Gaviota Argéntea

21

La Gaviota Argéntea (Larus argentatus) es una especie de ave marina europea de tamaño mediano de la familia Laridae. De color blanco y dorso gris, es genéticamente similar a otras gaviotas calvas del género Larus. El macho y la hembra son casi idénticos, pero el juvenil tiene un plumaje muy diferente y tarda cuatro años en adquirir su plumaje adulto.

En cuanto a la taxonomía de la gaviota argéntea, la misma es muy compleja, ha experimentado cambios significativos desde finales del siglo XX y todavía está en discusión. En particular, la gaviota hudsoniana que vive en Norteamérica, y la gaviota asiática Vega, se han separado de la gaviota argéntea europea, o gaviota argéntea, desde principios del siglo XXI.

Indice de Contenido

Gaviota Argéntea

La gaviota argéntea (Larus argentatus) es una gaviota grande (de hasta 66 centímetros de largo). Una de las más conocidas de todas las gaviotas a lo largo de las costas de Europa occidental, fue una vez abundante y se reproduce en el norte de Europa, Europa occidental, Europa central, Europa oriental, Escandinavia y los países bálticos.

Algunas gaviotas argénteas europeas, especialmente las que residen en zonas más frías, emigran más al sur en invierno, pero muchas de ellas son residentes permanentes, por ejemplo, en Irlanda, Gran Bretaña, Islandia o en las costas del Mar del Norte. Las gaviotas argénteas europeas tienen una dieta variada, que incluye peces, crustáceos y animales muertos, así como algunas plantas.

Aunque el número de gaviota argéntea parece haber sido perjudicado en los últimos años, posiblemente por la disminución de las poblaciones de peces y la competencia, ha demostrado ser capaz de sobrevivir en zonas adaptadas al hombre y a menudo puede verse en ciudades que actúan como carroñeros.

Imponente ave llamada gaviota argéntea (Larus argentatus)

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata.

Clase: Aves

Orden: Charadriiformes

Familia: Laridae

Género: Larus

Especie: Larus argentatus

Hábitat y distribución

Desde el reparto de las subespecies norteamericanas y del este-siberiano como tipos propios, la propagación de la gaviota argéntea  se limita al norte y oeste de Europa. De hecho en Europa viven en Islas Feroe, en las costas de Islandia y las islas británicas, así como en la Costa Vizcaína francesa hacia el sur hasta la Gironda, en las costas de Bretaña, Normandía y el Canal de la Mancha, en las costas del Mar del Norte y el Mar Báltico, así como en Fenoscandia y allí hasta en el Costa de Murman. En el sur de Fenoscandia, la dispersión de la cría incluye amplias zonas del interior.

La gaviota argéntea es un ave que vive principalmente en la parte occidental de Europa. Se encuentra en Islandia, el Reino Unido y a lo largo de las costas de Europa continental, desde Portugal hasta la parte europea de Rusia. Su área de distribución parece haberse extendido hacia el sur desde el siglo XIX, ya que antes era poco frecuente en el sur de Bretaña, pero ahora se encuentra tan al norte como en la Península Ibérica.

Las poblaciones son muy a menudo residentes durante todo el año, aunque algunos ejemplares se dispersan en invierno. Estudios realizados en la Isla de Mayo sugieren que los ejemplares juveniles tienden a moverse más que las aves mayores durante la dispersión invernal. Sin embargo, algunas de las poblaciones más septentrionales de la subespecie argentatus migran hacia el sur para pasar el invierno, sobre todo en el Mar Báltico o el Mar del Norte, pero a veces hasta el sur de Europa (Francia, España, Portugal e incluso ocasionalmente en Italia).

Las gaviotas argénteas (incluyendo la gaviota de Hudson y la gaviota de Vega) también se encuentran en Norteamérica y Asia Oriental. Las gaviotas de Hudson viven en América del Norte (Canadá y los Estados Unidos), pero las poblaciones migratorias se desplazan hacia el sur de América Central. La gaviota Vega anida en el este de Siberia, pero migra en invierno hacia Japón y el sur de China.

Fotos de la Gaviota argéntea

Migraciones

La gaviota argéntea es un pájaro sedentario y de trazo en su mayor parte, sólo las poblaciones septentrionales son parcialmente extractoras. Muchas poblaciones pasan el invierno cerca de sus lugares de cría, donde pueden encontrar alimentos en zonas como puertos pesqueros o vertederos de basura. En el primer invierno las aves tienden a dispersarse más que las aves adultas en promedio y a menudo cubren distancias más largas. Sin embargo, las aves pasan más lejos en el segundo invierno. A partir de la primavera siguiente, estas aves comenzarán a migrar de nuevo a casa.

Las aves del Norte de Noruega, Norte de Rusia y Norte de Finlandia se mueven regularmente a largas distancias y saltan sobre más poblaciones del sur en esa ocasión. Sus zonas de invernada se extienden desde el sur de Escandinavia hasta las Islas Británicas. Las poblaciones del interior del sur de Escandinavia despejan sus áreas de cría casi completamente en invierno y se encuentran en las costas. Algunas aves del sur de Escandinavia y del Báltico se mueven a corta distancia en dirección suroeste u oeste.

¿Dónde vive la gaviota argéntea?

Esta ave marina anida originalmente en la costa pero coloniza cada vez más el interior, especialmente en las ciudades. Pasa el invierno cerca de los sitios de reproducción o más adentro, en estuarios, lagos, embalses y otros embalses de agua, pero también en vertederos.

Hibernación

En conjunto, la principal zona de hibernación de la gaviota plateada es suficiente desde la zona suroccidental del Mar Báltico y el sur de Noruega hasta las islas británicas en el oeste y el Loira en Francia, así como en la Costa Vizcaína hasta la Gironda. En los Países Bajos, el norte de Alemania, el norte de Polonia y los países bálticos, la especie también se encuentra relativamente lejos tierra adentro. En Europa Occidental se encuentra dispersa hasta la Península Ibérica y en el norte de Italia se encuentran regularmente en pequeñas cantidades. Se determinó que son huéspedes hasta en el área del Mediterráneo oriental e incluso en Terranova.

Las gaviotas argénteas adultas abandonan sus colonias de cría inmediatamente después de las alas de los machos. A finales de verano y en otoño, un gran número se reúne en el Mar de Wadden germano-holandés (colecciones de hasta 50.000 aves) y en el noroeste de Jutlandia (hasta 20.000). En el interior, la especie aparece dispersa desde agosto y en mayor número desde finales de octubre.

Las aves migratorias de Escandinavia migran principalmente entre septiembre y noviembre; en Alemania, el pico de migración se puede sentir en octubre/noviembre. La migración se ha completado en gran medida a finales de noviembre, y sólo se están produciendo dispersiones. En diciembre y enero, muchos invernantes abandonan la Europa continental en pocos años debido a las aguas heladas y pasan a la Europa Central Occidental y a las Islas Británicas, donde entre mediados de diciembre y mediados de febrero se alcanzan cifras máximas (hasta unos 380.000).

Las aves reproductoras regresan a los criaderos a partir de enero; los no reproductores en parte todavía están en marzo en el interior del país. En pequeñas cantidades, las aves predominantemente subadultas de verano se encuentran en aguas interiores entre mayo y agosto.

Características

Esta ave esencialmente blanca y gris tiene un cuerpo bastante poderoso, y relativamente corto en relación a la longitud de sus alas. Como muchos otros tipos de aves marinas, capaces de volar tanto a ras del agua como a gran altura, tiene una gran envergadura y alas estrechas. Las patas cortas, el pico comprimido lateralmente, con el borde de la mandíbula curvada superior, indican un ave de la familia Laridae.

Imágenes de la Gaviota argéntea

Tamaño y peso

Las gaviotas argénteas miden entre 55 y 67 centímetros de longitud con una envergadura de 130 a 160 centímetros y un peso que oscila entre 750 y 1.250 gramos. El ala plegada mide entre 410 y 450 milímetros en los machos y entre 390 y 425 milímetros en las hembras. La longitud de la cola varía de 160 a 180 milímetros, la del pico de 47 a 60 milímetros y la del tarso de 63 a 68 milímetros.

Colores

Esta ave tiene un pico fuerte y ligeramente enganchado en la punta y el patrón de los colores en las plumas primarias son características del género Larus. El color gris medio del lomo, el color blanco puro de la cabeza, el cuello, la garganta y la parte inferior, el borde de la mandíbula inferior en un ángulo marcado y las marcas blancas y negras en la punta de cada ala son característicos de la especie. El pico de esta ave es de color amarillo con una mancha roja en la mandíbula inferior, y el color de las patas palmeadas es rosa tipo carne. El iris del ojo es de color amarillo pálido.

La tonalidad del gris en el dorso y la importancia de las marcas blancas y negras en las puntas de las alas, es decir, en las puntas de las plumas primarias, varían según la subespecie. No hay diferencias en el plumaje entre machos y hembras, pero estas últimas son generalmente más pequeñas.

El plumaje del ave ya adulta se establece por una muda completa que tiene lugar entre mayo y octubre. Se caracteriza por tener vetas longitudinales de color gris con marrón en la cabeza y el cuello. Este cambio en el plumaje va acompañado de un cambio muy leve en el color del pico y las patas, que se vuelven un poco más opacos. Estas vetas desaparecen después de una muda parcial entre enero y abril, dando paso de nuevo al plumaje de cría; el pico y las patas vuelven a tener colores más brillantes.

Fotografías de la Gaviota argéntea

Canto

El espectro de las expresiones vocales es muy amplio con la gaviota argéntea, como también con todos los otros ejemplares del tipo Larus, y el significado de las reputaciones parcialmente son muy complejos. Algunos son de uso universal y varían dependiendo de la situación en intensidad, acentuación, duración o tempo, otros ocurren sólo en conexión con ciertos comportamientos.

La llamada o sonido principal que emite es un kiu o kiau esplendente o chillón. Es particularmente variable y ocurre en muchas situaciones. Expresa excitación de intensidad variable hasta la alarma o simplemente tiene la intención de despertar la atención de otros ejemplares. No se debe observar una función como una típica llamada de contacto. Una variante particularmente prolongada y lamentable, la llamada “Lana Lustrada”, se puede escuchar durante el vuelo antes de la temporada de cría. En ataques contra depredadores, suena corto y agudo.

Otra expresión sonora alarmante es el “Stakkatoruf” nombrado así del alemán, un profundo y cacareo ha-ha-ha o gä-gä-gä-gägäg. Expresa la disposición a huir o anima a otros ejemplares  y especialmente a las aves jóvenes a huir. El ritmo es decisivo aquí, porque las aves jóvenes también reaccionan a un sonido correspondiente.

La llamada de la gaviota argéntea puede describirse como aau aau au kjiiiau kjau kjau kjau. Suele ser introducido por unos ladridos profundos, seguidos de un sonido muy excitado y agudo, y luego por una serie de llamadas que descienden en intensidad y tono. El sonido inicial, que también puede describirse como hau o bau, también puede escucharse por separado como una invitación al despegue. En vuelo, está sincronizado con los movimientos del ala y es entonces puede emitir un aa-o de dos sílabas.

Sonidos y reputaciones

El abucheo que emite la gaviota argéntea suena como el maullido alargado de un gato doméstico. Se escucha sobre todo en las colonias de cría y expresa una relación positiva con la pareja, el nido y los machos.

Al realizar un nido hueco se oye un sonido gutural extraño. Debido a los movimientos estereotipados del pico, que ocurren durante este tiempo, se le llama “llamada a la asfixia“. Es un huo-huo-huo profundo en el que se baja el hueso de la lengua para dar una expresión peculiar a la fisonomía de las aves. Además, el seno se mueve rítmicamente. Todo el comportamiento también puede ocurrir en conexión con la agresividad contra otras aves.

La llamada instantánea se escucha en relación con el sonido realizado en el evento de cortejo como un a-i suave, melódico, individualmente muy variable y de dos sílabas. La hembra introduce la alimentación en el cortejo con ella, de ambos sexos, se puede escuchar antes de la cópula. Se desarrolla a partir de la llamada de los pichones. Durante la cópula, el macho expresa un graznido, sobre y descongestionante al cacareo, que se asemeja al sonido rumiante.

Desde los pichones, se escuchan diferentes sonidos, así un wüi-a o hüi tierno, melodioso como voz. También puede realizar sintiendo y apaciguando en voz alta, un tschä-lä-lä o tschi-li-li-li agudo e intensivo como “sonidos mendigantes” de los polluelos más jóvenes y una fila nasal, tremolierende (Hörbeispiel) como voz, y llamada de vuelo de los pollos más grandes.

Galerías de la Gaviota argéntea

Alimentación

Las gaviotas argénteas son especies oportunistas que se alimentan tanto de peces como de invertebrados marinos (moluscos, crustáceos, poliquetos, equinodermos…). También consume animales capturados en el continente, como insectos y lombrices de tierra, huevos de pájaros o pollos, e incluso pequeños mamíferos. Las gaviotas argénteas ejercen una fuerte presión de depredación sobre otras aves marinas, particularmente las que se reproducen en colonias como murres, charranes o frailecillos, así como sobre otras especies de aves (patos, limícolas, etc.) que anidan en las cercanías.

Tampoco dudan en capturar un huevo o polluelo de otra gaviota, incluyendo de ejemplares de su propia especie, si se deja desatendida. En algunas islas de Frisia Oriental, como Spiekeroog, hasta 7 de cada 10 polluelos son víctimas de canibalismo. Esta alta tasa de canibalismo puede ser inducida por condiciones particulares, incluyendo el estrés alimentario, con el aumento de la tasa a medida que aumentan las temperaturas de la superficie del agua (lo que reduce la productividad primaria y lleva a que los peces se trasladen a aguas más profundas).

También puede ser carroñero o alimentarse de los desechos de los peces arrojados al mar por los barcos pesqueros, o de la basura recogida en los vertederos o incluso en las alcantarillas. También se alimenta de productos vegetales, como bayas, tubérculos (por ejemplo, nabos) o semillas.

Esta alta diversidad en la dieta parece ser más relevante a nivel de especie: los ejemplares a menudo tienen comportamientos alimentarios más especializados, y a veces bastante limitados.  Un estudio realizado en el puerto de Brest mostró que las hembras estaban más dispuestas a alimentarse de lombrices de tierra, mientras que los machos dominaban más la ingesta de los vertederos.

Modo de alimentación

Captura a sus presas caminando o nadando en la superficie, pero apenas se zambulle en busca de ellas.  En el mejor de los casos, durante una pesca a lo largo de la playa, puede lanzarse a una ola para capturar presas o sumergirse parcialmente para capturar presas de poca profundidad, una técnica que utiliza regularmente para recuperar los residuos descartados por los barcos de pesca; en este caso, sólo queda la punta de las alas.

También suele robar presas capturadas por otras aves marinas (peces o crustáceos robados de pequeñas garcetas y charranes), ya sea acosándolas hasta que sueltan el botín o robando sus presas después del desembarque: este comportamiento se denomina cleptoparasitismo.

Sabe cómo abrir los animales con un grueso caparazón dejándolos caer desde una altura de unos diez metros, con la esperanza de que se rompan bajo el impacto, y no duda en empezar de nuevo hasta que haya obtenido el resultado deseado.  Sin embargo, no siempre elige una superficie dura para este propósito, y su presa a veces desaparece en el agua o la arena.

Como muchas otras especies de aves, regularmente rechaza las porciones de sus presas que están compuestas de partes duras e indigeribles a través de su pico.  Estas partes tienen un promedio de 20 × 40 mm, pero a veces pueden ser más grandes.

Esta gaviota sólo bebe agua fresca cuando está disponible.  De lo contrario, es capaz de beber agua de mar y libera el exceso de sal a través de las glándulas excretoras situadas por encima de los ojos y que se abren en las fosas nasales.  El líquido saturado de sal cae de su pico en forma de gotas.

Apareamiento y reproducción

Como con la mayoría de las aves marinas, la temporada de reproducción es larga. La reproducción propiamente dicha, es decir, la puesta y reproducción de la cría, tiene lugar de abril a julio; pero va precedida de una larga fase de apropiación de tierras y de formación de parejas.

Las fechas de llegada a los sitios de anidación varían con la latitud: son más tempranas en el sur. Las gaviotas argénteas se observan en sus territorios a más tardar en diciembre en Finistère y Cabo Blanco-Nez, a principios de enero en el Mar de Irlanda y a principios de marzo en el sur del Báltico. Los retornos se comunican incluso en noviembre en el País de Gales.

Básicamente, los meses anteriores a la puesta propiamente dicha, es decir, aproximadamente de enero a abril, se dedican a la apropiación y delimitación de territorios, a la formación de parejas y apareamientos, y finalmente a la construcción del nido. Mayo es el mes de puesta e incubación para la mayoría de las parejas, junio y julio son los meses de cría. Las aves abandonan gradualmente las zonas de reproducción durante el mes de agosto, con las colonias prácticamente desiertas a finales de ese mes.

Emparejamiento

El momento y la duración del proceso de formación de la pareja dependen de la situación de los ejemplares. En algunos casos, la pareja ya está formada en el momento de la llegada: por lo general se trata de ejemplares mayores, que han adquirido previamente experiencia reproductiva y se han reunido con su pareja del año anterior. La regla para la especie es la monogamia y la fidelidad a la pareja de un año a otro.

Por lo tanto, la formación de una nueva pareja sólo se da en el caso de las aves jóvenes que están adquiriendo el estatus de reproductores y de los criadores experimentados cuyas parejas han desaparecido desde la temporada anterior y en casos de separación (a menudo debido a una temporada de reproducción fallida).

Los comportamientos sexuales ocurren en las primeras etapas de la formación de la pareja, pero alcanzan su punto máximo en las semanas previas a la puesta de huevos. Los dos comportamientos más característicos de este período son la “alimentación de cortejo” y el apareamiento. En cualquier caso, es la hembra la que tiene la iniciativa: adoptando una postura, movimientos y llantos muy similares a los de los pollos cuando mendigan comida de los adultos, solicita la alimentación o el apareamiento del macho.

Un comportamiento muy ritualizado, la alimentación es, sin embargo, eficaz, ya que las cantidades de alimentos que pasan del macho a la hembra son a veces muy elevadas; su papel energético es innegable en el momento en que se están formando los huevos. Además, los machos más eficaces a este respecto son generalmente también los que más participan en la cría de los polluelos. Al igual que otras gaviotas, el macho hace un llanto especial durante el periodo de apareamiento.

Nidificación

El nido, de dimensiones variables, está formado por diversos materiales recogidos por las dos miembros de la pareja, siendo el macho generalmente más activo en esta actividad: hierbas, ramitas, raíces pequeñas y algas en su mayor parte, pero también fragmentos de plástico, grava, conchas, plumas, etc. Se instala en un hueco del suelo, preexistente o excavado con las patas en el suelo o arena.

Huevos e incubación

La puesta de huevos ocurre sólo una vez al año, en primavera, alrededor de abril o mayo. Los desoves más tempranos se registraron el 11 de abril en Dinamarca, el 14 de abril en Bretaña, el 19 de abril en el Mar de Irlanda, el 23 de abril en Noruega y el 26 de abril en Escocia.

La hembra suele poner tres huevos de diferentes colores (blanco verdoso, beige o beige verdoso) pero siempre con manchas marrones. El porcentaje de puesta de huevos de tres huevos y varía entre el 78% y el 91% según los estudios. Estos huevos miden una media de 71 × 49 mm, con valores extremos de 58,0-82,7 mm × 44,1-54,8 mm, para un peso medio de 42 g (incluido un 7% de cáscara).

Los estudios tienden a demostrar que cuanto mejor se alimente a la hembra antes de la puesta, mayor será el tamaño de los huevos, mayor será el tamaño medio y más vigorosa será la cría. Los huevos se ponen a intervalos irregulares, generalmente de uno a tres días, la mayoría de las veces dos días.

La incubación de los huevos es realizada por ambos padres, dura de 28 a 30 días. Sólo se vuelve continua cuando se completa la puesta de huevos; sin embargo, el nido es monitoreado permanentemente desde el primer huevo, y el adulto en servicio puede entonces permanecer por largos períodos de tiempo a unos pocos pasos de distancia. A intervalos irregulares, el padre que está incubando gira los huevos con el pico y las patas.

Imágenes Nidos, Huevos y Crías de la Gaviota

Polluelos

Los polluelos pesan unos 65 gramos cuando eclosionan.  Están cubiertos de un plumón beige, teñidos de gris en el lomo, y salpicados de algunas manchas de color marrón con negro, lo que constituye un plumaje críptico.  Sus iris son de color marrón con negro, sus patas rosadas, y sus picos, gris oscuro en la base, son de color beige rosado en la punta.

El monitoreo y la alimentación de los pollos es realizado por ambos padres, cuya agresividad hacia los depredadores potenciales aumenta hacia el final del período de incubación, culminando en las primeras semanas de cría.  Uno de los padres permanece constantemente cerca del nido, mientras que el otro ha ido en busca de alimento; al menor aviso, emite un “ga-ga-ga-ga” que anima a los polluelos a buscar refugio entre la vegetación o las rocas.

Cuando un hombre o un perro entra en el territorio, el adulto de guardia huye y trata de picar repetidamente al intruso mientras éste permanece cerca; estos ataques suelen estar acompañados de un chillido en cada picada, son muy impresionantes, es muy raro que las gaviotas argénteas den en el blanco, y cuando lo hacen, suelen ser con las patas.

Alimentación a los pollos

El proceso de alimentación varía en detalle, sobre todo en función de la edad de las crías, pero según un patrón general notablemente constante.  Cuando el adulto regresa al territorio y está a punto de alimentarse, hace un grito especial conocido como “grito de maullido” que inmediatamente hace que los ejemplares jóvenes corran hacia el padre de acogida.

Los ejemplares jóvenes de la gaviota argéntea pican desde sus picos en el pico del padre, principalmente en la mancha roja de la mandíbula inferior.  Este comportamiento desencadena la regurgitación de la comida de cría: la garganta y el cuello del adulto se deforma, a veces drásticamente, a medida que el alimento se eleva, y las aves jóvenes o pollos toman su alimento directamente del pico abierto, mucho menos frecuentemente comen desde el suelo. Los pollos pueden volar después de 35 a 40 días, o unas 6 semanas, pero sus padres los alimentarán durante unos días más.

Causas de mortalidad en los pollos

En el momento de la eclosión, los recién eclosionados  son incubados continuamente, primero mientras su plumón retenga rastros de humedad del huevo (unas pocas horas) y luego hasta que hayan adquirido una cierta independencia térmica (unos pocos días).  La perturbación de los padres durante la fase de secado es a menudo una causa de mortalidad de los pollos.

Al cabo de unos días, los padres sólo anidan los polluelos cuando las condiciones climáticas lo requieren (bajas o altas temperaturas, lluvia…); esto puede ocurrir ocasionalmente hasta las tres semanas de edad.  Los polluelos pueden salir del nido y aventurarse en los alrededores en el segundo o tercer día.  Sin embargo, están muy apegados a su territorio, que conocen muy rápidamente en sus mínimos detalles, lo que facilita su rápido camuflaje ante la más mínima alarma.

Los jóvenes que transgreden los límites de su territorio son atacados inmediatamente por adultos vecinos, y a menudo son asesinados o incluso devorados; esta es una causa importante de muerte, especialmente durante las intrusiones humanas en las colonias.

Nidos, Huevos y Crías de la Gaviota argéntea

Estado de conservación

Según BirdLife International, la población europea (excluida Rusia) en el año 2000 incluía entre 660.000 y 900.000 parejas reproductoras y más de 800.000 individuos invernantes. Los países con más parejas reproductoras son Noruega (más de 150.000 parejas) y el Reino Unido (más de 140.000 parejas).

La UICN ha clasificado esta especie como LC (preocupación menor), debido a su alto número y amplio rango de distribución. Las poblaciones europeas han sido clasificadas por AEWA en el estatus C1, es decir, no están amenazadas ni son vulnerables. La Directiva de Aves de 1979 clasificó esta especie en el Apéndice II, es decir, en la especie cuya caza está autorizada, y esta clasificación fue ratificada en 1995.

En Francia, la especie ha sido protegida como todas las especies de gaviotas desde 1962. Sin embargo, es posible obtener una excepción del prefecto para retirar estas aves o sus huevos de conformidad con el artículo L 411-2 del Código del Medio Ambiente, o solicitar al prefecto que lleve a cabo una inspección administrativa (según el artículo L 427-6 del Código del Medio Ambiente). En Bélgica, la especie goza del mismo estatus que una especie protegida, con el mismo sistema de excepciones que se permite caso por caso.

Recolección de huevos

Según J. Henry y J.Y. Monnat, a principios del siglo XIX, las gaviotas argénteas eran comunes en las costas de Normandía y Bretaña. La recolección de huevos de esta especie la limitó a zonas de difícil acceso, como acantilados escarpados e islotes rocosos. A partir de mediados del siglo XIX, la recolección de huevos, que se convirtió en comercial, y la caza de esta ave, por ocio (“tiro deportivo”) o para suministrar plumas al comercio de sombreros, provocó la desaparición casi total de la gaviota argéntea en la costa francesa a principios del siglo XX.

Sin embargo, en la década de 1920, las colonias de esta ave, posiblemente restauradas con aves de las Islas Anglonormandas, volvieron a ser reportadas en Bretaña. La misma historia se puede encontrar a nivel europeo: la recolección de huevos, por ejemplo, alcanzó proporciones muy altas en el siglo XIX, de 300 a 800 huevos por día en Texel Island, en los Países Bajos, y hasta 10.000 por temporada de puesta en Sylt Island, en Alemania.

Tendencias demográficas

En Francia, las gaviotas argénteas comenzaron a anidar en las ciudades en la década de 1970. A finales de la década de 1980, alrededor del 2% de la población de gaviota argéntea de este país había colonizado el medio ambiente urbano, y este porcentaje había aumentado al 13,6% a finales de la década de 1990. Estos asentamientos urbanos se encuentran a veces en ciudades un poco alejadas de la costa, como Rennes, colonizada en 1987.

En Gran Bretaña, esta colonización comenzó en la década de 1920 y se extendió a ciudades más alejadas de la costa, pero el porcentaje de población urbana alcanzó sólo el 8% en 1994. La tendencia actual es estabilizar el crecimiento de las poblaciones de gaviota argéntea. Esto puede deberse a la escasez de fuentes de alimento, vinculada al cierre de vertederos abiertos, o a la sobrepesca que provoca el agotamiento de los peces o cambios en las técnicas de pesca, pero también a la saturación de los lugares de nidificación, con un reciente aumento de la competencia de estas gaviotas con las gaviotas pardas.

Otra posible causa es el aumento de la regulación de las poblaciones (disminución o paralización del aumento de las poblaciones) de gaviota argéntea debido a varios factores, como el aumento de la depredación por parte de las gaviotas, las campañas locales de destrucción, pero también las epidemias, como el brote de botulismo de tipo C que mató a más de 10.000 aves marinas entre 2000 y 2004 en el sur de Suecia, incluidas muchas gaviotas argentinas. A principios de siglo, incluso se produjo una reducción del número de empleados en el Reino Unido, Irlanda y los Países Bajos.

La gaviota y la preservación del hombre

Durante el siglo XX, el número de parejas reproductoras de gaviotas aumentó significativamente, con el consiguiente aumento de su área de distribución: por ejemplo, en la década de 1970, las gaviotas argénteas comenzaron a anidar de nuevo en la cuenca de Arcachon, donde no habían anidado durante mucho tiempo, y que en 2010 constituye el límite sur de su área de distribución.

Este aumento se atribuye a varios factores. En primer lugar, el cese casi total de la caza y recolección de huevos de gaviota argéntea ha reducido la presión de depredación sobre la especie.

En segundo lugar, el aumento de la población humana ha puesto a disposición de esta ave nuevos recursos alimentarios, como los animales producidos en nuevos tipos de explotaciones (piscicultura, conquilicultura, etc.), o el aumento de la cantidad de residuos accesibles, especialmente en vertederos, o el aumento de la cantidad de residuos de pescado desechados en el mar, como consecuencia del aumento de la industria pesquera.

Por último, al haberse adaptado a la presencia humana, las gaviotas argénteas también se han beneficiado de nuevos lugares de anidación desde los años sesenta, como los tejados de los edificios urbanos.

Gaviota argéntea en vuelo

Curiosidades

Las bandadas europeas de gaviotas argénteas tienen un orden jerárquico suelto, basado en el tamaño, la agresividad y la fuerza física. Los machos adultos son generalmente dominantes sobre las hembras y los ejemplares juveniles en las disputas sobre alimentación y límites, mientras que las hembras adultas son típicamente dominantes cuando seleccionan sus sitios de anidación.

La comunicación entre estas aves es compleja y altamente desarrollada, empleando tanto llamadas como lenguaje corporal. Los sonidos de advertencia para los polluelos son los más obvios de interpretar.

Esta gaviota tiene un buen velero y además es buena caminando, la gaviota es un omnívoro oportunista con tendencia carnívora, que no duda en convertirse en un carroñero, o en practicar cleptoparasitismo, incluso canibalismo. Es un ave sociable, se reproduce en colonias y produce dos o tres pollos cada año, lo que, si llega a la edad adulta, tendrá una probabilidad particularmente alta de supervivencia.

Las poblaciones de gaviota argéntea aumentaron considerablemente a lo largo del siglo XX. Esto ha dado lugar a conflictos con la especie humana a nivel local, o a un impacto negativo en el medio ambiente, lo que ha dado lugar a operaciones reguladoras a nivel local o regional. A pesar de la estabilización del número en las últimas décadas, e incluso de la disminución en algunas regiones, la gaviota argéntea sigue siendo un ave marina muy común en las costas de Francia y de la mayoría de los países de Europa Occidental.

Comportamiento gregario

Esta ave es muy sociable, sea cual sea la estación del año, se alimenta y anida con mayor frecuencia en grupos o incluso en colonias. Las bandas de gaviota argéntea pueden variar desde unas pocas decenas hasta unos pocos miles de ejemplares. Sin embargo, dentro de la propia colonia, la distancia mínima tolerada entre dos nidos es de unos 2 metros y cada pareja se concede un territorio de entre diez y cien metros cuadrados, dentro del cual se ataca a cualquier intruso, incluido el humano. Esta defensa del territorio está asegurada tanto por hembras como por hembras.

La sociabilidad de la gaviota argéntea puede extenderse a otras especies de aves marinas, con las que se mezclan fácilmente, y no es raro ver gaviotas argénteas mezcladas con otras especies de gaviotas o charranes en una zona de alimentación. De manera similar, esta gaviota a menudo anida cerca de otras especies de aves marinas que se reproducen en colonias (por ejemplo, otras especies de gaviotas o charranes).

Especies similares

La gaviota argéntea forma parte de un complejo de especies recientemente consideradas distintas sobre la base de estudios de genética molecular, pero cuya apariencia es muy similar a la de la gaviota de patas amarillas. Los criterios de identificación en la naturaleza se refieren generalmente al color de las patas (rosa o amarillo según los casos) y al color del manto; además, las gamas son generalmente muy distintas.

La gaviota de Vega, que vive en Siberia, tiene un pelaje ligeramente más oscuro. En invierno, la cabeza es más pardusca, especialmente en el cuello y los lados del cuello, donde las manchas forman una especie de collar. Las piernas son de color rosa más intenso y los ojos, rodeados por un círculo de piel más rojo, pueden ser de color variable; por ejemplo, hay un número significativo de ojos oscuros.

La gaviota de Hudson, que vive en Norteamérica, es un poco más grande que la subespecie L. a. argenteus, y menos oscura. También tiene una mancha gris alargada en los remanentes primarios 6º, 7º y 8º, así como manchas negras sin manchas blancas en el 5º y 6º.

De todas estas especies extremadamente cercanas, la gaviota leonada, cuya área de distribución se está extendiendo actualmente hacia el norte, hacia el sur de las Islas Británicas, es la que más probabilidades tiene de ser confundida en Europa con la gaviota argéntea. Sólo se distingue de esta última por sus patas amarillas en lugar de rosadas y por un dorso gris ligeramente más intenso.

En el grupo de las gaviotas calvas, y de tamaño similar, también pueden confundirse con las gaviotas arenque; sin embargo, no tienen marcas negras en la punta de sus alas. La gaviota parda juvenil es casi idéntica a la gaviota argéntea, pero esta última tiene un área más pálida en el ala en vuelo, lo que está ausente en la gaviota argéntea joven.

Locomoción

Esta ave vuela sobre la costa en vuelo libre, con las alas extendidas y ligeramente arqueadas, la cola extendida. El vuelo batido es poderoso, con aleteos sostenidos. La velocidad media de vuelo es de unos 40 km/h. La gaviota a menudo busca su alimento caminando o a veces corriendo. Su andar es fácil, apenas camina como lo hace pato, sus pasos son anchos y sus zancadas miden más de 15 cm1.

También es un nadador bastante pobre para ser un ave marina: la mayoría de las veces se contenta con flotar o nadar en la superficie. Apenas se zambulle en busca de su presa, aunque es capaz de sumergirse parcialmente para capturar presas poco profundas.

Del plumaje juvenil al adulto

La gaviota argéntea tarda más de cuatro años en adquirir su plumaje adulto. Para ello, debe pasar por varios plumajes y mudas:

Plumaje juvenil

El plumaje juvenil reemplaza el plumón del ave y se coloca en su lugar incluso antes del primer vuelo. Este plumaje está cubierto de manchas y motas que se asemejan a escamas marrones, particularmente en la cabeza, cuello y pecho, dando al ave una apariencia mucho más oscura y marrón que la del adulto.

El pico es negro y el iris del ojo es marrón oscuro. Estas primeras plumas son de mala calidad, y la mayor parte del gasto energético se destina al crecimiento de la gaviota joven. Por lo tanto, son particularmente sensibles al desgaste y la degradación por los rayos ultravioleta, y tienden a desvanecerse con el tiempo.

Primera fase de muda

Durante el primer invierno, las plumas experimentan una primera muda, pero el plumaje permanece marcado con marrón. Unas pocas plumas más pálidas comienzan a aparecer en la cabeza, el cuello y el pecho. La base del pico comienza a tornarse rosada.

Segunda fase de muda

Durante el segundo invierno, las plumas primarias se mudan de la piel por primera vez. Este fenómeno realiza la primera muda completa del plumaje, que comenzó durante el verano. La cabeza, el cuello y el pecho, aunque más ligeros, todavía pueden tener una raya marrón fuerte en algunos ejemplares.

Varias plumas del ave están teñidas con el gris del plumaje de los adultos, en un número variable según los ejemplares de esta edad. El pico es mucho más rosado ahora, pero su punta está todavía manchada de negro. El iris a veces comienza a aclararse y se vuelve amarillo.

Tercera fase de muda

El tercer plumaje de invierno experimenta una muda completamente nueva: las plumas primarias adquieren manchas blancas, y la mayoría de las plumas del manto y de las cubiertas de las alas se vuelven grises. Las rectrices son parcialmente blancas, terminadas con una banda marrón con negro. La cabeza, el cuello y el pecho son ahora casi blancos, pero siguen siendo más o menos rayados con líneas marrones. El iris se ha vuelto amarillo, a veces todavía puntuado por la oscuridad. Las manchas negras persisten en el pico, que empieza a amarillearse.

Cuarta fase de muda

Durante el cuarto invierno, una nueva muda completa revela un plumaje casi idéntico al de un adulto. La espalda es gris, la cabeza, el cuello y el pecho son blancos, el pico amarillo y una mancha inicialmente naranja aparece cerca de la punta de la mandíbula inferior. Un pico opaco o marcado con unas pocas manchas negras, o unas pocas vetas marrones que persisten incluso en verano en la cabeza o el cuello.

Gaviota argéntea comiendo

Relaciones conflictivas

El hombre culpa a las gaviotas en general y a las gaviotas argénteas en particular de varias fechorías. En primer lugar, su impacto negativo en el entorno natural: las gaviotas argénteas compiten con otras especies de aves marinas, como el charrán común o el charrán, por los lugares de nidificación y la comida, y la presión de depredación que ejercen sobre los huevos y los polluelos puede impedir en algunos lugares cualquier intento de reproducción de sus víctimas. También causa una degradación de la flora en sus sitios naturales de anidación, por pisoteo o nitrificación.

Además tiene un impacto negativo en el medio ambiente urbano, como la contaminación acústica, la degradación o incluso la destrucción de las superficies de los edificios urbanos, las canaletas y los canales están bloqueados por los materiales de construcción de los nidos, las carrocerías de los autos, las ventanas y otras superficies sucias o incluso degradadas por los excrementos corrosivos, así como el riesgo significativo de colisión con los aviones (esta es una de las especies más comúnmente implicadas en este tipo de colisión).

El impacto negativo en la producción agrícola no es despreciable: la mielicultura, las piscifactorías y las granjas avícolas al aire libre pueden ser saqueadas por esta gaviota, y la salicultura puede ser contaminada por sus excrementos.

Amenazada por el humano

La gaviota argéntea, por otro lado, está bajo presión humana.  En el siglo XIX, fue objeto de una caza intensiva para proporcionar plumas al comercio de sombrerería, y sus huevos fueron recolectados de forma intensiva.  Hoy en día, además de chocar a veces con los aviones, es también, como todas las aves marinas, víctima de la contaminación del agua por hidrocarburos (desgasificación y vertidos de petróleo).

Esta ave se sigue cazando en Dinamarca.  Las campañas de erradicación se llevan a cabo localmente, ya sea en el caso de degradación urbana vinculada a la proliferación de gaviotas, o para proteger otras especies de aves en los sitios de anidación (por ejemplo, gaviotines).  Estas erradicaciones se llevan a cabo matando ejemplares adultos (atrapando, disparando, envenenando con cloralosa o estricnina) o esterilizando los huevos rociándolos con una mezcla de aceite y formaldehído.  Esta última acción se lleva a cabo principalmente en la costa bretona en Francia. Las acciones de intimidación pueden ser implementadas localmente; para ello, se utilizan frecuentemente las aves rapaces.

Investigación científica

La gaviota argéntea es sin duda una de las aves marinas más estudiadas del mundo. Esto se debe a la abundancia y accesibilidad de sus poblaciones en el hemisferio norte, el interés excepcional de las cuestiones de especiación planteadas por las poblaciones circumpolares de gaviotas anteriormente asociadas con su especie, además las relaciones a menudo conflictivas que su fuerte expansión ha generado con los seres humanos o con las especies protegidas.

Ernst Mayr, ornitólogo, biólogo y genetista alemán, publicó en 1940 en su artículo Fenómenos de especiación en aves su interpretación de la distribución e interfertilidad de ciertas poblaciones de gaviotas en el hemisferio norte alrededor del círculo polar. Según él, las poblaciones de gaviotas argénteas, habrían sido la especie original. Por especiación parapátrica, las poblaciones más orientales de gaviotas argénteas habrían dado a luz a la gaviota siberiana (Larus fuscus heuglini, es decir, una subespecie de la gaviota argéntea, o Larus heuglini según las clasificaciones actuales).

Esta última habría sido del mismo modo el origen de la gaviota del tipo “Birula” (algunos autores actuales la consideran como una subespecie de Larus vegae y muchos otros como una subespecie inválida), y la “Birula” habría dado a luz a la gaviota Vega. Algunas gaviotas Vega habrían colonizado Norteamérica y causado la gaviota de Hudson, luego algunas gaviotas Hudsonianas habrían colonizado Europa y habrían dado a luz a la gaviota argéntea, incapaz de reproducir con su hipotético ancestro la gaviota marrón, pero que regresó para cerrar este trayecto geográficamente hablando.

Esta teoría, enseñada durante mucho tiempo como un ejemplo arquetípico de la variación clínica en una especie, está siendo cuestionada. De hecho, estudios recientes de genética molecular sugieren que la gaviota de Hudson está genéticamente mucho más cerca de la gaviota argéntea que de otras gaviotas, lo que es incompatible con la teoría de Ernst Mayr, que sugiere que no es así.

Estudios

El estudio más famoso que le concierne está relacionado con la historia de la etología en sus primeras etapas. Se trata de los estímulos que implica la alimentación del polluelo. Ya en 1928, Oskar Heinrothnote , que estudió el crecimiento y el comportamiento de muchas especies de aves criadas en el zoológico de Berlín, observó que el polluelo de la gaviota argéntea muerde desde el pico hasta todo tipo de objetos rojos; sin embargo, interpretó este comportamiento como una señal de que la dieta natural de la especie es de naturaleza cárnica.

En 1937, Friedrich Walter Goethe fue el primero en destacar experimentalmente la importancia de la mancha roja en el pico adulto en la alimentación de los pollos y la naturaleza innata de este comportamiento. A partir de la primavera de 1947, Niko Tinbergen y sus alumnos de la Universidad de Leiden retomaron las observaciones de Goethe y las profundizaron en la isla de Terschelling.

Utilizando señuelos (cabezas artificiales de gaviota adulta cuyas características modifica según hipótesis), confirma la naturaleza innata del comportamiento y consigue, tras una impresionante serie de experimentos, identificar siete estímulos principales que desencadenan la solicitud del polluelo:

  • La forma del pico (preferiblemente larga y delgada, es decir, que corresponde más a la forma vista desde abajo que desde un lado)
  • El movimiento de la cabeza de los padres
  • La distancia al suelo
  • Posición del pico (debe apuntar hacia abajo)
  • La proximidad del pico al polluelo
  • Presencia y el color de la mancha en el pico del adulto (preferiblemente rojo, pero otros colores funcionan casi igual de bien, ya que el polluelo golpea esta mancha con su pico, provocando regurgitación en el padre)
  • El contraste de la mancha con el pico.

Más allá de las críticas que ha suscitado a lo largo de los años, este estudio ha tenido un profundo impacto en el origen de la etología moderna. Sigue siendo un gran clásico, citado en la mayoría de los libros dedicados a esta disciplina.

Variedad de patas amarillas

Al menos en la parte suroeste del Mar Báltico y sus alrededores, la gaviota argéntea europea (Larus argentatus) puede verse con las patas amarillas. Esta no se considera una subespecie, ya que se reproducen regularmente con gaviotas argénteas de patas grises o de color carne. La descendencia puede tener las patas amarillas o de color normal. No debe confundirse con el Larus michahellis de patas amarillas, que es más común en el área mediterránea, pero las aves solitarias pueden alcanzar más mares del norte.

Gaviota argéntea en su hábitat

La gaviota argéntea en la cultura

Aunque esta especie se confunde muy comúnmente con otras especies de gaviotas, pero también con otros géneros de gaviotas e incluso con otras aves marinas, no hay casi ninguna referencia cultural a esta especie en particular.

Sin embargo, ha estado específicamente representada en sellos emitidos por varios Estados, como Alderney en 1983 y 2007, Camboya en 2000, Finlandia en 1974, Francia en 1947, Gran Bretaña en 1997, Guernsey en 2005, la Isla de Man en 1983, 1991 y 1994, Jersey en 1998, 2003 y 2004, Liberia en 1999, Liechtenstein en 1939, los Países Bajos en 1961, 2003 y 2007, Polonia en 1976, Sierra Leona en 2000, Suecia en 2001 y Tanzania en 1999. También se ha hablado de una gaviota de Aberdeen, llamada Sam, por su hábito de entrar regularmente en una tienda para robar una bolsa de Doritos.

Tasas de supervivencia y longevidad

La tasa de supervivencia al nido de los polluelos es baja, alrededor del 30%. Los polluelos de las gaviotas argénteas son presa de zorros y rapaces, pero también de gaviotas marinas cuando éstas anidan cerca, o a veces incluso de adultos de la misma especie.

Después del auge y hasta los 4 años de edad, la tasa de supervivencia es mayor entre los jóvenes y alcanza el 63%; a partir de entonces, la tasa de supervivencia entre los adultos aumenta hasta aproximadamente el 85% en los machos y el 99% en las hembras.

Las gaviotas argénteas comienzan a reproducirse a partir del cuarto año para los machos y del quinto año para las hembras. Su vida media es de 12 años, pero un ejemplar anillado, atrapado accidentalmente en una red de pesca en los Países Bajos, murió a la edad de 34 años y 9 meses. Los ejemplares domesticados pueden vivir aún más tiempo: Paul Géroudet cita el ejemplo de una gaviota argéntea que ha alcanzado la edad de 49 años.

Etimología

El término Larus proviene del griego antiguo λαρος, láros, “gaviota, ave marina“. La palabra gaviota proviene de la palabra bretona gouelan, que se refiere a este pájaro, una palabra derivada del gouelañ, “llorar“, que es una alusión a sus gritos lastimeros. Los términos argentatus y plata significan lo mismo y ambos se refieren al color del manto del ave.

Anatomía de la Gaviota argéntea

Sistemática

Esta especie fue descrita por primera vez en 1763 por Erik Pontoppidan, un teólogo y zoólogo danés, en su libro Den Danske Atlas eller Konge-Riget Dannemarknote. La gaviota argéntea forma parte de un complejo de especies separadas basadas en estudios de genética molecular: la gaviota vega, asiática, la gaviota póntica, que anida desde el Mar Negro hasta Kazajstán, la gaviota leucófea, principalmente mediterránea, y la gaviota hudsoniana, presente en América del Norte, formaban parte de la especie de la gaviota argéntea.

Actualmente, las especies mencionadas han sido excluidas de la especie Larus argentatus y ahora son especies por derecho propio.  Esta división de la especie no es reconocida por todos los autores, y algunos todavía incluyen en Larus argentatus dos poblaciones: las de Norteamérica (bajo el nombre Larus argentatus smithsonianus) y las de Asia (bajo el nombre Larus argentatus vegae).

La separación de las gaviotas leucopéyicas y las pontas es mucho más aceptada. La taxonomía de las gaviotas argéntea ha permitido a Ernst Mayr avanzar en su teoría sobre la variación clínica de las especies, que se detalla a continuación.

Subespecies pertenecientes a la especie Larus argentatus

  • Larus argentatus argenteus (Pontoppidan, 1763): Vive en Europa Occidental e Islandia. La banda marrón con negro en la punta del ala es bastante grande y se extiende desde el primer hasta el quinto remanente primario, pero es muy pequeña o está ausente en el cuarto remanente primario; la marca blanca en la punta de los remanentes se ensancha desde el remanente primario número 5 hasta el remanente primario número 1.
  • Larus argentatus argentatus (C.L. Brehm, 1822): Se reproduce en Escandinavia y el Mar Báltico, se caracteriza por un plumaje invernal más pronunciado, un color del manto ligeramente gris más oscuro que el de la subespecie plateada y una franja marrón con negro menos extensa en la punta del ala (reducida en el tercer remanente, ausente en el cuarto y muy reducida en el quinto). También tiene un tamaño ligeramente mayor, con un pico ligeramente más fuerte. Algunos ejemplares del Báltico tienen a veces patas ligeramente amarillentas, lo que ha llevado a algunos autores a querer distinguir una tercera subespecie, Larus argentatus omissus (Pleske 1928), pero esta última se considera generalmente inválida.

Larus argentatus smithsonianus (Gaviota Hudsoniana) y Larus argentatus vegae (Gaviota Vega) son consideradas como especies separadas por Alan Peterson y el Congreso Ornitológico Internacional. La subespecie Larus argentatus smithsonianus sigue siendo reconocida por Howard & Moore (3ª edición, revisión 2009) y Clements (6ª edición, revisión 2009).

La Asociación de Comités de Rarezas Europeas reconoce seis especies:

  • Larus argentatus argentatus (Gaviota argéntea europea)
  • Larus argentatus smithsonianus (Gaviota argéntea americana)
  • Larus argentatus cachinnans (Gaviota del Caspio)
  • Larus argentatus michahellis (Gaviota de patas amarillas)
  • Larus argentatus vegae (Gaviota de Vega)
  • Larus argentatus armenicus (Gaviota armenia)

Dibujos e Ilustraciones de la Gaviota argéntea

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here