Garcilla Bueyera: Características, Alimentación, Vida Y Más

335

La garcilla bueyera (Bubulcus ibis) es un ave muy difundida y numerosa en la familia de las garzas. También es conocida como garza ganadera, espulgabuey​ o garza boyera y habita en los trópicos, subtrópicos y en la parte sur de latitudes templadas de ambos hemisferios. Es conocida principalmente por su rápida expansión del área natural desde finales del siglo XIX, según algunas estimaciones, que todavía está en curso.

El ave también domina fácilmente los paisajes agroindustriales y culturales, no tiene miedo de los humanos y a menudo se instala en el vecindario. La garza se asocia generalmente con mamíferos salvajes y domésticos como: elefantes, cebras, ñus, ganado, etc. que pastan en praderas y pastizales. El alimento principal son los insectos terrestres, perturbados por el paso de animales, además come otros invertebrados, así como ranas y peces.

Garcilla bueyera

La garcilla bueyera es una especie monotípica próxima a la especie nominal y más común Ardea. La identificación en el campo suele ser fácil: cuellos y picos relativamente cortos, plumaje blanco con plumas rojizas en la cabeza y el pecho y un pico amarillo anaranjado brillante permiten incluso al no especialista identificar al ave sin errores.

La garza es un ave pública que se alimenta en grupos y se multiplica en colonias junto con otras aves. Los nidos de ramitas secas se construyen sobre árboles, raramente sobre cañas o bambúes, con nidadas de 4 a 9 huevos de color blanco con tonalidad azulada o verdosa.

Garza ganadera

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Pelecaniformes

Familia: Ardeidae

Género: Bubulcus

Especie: Bubulcus ibis

Hábitat y distribución

Esta garcilla es conocida principalmente por su rápida expansión sin precedentes del área de distribución, no directamente relacionada con la introducción. Como resultado de la expansión en el siglo XX, el área de distribución ha crecido dramáticamente, cubriendo todos los continentes excepto la Antártida y la mayoría de las grandes islas, y por lo tanto se ha vuelto casi cosmopolita.

Según los especialistas, la expansión fue posible gracias a la actividad económica humana: construcción de sistemas de riego, cambios en la tecnología del cultivo del arroz y globalización de la ganadería. A su vez, esto último fue posible gracias a la deforestación intensiva y a la transformación de áreas desocupadas para pastizales.

Espulgabuey

¿Dónde vive la garcilla?

En comparación con otras especies, las garcillas bueyeras son menos dependientes de los cuerpos de agua, aunque a menudo se instalan en sus inmediaciones. Cuando se eligen hábitats, las aves, en igualdad de condiciones, prefieren biotopos más húmedos cerca de una fuente de agua dulce, incluso en condiciones climáticas nuevas.

Los principales hábitats de la garcilla son praderas, sabanas y otros espacios abiertos con vegetación herbácea, así como pantanos de agua dulce. Las aves se asocian a menudo con los animales que pastan, con la ayuda de los cuales se alimentan.

Características

Se diferencia de otras aves de su familia en que tiene un cuerpo más denso, una cabeza masiva, un cuello corto y un pico corto y fuerte, lo que es especialmente atípico para las garzas. Este último también es de color amarillo anaranjado brillante con un matiz rojizo en la base y en el zócalo, lo que también es un rasgo definitorio.

Los ojos de la garza bueyera están situados de tal manera que pueden enfocar simultáneamente el objeto que tienen delante, en primer lugar, la presa. Los estudios fisiológicos también han confirmado la capacidad de las aves para cazar en la oscuridad. Adaptándose a la vida en los paisajes terrestres, la garza ha perdido la capacidad de determinar con precisión el objetivo bajo el agua, distorsionado por la refracción de los rayos de luz.

Tamaño y peso

La Garza bueyera  es de tamaño mediano, ligeramente más grande que el cuervo gris y la garza amarilla, posee una longitud total que varía de 46 a 56 centímetros, pesa de 340 a 390 gramos, y tiene una envergadura de 88 a 96 centímetros. Los machos son en promedio ligeramente más grandes que las hembras, pero esta diferencia es discreta o insignificante.

Colores

La cubierta de ave es de color blanco puro en otoño-invierno y predominantemente blanca en primavera-verano. La mayoría de las aves tienen áreas de plumas naranja o amarillas y ocres en sus vértices, cuello, espalda y bocio en sus plumajes de anidación. Sobre sus cabezas, forman un tallo suelto, más pronunciado en los machos. Las aves anuales tienen pocos o ningún detalle decorativo en el plumaje, y el pico es de color negro.

Durante el corto período de formación de la pareja y disposición del nido, el pico se vuelve de color rojo brillante con el ápice amarillo, el frenillo rojizo púrpura y el arco iris rojo. Con la puesta de huevos, todas las partes del cuerpo anteriores adquieren tonalidades más claras y amarillentas, y con el fin de la nidificación se vuelven aún más pálidas.

Durante todo el período de cría, las patas se colorean en tonos amarillos y anaranjados, después de su final se vuelven más oscuras y parduscas con manchas amarillentas separadas en las tibias, la parte superior del antebrazo. Las plumas largas caen de la muda otoñal, y en el vértice queda una ligera mancha anaranjada.

Canto

A pesar de su forma de vida pública, la garcilla bueyera es relativamente silenciosa. A veces en una colonia el ave hace sonidos sordos de un tono. Con menos frecuencia es posible escuchar más “khee” o “kerr” vocales, además los ejemplares más jóvenes son más ruidosos.

Garcilla Bueyera

Alimentación

En África, las aves acompañan a menudo a bandadas de búfalos, cebras de burchell, cabras de agua, ñus, elefantes, rinocerontes y otros grandes mamíferos. En los nuevos territorios desarrollados, los animales salvajes han sido reemplazados por caballos y ganado domésticos. Con una abundancia de garzas, se prefieren los mamíferos masivos que se mueven a un ritmo de 5 a 10 pasos por minuto, y se encuentran mucho menos frecuentemente cerca de ovejas y cabras más pequeñas.

El papel de los animales también puede ser desempeñado por la maquinaria lenta: trenes, tractores y automóviles. Según el estudio, con la ayuda del ganado, la productividad de la caza de la garza es varias veces mayor que cuando obtiene su propio alimento.

¿Qué comen las garcillas bueyeras?

El alimento principal son los invertebrados, entre los que destacan los saltamontes, grillos, bivalvos (larvas y adultos de moscas, tábanos) y polillas. También come libélulas, escarabajos acuáticos, lombrices de tierra, arañas, escolopendros, osos, moluscos, en menor medida ranas y peces pequeños.

En condiciones inusuales, la dieta cambia significativamente, por ejemplo, en los mercados de aves isleñas la garza puede cambiar a comer huevos y polluelos de charranes y otras aves marinas, durante los vuelos marítimos ataca a otras aves agotadas. En las Seychelles se han descrito casos de cleptoparasitismo: las garzas perseguían a los polluelos de charrán oscuro, obligándolos a eructar comida.

A menudo la garcilla bueyera  es utilizada por el hombre como un agente biocontrolado. Así, la investigación en el estado indio de Kerala, donde las aves a menudo se alimentan de montones de basura, mostró que cada ejemplar come de 100 a 150 gramos de larvas de moscas caídas y domésticas todos los días, lo que limita significativamente su número.

Apareamiento y reproducción

La reproducción comienza a partir de los dos años. Tradicionalmente se considera que es monógama, aunque las observaciones en Australia también atestiguan casos de poligamia: alrededor de un tercio de los machos, protegiendo a sus propias hembras de sus rivales, al mismo tiempo tienden a tener relaciones sexuales con otras hembras en nidos vecinos. A su vez, las hembras tienden a aparearse con cualquier macho dentro del área de reproducción.

Colonias nidificantes, a veces monoides, pero más a menudo mezcladas con otras aves públicas: algunas especies de garzas, ibis y cormoranes. Por ejemplo, según las observaciones de la CEI, los vecinos de las garcillas bueyeras nidificantes son a menudo pequeñas garzas blancas, amarillas y grises, cuajada, ibis brillante, espátula, cormoranes grandes y pequeños.

Zona de nidificación

El macho elige una horquilla adecuada a una altura de 8 a 10 metros del suelo y construye sobre ella un nido rudimentario. Durante el período de unión, es conocido por su comportamiento ruidoso y agresivo, trata de atraer la atención de las hembras y ahuyenta a otros machos. La pareja completa el nido, el macho recoge las ramas secas y la hembra las coloca en su lugar.

La mayoría de los nidos preparados, que tardan de 4 a 5 días en construirse, son especies de “tartas” de varias capas de varios cientos de ramitas secas, con una bandeja profunda en la parte superior. Durante la incubación, la estructura se vuelve completamente suelta, de modo que los huevos pueden ser vistos a través de él. Sucede que se forma un nuevo nido en lugar del viejo y en este caso parece más sólido y fuerte. El diámetro del nido es de 20 a 45 centímetros, la altura del nido es de 7 a 12 centímetros.

Huevos

El tamaño de la nidada varía de una región a otra, pero generalmente está dentro del rango de 2 a 5 huevos. Huevos de forma ovoide regular con puntas pronunciadas, afiladas y obtusas, que son muy diferentes de los huevos de otras especies relacionadas.

Tienen una cáscara áspera y están pintadas de blanco con un tono azulado o verdoso. El tamaño de los huevos es de 40,4-45,7 × 31,7-36,5 milímetros. Ambas aves ponen pares de huevos durante 21 a 26 días a partir del primer huevo.

Polluelos

Los polluelos ya eclosionados están parcialmente cubiertos de pelusa, pero están completamente indefensos y son capaces de mantener su temperatura corporal independientemente sólo después de 9 a 12 días. Al mismo tiempo, son muy ruidosos y agresivos y son capaces de distinguir a los padres de otras aves en 3 días.

Los polluelos a la edad de 20 días abandonan el nido y se arrastran a lo largo de las ramas y enredaderas circundantes, agarrando sus picos y patas. La capacidad de volar se manifiesta un mes después del nacimiento, otras 2 semanas los pollos siguen a los padres en busca de alimento, después de lo cual las crías finalmente se disipan.

Grupo de garcillas

Estado de conservación

Los enemigos naturales de la garcilla bueyeras no son tanto, y la mayoría de los hechos conocidos se refieren a las aves depredadoras como: cuervos, águilas, halcones (ratoneros, ratoneros del desierto, etc.). Entre las excepciones, el cercopiteco verde  sudafricano (Chlorocebus aethiops), que en malas cosechas anida en nidos de pájaros devastados. Los huevos y los pollitos también son alimento de animales como mapaches.

En general, los depredadores naturales no causan grandes daños ni en los hábitats tradicionales ni en las zonas de nuevo desarrollo; su ausencia es uno de los factores que contribuyen a la rápida expansión de la especie en todo el mundo. Los parásitos de garza más frecuentemente mencionados son Ardeicola expallidus, Ciconiphilus decimfasciatus y Comatomenopon ibis.

La principal causa de mortalidad de los pollos es el hambre, a menudo debido a la competencia entre aves de la misma camada. En los años secos, la disminución de la población de anfibios puede conducir a una falta de calcio en el cuerpo, lo que, a su vez, causa el subdesarrollo óseo en los ejemplares jóvenes.

En el Libro Rojo Internacional de Datos, la especie tiene el estatus de menor preocupación. En el territorio de la Federación Rusa, la garcilla bueyera es considerada una especie rara y, por lo tanto, está incluida en el Libro Rojo de Rusia, así como en las listas rojas regionales de Daguestán, Astracán, Sajalín y Primorskiy Krai. En el Libro Rojo de Datos de Turkmenistán se da un estatus similar. La especie está incluida en el Anexo 2 de la Convención de Berna.

Subespecies pertenecientes a la especie Bubulcus ibis

Tradicionalmente, la mayoría de los especialistas consideran dos subespecies de garcillas bueyeras, que difieren en los detalles de coloración del plumaje y los tamaños generales Bubulcus ibis ibis y Bubulcus ibis coromandus.

La subespecie nominativa Bubulcus ibis ibis, descrita por Linnaeus a partir de material de Egipto (de ahí su nombre en ruso), habita en la parte occidental de la zona -Europa, África y Asia Occidental- y desde mediados del siglo XX y el continente americano. La subespecie Bubulcus ibis coromandus vive en el este, en la India, Indochina y en las islas del Pacífico, desde la parte central de Japón hasta el sur y el norte de Australia.

Bubulcus ibis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here