Cárabo común

179

El cárabo común (Strix aluco) es un búho grande y mediano que se encuentra comúnmente en los bosques de gran parte de Eurasia. Sus partes inferiores son claras con vetas oscuras, y las superiores son marrones o grises. El nido se encuentra típicamente en un agujero de árbol donde puede proteger sus huevos y crías contra depredadores potenciales.

Esta rapaz nocturna caza principalmente roedores, generalmente cayendo de una percha para apoderarse de sus presas, que traga enteras; en las zonas más urbanas su dieta incluye una mayor proporción de aves. Las adaptaciones visuales y auditivas y el vuelo silencioso ayudan en la caza nocturna.

Aunque muchas personas creen que este búho tiene una visión nocturna excepcional, su retina no es más sensible que la de un humano y sus orejas asimétricas son la clave para su caza, ya que le proporcionan una excelente audición direccional.

Cárabo Común

El Cárabo Común (Strix aluco) es un búho de tamaño moderado con una propagación desde Europa hasta el oeste de Siberia e Irán. También se encuentra en el sudeste asiático. En Europa Central, el cárabo común es más usual que el búho chico, y sólo falta en zonas con pocos árboles.

Como zona de cría, el cárabo común necesita paisajes ricamente estructurados en los que los bosques y los grupos de árboles se alternan con zonas abiertas. Es un criador de cuevas, que cría junto a las cuevas de los árboles también en agujeros en las paredes, cuevas en las rocas, así como en los áticos. Prefiere comer ratones, pero puede cambiar su dieta a aves pequeñas si no hay suficientes ratones.

Característico de este tipo de búho crepuscular y nocturno es una forma penetrada con cabeza redonda y un color de plumaje similar al de la corteza. De septiembre a noviembre, así como a principios de la primavera, el canto del precinto del macho se escucha a lo lejos. El cárabo además era el ave del año 2017 en Alemania.

Precioso Cárabo común (Stirx aluco)

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Strigiformes

Familia: Strigidae

Género: Strix

Especie: Strix aluc

Hábitat y distribución

El cárabo común habita en los bosques caducifolios y mixtos de las zonas templadas y mediterráneas del Paleártico hasta el borde sur de los bosques boreales de coníferas. La propagación del ejemplar de los bosques es disyuntiva, se produce en dos áreas espacialmente separadas en Europa y Asia Oriental.

El área de distribución occidental se extiende desde Europa Occidental y el noroeste de África hasta Irán y el oeste de Siberia. La pequeña área de distribución oriental comprende las repúblicas de Asia Central (excepto Turkmenistán), así como Afganistán y el norte de Pakistán. Le sigue un área que se extiende sobre el Himalaya hasta China y Corea, y que está poblada por el cárabo común en cercano Himalaya.

El cárabo común es un ave de las tierras bajas en las regiones más frías de su área de distribución. En Escocia se reproduce a altitudes de hasta 550 metros sobre el nivel del mar. En los Alpes se encuentra en altitudes de hasta 1800 y en Turquía a 2350 metros. Una subespecie, que ahora se cuenta entre los búhos del Himalaya, se reproduce en Birmania a una altitud de 2.800 metros sobre el nivel del mar.

Los Cárabos comunes son aves distintivas, que no salen de su recinto también en invierno. Sólo los jóvenes migran en diferentes direcciones tan pronto como están plenamente desarrollados. El tiempo de dispersión de los pichones coincide con la estación de apareamiento de otoño de los búhos del bosque.

Los pájaros padres expulsan a la cría de su recinto en este tiempo. La mayoría de los jóvenes cárabos se instalan cerca del recinto de los padres. Las distancias de dispersión difieren según la situación geográfica. Mientras que los búhos forestales juveniles en Suiza o Alemania tienen una distancia media de 6 km, los cárabos forestales finlandeses juveniles tienen una distancia media de 17 km a su área de cría.

Aunque el cárabo común  prefiere los antiguos bosques caducifolios y mixtos, también se encuentra frecuentemente en los bosques de coníferas y en el paisaje cultural. El cárabo común es básicamente muy adaptable y, por ejemplo, se reproduce donde hay cuevas de conejos en el paisaje de dunas de árboles bajos de los Países Bajos, además de poblar hábitats urbanos.

Los cárabos también se reproducen en parques, cementerios y avenidas, así como en jardines con árboles viejos. Si permanece intacto, se cría también en proximidad directa a los humanos. Por lo tanto, vive y frecuenta con relativa frecuencia a las crías en graneros o en las chimeneas de las casas antiguas.

Distribución del Cárabo común

Características

Faltan orejas de plumas como las del búho chico. El velo de la cara tiene un marco oscuro y es predominantemente monocromático beige-marrón. Sobre el velo de la cara, hay dos estrías de color blanquecino, que se destacan especialmente con los morfos de color oscuro.

Imágenes del Cárabo Común (Strix aluco)

Colores

El pico grueso es fuertemente curvado y generalmente amarillo azufre con un color de cuerno a gris claro en la base del pico. La piel de cera se ve hinchada y ligeramente verdosa. El iris es entre negro y marrón, la pupila es entre azul y negro. Los párpados son calvos y de color rojo pálido. Las garras son grises en su raíz, luego cambian a un color marrón cuerno y terminan en una punta negra.

Las lechuzas se encuentran en Europa Central en diferentes colores de morfología. Este va de un gris a un marrón a un marrón oxidado. La coloración básica del plumaje no está determinada ni por la edad ni por el sexo, cuánto tiempo se asumió. Representa más bien una adaptación a diferentes hábitats. Los diferentes ejemplares con colores morfológicos pueden vivir en la misma área y también se aparean entre sí. Las parejas con diferentes coloraciones básicas frecuentemente también tienen jóvenes con ambas variantes de color.

El plumaje está muy suelto y permite que el Cárabo parezca más grande de lo que es en realidad. La parte superior del cuerpo es generalmente más oscura que la parte inferior. El plumaje muestra un buen camuflaje de corteza: Los hombros y las alas tienen manchas brillantes, que actúan como manchas solares en la semioscuridad del bosque e incrementan el camuflaje con él.

Un color de plumaje comparable con manchas de gota también se encuentra en otras aves como el búho enano, los torcecuellos, el gavilán y el chotacabras europeo o chotacabras gris, que permanecen en la proximidad de los troncos preferentemente durante el día. Las plumas de la parte superior del cuerpo tienen rayas verticales ramificadas lateralmente.

Este movimiento es más denso, especialmente en la parte posterior y en la parte superior de la cola, de modo que el plumaje se ve más lavado aquí. Las plumas de las alas son de color marrón, con bandas cruzadas blanquecinas en el exterior y marrón pálido en el interior.

Colores de los polluelos

Los polluelos recién nacidos son densos y relativamente cortos, de color blanco grisáceo. También las patas están cubiertas con unas densas plumas lanosas, que llega hasta las garras. Sólo en la parte trasera del cuerpo no hay plumas. La piel de cera sigue siendo de color carne en estos polluelos. Rápidamente se convierte en un rosa grisáceo con una base rosa. Los ojos están cerrados al principio y sólo se abren entre el 8º y 11º día de vida.

A partir del 14º día de vida, las primeras plumas aparecen en la parte posterior, con un patrón ondulado. Dependiendo de la morfología del color, estos y el plumaje intermedio de aspecto lanoso son de color marrón pálido o blanco grisáceo y presentan una banda densa de color marrón, gris o marrón óxido.

Es relativamente inusual que a esta estría cruzada le siga un plumaje longitudinal de adulto rayado.  A las seis semanas de edad aproximadamente, se produce la siguiente muda, en la que se cambian todas las plumas excepto las plumas de la cola, las alas y las grandes mantas de las alas. El desarrollo de esta vestimenta se termina con apenas cinco meses. Los polluelos se parecen mucho a las aves adultas, sin embargo, se pueden distinguir claramente sobre la base de la muda.

Tamaño y peso

El cárabo común alcanza una longitud corporal de 40 a 42 centímetros y pesa entre 330 y 630 gramos. Las hembras tienden a ser más pesadas que los machos, y el peso medio de las hembras capturadas en Alemania es de 560 gramos, mientras que los machos son 120 gramos más ligeros. El físico es compacto, la cabeza parece grande en proporción al tamaño corporal.

Canto

Los cárabos comunes tienen un amplio repertorio sonoro, cuyas llamadas individuales varían mucho en volumen y timbre. Por otro lado, los polluelos  tienen muy pocos laúdes instrumentales. El vuelo es silencioso y poseen un sólo sonido de excitación agresiva.

La reputación típica del cárabo común del bosque es el aullido “Huh, Huhu, Huuuh”, que se escucha sobre todo durante el periodo de cortejo, aullido que es emitido por el macho. En esta llamada, un huuuuu estirado es seguido por un huuu empujado después de un breve descanso, y al final del verso un tono de dos o tres segundos de duración.

La duración y forma del verso depende del estado de excitación del búho. Los machos, cuyos llamados son individualmente tan característicos que pueden ser distinguidos por ellos, llaman tanto sentados como volando sobre una rama o percha. El repertorio de llamadas del macho también incluye un trino wu – wu – wu, que puede ser escuchado especialmente cuando muestra el agujero del nido a la hembra e inmediatamente antes de aparearse.

La hembra da un “Kuwitt” áspero, sonido solo de sí misma. Esta reputación se escucha con especial frecuencia en el cortejo si los machos y las hembras llaman alternativamente. También el mochuelo europeo y el mochuelo boreal tienen un tono de “Kuwitt” en sus respectivos de cantos y sonidos.

 Sin embargo, el “Kuwitt” de los cárabos comunes es más agudo; desde la percha o una rapa, esta tonalidad también se oye ocasionalmente. Indica su ubicación con este sonido, sin embargo, deja escucha este sonido de vez en cuando incluso en los duelos de tonos con la hembra.

A medida que aumenta la edad, este sonido se transforma en un “Kszik” ronco y, más tarde, en un “Pitjäh”, que a su vez se transforma en un “Kewick”, que finalmente se convierte en el “Kuwitt” de los cárabos comunes adultos.

Audio del Cárabo común

Visión

Los ojos del cárabo común están situados en la parte frontal de la cabeza y sus campos de visión se superponen entre un 50 y un 70%, lo que le proporciona una mejor visión binocular que las aves rapaces de día, donde esta superposición no excede del 30% al 50%.

La retina del cárabo común tiene alrededor de 56 mil bastones sensibles a la luz por milímetro cuadrado, y aunque la hipótesis de que el animal pudiera ver en la parte infrarroja del espectro electromagnético ha sido rechazada, todavía se dice a menudo que el cárabo común tiene una visión de 10 a 100 veces mejor que la de los humanos en condiciones de poca luz. Finalmente, los humanos y los cárabos alcanzaron el límite de resolución retiniana en los vertebrados terrestres.

Las adaptaciones a la visión nocturna incluyen un gran tamaño de ojo, su forma tubular, un gran número de varillas agrupadas en la retina y la ausencia de conos, ya que las varillas tienen una mayor sensibilidad a la luz.

Estas barritas contienen sólo unas pocas gotas de lípidos, cuya presencia reduciría la intensidad de la luz. A diferencia de las rapaces diurnas, los cárabos comunes suelen tener sólo una fóvea, que está poco desarrollada, excepto entre los cazadores diurnos, como los búhos de orejas cortas.

Audición

La audición es importante para las rapaces nocturnas y, al igual que otros estrigiformes, el cárabo común tiene dos orejas de estructura diferente y están colocadas asimétricamente para mejorar la audición direccional. Un “paso” a través del cráneo conecta los tímpanos, y las pequeñas diferencias de tiempo en la llegada del sonido a cada oído ayuda a localizar la fuente.

La abertura del oído izquierdo es más alta en la cabeza que en el oído derecho, que es más grande y se inclina más hacia abajo, mejorando la sensibilidad a los sonidos de abajo. Las dos aberturas de las orejas están ocultas debajo de las plumas del disco facial, que está estructuralmente diseñado para ser “transparente” al sonido, y está sostenido por un pliegue de piel móvil.

La estructura interna del oído, que cuenta con un gran número de neuronas dedicadas a la audición, proporciona al animal una mejor capacidad para detectar sonidos de baja frecuencia a distancia, como el crujido causado por el movimiento de las presas en la vegetación. El oído del cárabo es diez veces mejor que el de un ser humano, y sólo puede cazar usando este sentido en la oscuridad de un bosque bajo un cielo nublado.

Sin embargo, el ruido de las gotas de lluvia que golpean el suelo o la vegetación interrumpe la detección de sonidos suaves, y un tiempo húmedo prolongado puede provocar hambruna al impedir que el animal cace eficazmente.

Vuelo

Las alas del cárabo común son bastante cortas, anchas y redondeadas en comparación con otras especies de búhos; la envergadura es de hasta 96 cm. Los ejemplares del bosque son ágiles voladores que maniobran de forma segura y rápida incluso en masas arbóreas densas.

En comparación con el búho chico, su patrón de vuelo es más plomizo, de cola más larga y de alas más anchas. Los cárabos comunes  vuelan con aleteos rápidos de sus alas. El vuelo básicamente recto es interrumpido una y otra vez por fases de deslizamiento más largos.

Fotos del Cárabo común

Alimentación

El cárabo común es predominantemente nocturno, este ejemplar suele pasar el día en un sitio protector, que sólo deja en caso de mal funcionamiento o de frío extremo. Su fase de actividad se inicia aproximadamente a la hora del atardecer, y su  área de cría suele estar integrada en el área de caza.

El tamaño de la zona de caza varía en función de la riqueza estructural de la zona, del número de animales de presa y de la disponibilidad de un número correspondiente de escondites. Por lo tanto, los territorios pueden tener un tamaño de sólo ocho a doce hectáreas, pero también cubren un área de 65 a 75 hectáreas. Un cárabo común suele utilizar un territorio que ha conquistado durante el resto de su vida. La familiaridad con el recinto es un prerrequisito esencial para sobrevivir también con las fluctuaciones de continuidad de los animales saqueadores más importantes.

La caza suele realizarse en vuelos de búsqueda que son casi silenciosos a lo largo de los bordes o senderos del bosque, así como en prados y campos cercanos a los bosques. Si oye los silbidos suaves de los ratones, suele reaccionar con un cambio brusco de dirección y vuela hacia la fuente de sonido.

Si la cacería no tiene éxito, por lo general vuela a zonas de espera, lo que le permite tener una visión general de los lugares más ricos en botines de su precinto. Estos controles de asiento se encuentran a menudo a una altura de entre cincuenta y setenta centímetros sobre el suelo y permanecen en ellos hasta una hora.

La caza de asiento y de vuelo generalmente se alternan varias veces durante la noche. El requerimiento alimenticio de un cárabo es de unos 60 a 70 gramos diarios. Esto corresponde a unos cuatro ratones de campo y la temporada de caza termina al amanecer.

El espectro alimenticio del cárabo común es muy amplio. La composición depende del suministro respectivo de animales de presa. En los años en que los ratones son buenos, la comida consiste en gran medida en ratones de campo y ratones reales. El cárabo común puede vencer a la presa en función de su peso corporal. Por lo tanto, también golpea conejos y ardillas.

Un estudio británico mostró que en los meses de verano las ratas migratorias juegan un papel importante en la dieta de los cárabos comunes del bosque. En promedio, las aves representan alrededor del 15 por ciento de su espectro de presas. En el caso de las lechuzas forestales que viven en hábitats urbanos, la proporción de aves en la alimentación es generalmente mayor.

Los estudios han demostrado que el 70,7 % de las poblaciones de cárabos comunes que viven en la zona urbana de Berlín se alimentan de aves y el 29,3 % de pequeños mamíferos y ranas. En casos excepcionales, estas lechuzas forestales viven casi exclusivamente de la caza de aves. Durante la caza de vuelo, los cárabos del bosque buscan los lugares donde duermen las aves pequeñas de otras aves y las llevan al borde para hacerlas caer a través de golpes de alas repentinos.

Estas aves que se reproducen en cuevas, se apoderan de la cueva con la ayuda de sus largas patas, en Europa Central, se cuentan hasta 100 tipos de aves, que son golpeadas por el cárabo común. Además, sin embargo, se comen prácticamente todos los animales de tamaño adecuado que existen en el hábitat respectivo, es decir, musarañas, ranas, peces, escarabajos o lombrices de tierra.

El cárabo común localiza las lombrices de tierra principalmente de forma acústica, ya que permanece inmóvil en un lugar durante diez minutos. Si los gusanos salen de sus escondites, los agarra con su pico y los saca completamente de donde se encuentran.

Si el cárabo común captura un ratón, lo amasa primero entre las garras y luego lo devora en su totalidad con la cabeza por delante. Las presas más grandes, así como el alimento para los polluelos, son triturados. Si la comida se atasca en la faringe con el bucle hacia abajo, se saca de nuevo con una de las garras.

Vídeo del Cárabo común

Apareamiento y reproducción

Los cárabos comunes generalmente son sexualmente maduros en el período reproductivo después de la eclosión. Se aparean de por vida y son aves monógamas en principio. Con la pérdida de una pareja, el ave superviviente permanece en el recinto de cría independientemente del sexo y se aparea de nuevo con uno de los ejemplares que se encuentran merodeando sin dirección. El recinto de una pareja es defendido por la pareja durante todo el año. Sus límites apenas cambian con el paso de los años.

La relación de pareja se afloja después de la crianza de los polluelos, y de junio a octubre las lechuzas pasan el día en diferentes lugares de descanso. La primera temporada de apareamiento en octubre y noviembre, a menudo conocida como la temporada de reproducción o la temporada de apareamiento en otoño, sirve para reunir a las parejas de una pareja existente o para encontrar una nueva pareja cuando una de las aves de la pareja ha muerto.

El comienzo de esta temporada de apareamiento se indica por los crecientes llamados de los cárabos comunes. Con el aumento de la relación de pareja, los cárabos comunes visitan los puestos de descanso más cercanos entre sí y ocasionalmente ya descansan en el mismo lugar del día.

En diciembre las llamadas disminuyen y aumentan de nuevo a partir de enero. En marzo, el cortejo alcanza su segundo clímax, con el que se puede escuchar el canto de los cárabos casi todas las noches, además los cárabos comunes suelen llamar o emitir sonidos en el cortejo. Las llamadas terminan cuando la pareja se encuentra en un punto de encuentro común.

En los primeros días los cárabos comunes todavía evitan un toque mutuo y repelen a su pareja con sonidos chillones y silbidos. Cada vez más, toleran la proximidad entre sí y se arrastran de vez en cuando la cabeza y el plumaje del cuello.

Lugar de nidificación

La selección del lugar de nidificación comienza en el momento de la temporada de apareamiento alta y continúa en el momento de la cópula. Según observaciones del ornitólogo Manfred Melde, el macho selecciona las cuevas de nido adecuadas y, aferrándose al borde de la cueva del nido, llama a la hembra con un ala que aletea. La hembra hace la elección final del sitio de anidación.

El lugar de anidación, se trata generalmente de cuevas de árboles, de vez en cuando también cuevas de roca, así como viejos agujeros y nidos antiguos de otros pájaros. También se supone que hay criaderos adecuados en edificios, casas o agujeros para anidar artificiales.

Tan pronto como la hembra se ha decidido por una cueva de cría, comienza a limpiarla y a eliminar el material del nido posiblemente ensuciado por estorninos o ardillas. El cárabo común pone sus huevos directamente en el suelo de la cueva de cría. Ya antes de la puesta de huevos, la hembra no caza más.

En la zona de dispersión meridional, los cárabos comunes comienzan a reproducirse a partir de febrero. En Europa Central, por lo general se reproducen a partir de marzo. En el área de la ciudad, sin embargo, los reproductores forestales comienzan su periodo de cría hasta un mes antes; también aíslan las “crías de invierno” entre noviembre y enero, por lo que inmediatamente después de la estación de apareamiento de otoño, están ocupadas.

Huevos

El nido suele estar formado por dos y hasta cuatro huevos. Sin embargo, las nidadas también pueden mostrar sólo un huevo o hasta siete huevos. Los huevos son de forma elíptica a fusiforme y miden un promedio de 46,7 x 39,1 milímetros; su piel es lisa y brillante. Ocasionalmente el cuenco muestra pequeños nódulos o surcos longitudinales.

La puesta del huevo suele ser nocturna, además la puesta de todos los huevos tiene una duración de entre dos y cuatro días. Los cárabos comunes crían una sola nidada al año, sin embargo, si hay una pérdida de embrague, habrá un embrague adicional.

Polluelos

El período medio de incubación es de 28 a 30 días, solamente la hembra calienta los huevos. Los machos eclosionan en los intervalos en los que el huevo fue puesto. El polluelo recién nacido pesa aproximadamente 28 gramos en promedio y sigue siendo completamente ciego durante los primeros nueve días de vida.

La madre alimenta a los polluelos durante los primeros diez días y los alimenta con pequeñas partes de los animales que fueron cazados. La manera de alimentarse difiere claramente de la de otros pájaros, y los pichones son alimentados durante sus días de vida, mientras que se sientan bajo el vientre de la madre. Sin embargo, la hembra baja la cabeza profundamente en esa ocasión, permanece sentada sobre el polluelo.

Los machos y también las hembras a partir del décimo día de vida llevan grandes cantidades de alimento durante la etapa de nidificación. Estos se colocan alrededor del hueco del nido. Especialmente en los primeros días de anidación, cuando las aves jóvenes no comen mucho todavía, la cantidad de alimento puede superar con creces la demanda.

Se conoce un caso en el que cuatro cárabos comunes jóvenes se sentaron sobre una capa de 38 ratones de campo y la cueva en un año era rica en ratones. Los pichones salen de la cueva de cría en un período de 29 a 35 días. Cuando saltan de la cueva, muchos cárabos comunes caen al suelo. Luego, tratan de llegar a un matorral o a un árbol de brezo continuamente, al que pueden trepar.

Los polluelos son cuidados por los padres, en una edad de aproximadamente 50 días, son capaces de seguir a la madre ya has 40 a 50 metros volando. A partir de aproximadamente 70 días, vuelan en un radio de 200 metros alrededor de la zona de nidificación.

Hasta aproximadamente a los 100 día de vida es que son cuidados por los padres. En el cuarto mes de vida, la distancia, en la cual permanecen del lugar de cría, aumenta. Sus movimientos migratorios no están dirigidos. La mayoría de los cárabos comunes anillados en los primeros meses de vida se encuentran a una distancia de 20 kilómetros.

Defensa de los polluelos

Las aves adultas defienden rigurosamente tanto al nido como a los polluelos. También atacan a las personas que se acercan demasiado a las crías. Los seres vivos percibidos como alborotadores suelen ser atacados por detrás sin previo aviso en un vuelo directo y silencioso. Con el ser humano, el cárabo común padre toca la cabeza y el área de los hombros con alas y garras en esa ocasión.

Los ataques terminan sólo si observa que la amenaza se retira de nuevo del recinto. Los ataques pueden causar laceraciones sangrantes. Una de las víctimas más conocidas de un ataque de cárabo es el fotógrafo británico Eric Hosking, que fue tan severamente atacado por cárabo común cuando tomaba fotos cerca de la cueva de anidación que perdió un ojo.

Nidos, Huevos y Crías del Cárabo común

Estado de conservación

El área de distribución del cárabo común cubre al menos 10 millones de kilómetros cuadrados. Las encuestas a gran escala de este tipo son metodológicamente difíciles; para las poblaciones de áreas más extensas sólo existen estimaciones aproximadas.

Según la UICN, la población europea en 2006 comprendía entre 500.000 y 1.000.000.000 parejas reproductoras, por esta razón el cárabo común no es un ejemplar que se encuentra en peligro de extinción. También se supone que las poblaciones han permanecido estables durante las últimas tres décadas.

Se pueden encontrar grandes poblaciones en Francia (100.000 parejas reproductoras), España (530.000 parejas reproductoras), Rusia (100.000 parejas reproductoras) y Polonia (70.000 parejas reproductoras).

La población de Alemania se estima en unas 64.000 parejas reproductoras. En Bélgica, los Países Bajos, Noruega y Ucrania, el cárabo común ha ampliado su área de distribución. Se han observado disminuciones de las existencias en Finlandia, Estonia, Italia y Albania.

El cárabo común está totalmente protegido en Francia desde 1976. Por lo tanto, está prohibido destruir, mutilar, capturar o retirar, perturbar intencionadamente o naturalizar, así como destruir o retirar huevos y nidos y destruir, alterar o degradar su medio ambiente. Vivo o muerto, también está prohibido transportar, vender, vender, usar, retener o comprar.

Curiosidades

El cárabo común es uno de los búhos más extendidos en Europa, con una población estimada de casi 198.000 parejas. Sus lugares favoritos son las zonas forestales y agrícolas, los parques plantados de árboles viejos, los grandes jardines, los cementerios arbolados y, a veces, incluso las avenidas de la ciudad.

Es más bien un ave de tierras bajas, pero tiene una buena capacidad para adaptarse a las condiciones de su hábitat; así es como se puede encontrar hasta los 3.800 m en Pakistán y el noreste de la India.

Vive en pareja, la mayoría de las veces en el bosque, pero también en los jardines de las ciudades. Es un depredador nocturno que caza al acecho, basándose principalmente en su oído altamente desarrollado para la detección de sus presas, casi exclusivamente de noche, poco después de la puesta del sol hasta antes de la salida del sol, excepto durante el período de cría, cuando comienza antes.

No siendo difícil, se alimenta de pequeños roedores, murciélagos, peces, ranas, serpientes, pájaros pequeños e insectos grandes. Su presa más grande es el conejo silvestre, la mayoría de las veces conejos juveniles. En la ciudad, puede comer palomas.

El nido de esta ave suele estar en un agujero en la corteza de un árbol y protege a los huevos y a las crías de posibles depredadores. Esta lechuza no emigra y da gran importancia a su territorio. Muchas aves jóvenes mueren de hambre si no pueden encontrar territorio libre una vez que termina la protección de sus padres.

El hombre y el cárabo común

El cárabo común es relativamente poco observado por los humanos debido a su vida nocturna y crepuscular activa. Por otra parte, la reputación de ave nocturna es conocida por mucha gente, ya que a menudo se utiliza en las películas para acompañar el ambiente nocturno. William Shakespeare ya citó la reputación característica en el Acto 5, Escena 2 del Trabajo del Amor Perdido.

Las llamadas descritas por Shakespeare, sin embargo, son el dueto de un par de cárabos comunes. La hembra llama “Kuwitt” y el macho responde con “Hu”. Esta llamada, que también se oye en el búho pétreo y en la lechuza de los urogallos, se interpreta en la creencia popular como “venida ” del “pájaro de la muerte” no amado.

NABU y LBV eligieron al cárabo común como ave del año 2017, en representación de todas las especies de búhos, para promover la conservación de árboles viejos con cuevas en bosques o parques y para crear un público más amplio para las necesidades de los animales que habitan en las cuevas.

Imágenes Anatómicas del Cárabo común

Causas de mortalidad

Los depredadores del cárabo común incluyen otras especies de búhos como el búho real, así como aves rapaces como el azor y el ratonero. Las martas saquean ocasionalmente nidos, y se han descrito algunos casos en los que la grajilla construyó sus nidos sobre una hembra reproductora de cárabo, lo que provocó su muerte y la de sus crías.

Según los resultados de un estudio danés, el zorro rojo es también un depredador importante del cárabo. 36 por ciento de las muertes fueron de ejemplares antes de ser aptos para el vuelo.

La tasa de mortalidad está sujeta a las fluctuaciones estacionales: De 100 jóvenes de cárabos comunes, que abandonan su cueva de cría en abril, 86 sobreviven a la fase previa a su independencia. En contraste, sólo 42 de los 100 cárabos comunes que salen de su cueva de cría en junio sobreviven a esta fase de desarrollo.

Las aves adultas muestran un aumento en la tasa de mortalidad en abril y mayo, lo que probablemente se debe al aumento de las actividades y a la fuerte búsqueda de alimento para los jóvenes en crecimiento. La edad más alta determinada hasta ahora para un cárabo común silvestre anillado como descendiente era de 18 años y ocho meses. El cárabo común silvestre más antiguo de Suiza era incluso de 21 años y 11 meses, lo cual era ciertamente una excepción, como lo demuestran los hallazgos de los anillos. Un cárabo común cautivo alcanzó una edad de 22 años.

Sistemática

El cárabo común fue descrito científicamente por primera vez en 1758 por Carl von Linné en su Systema naturae. La especie sigue llevando el nombre científico que se le dio en esa época. El cárabo común pertenece al género Strix, que a su vez pertenece a la familia Strigidae. Aparte de los búhos del establo, esta familia incluye a todos los búhos del mundo.

Los búhos halcones, los búhos reales norteamericanos y los búhos palidos son considerados los parientes más cercanos del bosque. El búho pálido, que habita en las regiones montañosas y desérticas de la Península Arábiga y el Sinaí, fue considerado durante un tiempo como consustancial al cárabo común. El Strix intermedia que se da en el Pleistoceno Antiguo al Pleistoceno Medio se clasifica ocasionalmente como el antepasado directo del cárabo común.

Se han descrito entre 10 y 15 subespecies diferentes de cárabo. Hoy en día, once subespecies, son generalmente reconocidas, tres de las cuales se cuentan como Búho del Himalaya (Strix nivicolum) en la literatura reciente.

Subespecies pertenecientes a la especie Strix aluc

Las subespecies del Strix aluc que son los siguientes:

  • Strix aluco aluco (Linnaeus, 1758): Europa Central.
  • Strix aluco sylvatica (Shaw, 1809): Islas Británicas, Francia, Península Ibérica.
  • Strix aluco mauretanica (Witherby, 1905): África del Norte.
  • Strix aluco sibiriae (Dementiev, 1933): Urales y Siberia Occidental.
  • Strix aluco willkonskii (Menzbier, 1896): Cáucaso e Irán del Norte.
  • Strix aluco sanctinicolai (Zarudnyi, 1905): Iraq.
  • Strix aluc ma (H. L. Clark, 1907): Noreste de China y Corea.
  • Strix aluc harmsi (Zarudny, 1911): Turkmenistán.
  • Strix aluc siberiae (Dementiev, 1933): Rusia Central desde los Urales hasta Siberia Occidental.
  • Strix aluc yamadae (Yamashina, 1936): Taiwán.

Dibujos e Ilustraciones del Cárabo común

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here