de plumas negras, las cuales están caídas hacia atrás, estas coinciden con el extremo de una franja negra que parte desde el ojo hasta la nuca. Son ambos sexos muy iguales.

Canto

Generalmente esta es una ave silenciosa, aunque igualmente emite ruidosos, graznidos y estridentes, a divergencia de las demás lo produce cuando es molestada, así como también en sus colonias de cría hace graznidos y gritos que son un poco más agudos. En dado caso, este pájaro es capaz de hacer demostraciones de agresividad, y para ello emite un gruñido que muchos autores han descrito como graznido.

Alimentación

Cazan las garzas su alimento en aguas de poca profundidad como por ejemplo: las costas, lagos  y aguas pantanosas. El agua donde cazan por regla general, no debe llegarles más allá de su pecho y sus patas deben tocar el suelo.

Para lograr cazar las garzas se quedan estáticas en el agua, hasta que finalmente su presa pasa por las cercanías, es pues entonces cuando la atrapan con su pico y con ese golpe producido por tan violento movimiento están presas mueren para luego ser tragadas enteras. Se alimentan las gazas de peces, ranas, renacuajos, insectos acuáticos y también de pequeños reptiles.

En algunas ocasiones, se dirigen las garzas a tierra firme en búsqueda de otras opciones de alimento como pichones de aves, cangrejos, mamíferos pequeños, caracoles, lombrices, insectos y gusanos. También ayudan las garzas a controlar especies invasoras como lo es la trucha arcoíris.

Apareamiento y reproducción

Generalmente anidan estas aves una vez por año, no obstante algunos miembros de otras especies lo llegan a hacer dos veces al año. Buscan lugares que se encuentren cercanos al agua; en los manglares, árboles que están en los márgenes de los ríos, usan hierbas acuáticas y también otras plantas que crecen sobre o cercanas al agua con el fin de crear sus nidos. Usualmente es este nido construido de ramas o hierbas las cuales entretejen a las ramas de un árbol, a los arbustos o entre la hierba alta que crece en las adyacencias de los ríos y los lagos. Este no es un nido muy elaborado que digamos, más bien es de una construcción rudimentaria.

Varias garzas anidan solitarias, otras en cambio anidan en colonias de su propia especie o de varias especies de aves. Varía la nidada varía de uno o dos huevos llegando incluso hasta siete u ocho, es posible que hasta puedan llegar a diez. Los pichones de esta ave nacen desplumados o con pocas plumas y dependiendo de los padres en su totalidad.

Estado de conservación

Entre las especies de garzas la garza real no posee estatus de amenaza alguna, encontrándose hoy día en expansión. Se ve esta ave perjudicada solamente por la escasez de localidades ideales para la reproducción, además de las molestias que adquiere en éstas.

En Norteamérica se asesinó una cantidad grande de garzas Ardea alba a finales del siglo XIX, esto se fue hecho con la finalidad de usar sus plumas nupciales para la decoración de sombreros. En el año 1953 la garceta grande en vuelo fue seleccionada como símbolo de la National Audubon Society, ya que había formado parte de múltiples campañas con la finalidad de evitar las matanzas de garzas solo por sus plumas. Como producto de las medidas de conservación, se ha recuperado desde entonces su población.

Ahora, en zonas del sur de Estados Unidos su número ha disminuido producto de la pérdida de hábitat, en especial por la degradación de los humedales como su aclarado, el pastoreo, drenaje, el aumento de la salinidad por la sobreexplotación que se les da a los acuíferos y la invasión de plantas exóticas. Se adapta bien aun así al hábitat humanizado y puede ser observada fácilmente cerca de humedales y cuerpos de agua en las zonas urbanas y también suburbanas.

En este momento los números de la garza son bastante buenos. No siempre fue así, aunque gracias a varios esfuerzos de conservación han tenido pues la oportunidad de incrementar su población con el pasar del tiempo. Fueron a menudo asesinados debido a sus grandes plumas, más bien, su población se redujo mucho en un determinado momento.

Durante los últimos 100 años, las garzas han aumentado enormemente en número y su patrimonio genético ha sido diversificado. Ha habido en cautiverio también programas de cría, los cuales han ayudado a mantener una fuerte línea de la genética de las garzas.

Curiosidades

Si se tuviera que describir de una manera corta a este animal, sin duda la descripción sería: “elegancia y discreción en su máxima expresión”. Esto debido a su esbelta y estilizada figura, su plumaje perfecto y sus característicos hábitos de vida, que las garzas son pues consideradas por muchas personas como las favoritas entre todas las aves.

Hay unas 65 especies que están distribuidas por todo el mundo (exceptuando la Antártica), y las más grandes de estas aves pueden sobrepasar el metro de altura, incluso casi llegar a los 2 metros de envergadura tal y como es el caso del grandioso Garzón CenizoArdea herodias”; algo especialmente sorprendente es que a pesar de su tamaño, solamente pesa 2.5 Kilogramos., en tanto que un Avetorillo ComúnIxobrychusminutus”, que es la especie más pequeña, pesa menos de los 150 gramos.

Gracias a su dieta que es estrictamente carnívora, han adquirido las garzas exitosas técnicas de caza y pesca, que se pueden adaptar a las condiciones del lugar. Con su muy aguda visión binocular, estas aves pueden calcular el ángulo exacto en el que su presa se localiza debajo del agua, compensando enormemente la distorsión que ésta genera.

Esbeltas y ligeras, prefieren las garzas aquellos ambientes acuáticos en donde usan sus largas y delgadas patas con el objetivo de posarse en lugares donde otros depredadores no podrían encontrarse. De este modo, se mantienen estáticas y de pie hasta que finalmente su desafortunada víctima transite frente a ellas. Cuando estas aves están en reposo, aparentan ser muy “rechonchas” y resulta complicado apreciar la longitud de su cuello.

Están modificadas las vértebras de su cuello, lo que lo hace muy flexible y le deja “plegarse”, obteniendo pues esa característica forma de “S”. Para lograr capturar a sus presas es disparado a gran velocidad, que con la gran ayuda de su largo y fuerte pico, se convierte en una flecha mortal de la que no existe escapatoria.

Están las garzas consideradas entre el grupo de aves más inteligentes y capaces de ajustarse a los cambios ambientales que a estas les rodean. Se ha logrado adaptar a una convivencia en la tierra en una relación simbiótica con los mamíferos que pastan (especialmente el ganado), la inconfundible garza ganadera “Bubulcus ibis”, atrapando también los bichitos que el ganado asusta al pastar y erradicando los parásitos de su piel. Se le ha considerado como el ave que ha protagonizado la más amplia y rápida expansión natural de todas las especies de aves, ya que siendo originaria de África y el sur de Europa, se extiende hoy día por todo el planeta gracias a las actividades de los humanos.

Respecto a sus técnicas de caza, son estas aves capaces de modificar sus métodos o inclusive de aprender cosas nuevas observando a otras aves o a también a los seres humanos. Es por ello como se logra observar en las orillas de un río o un lago a una garza concentrada “agitando” con sus patas las plantas que flotan o alguna rama, obligando de este modo a los bichitos a salir de su escondite.

Subfamilias pertenecientes a la familia Ardeidae

Las Ardeidas se subdividen en cuatro subfamilias y estas a su vez completan un total de diecinueve géneros, algunos discutidos:

  • Subfamilia Tigrisomatinae
  • Subfamilia Cochleariinae
  • Subfamilia Botaurinae
  • Subfamilia Ardeinae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here