Búho Chico

577

El búho chico (Asio otus), también conocido como búho chico del norte, es una especie de búho que se reproduce en Europa, Asia y Norteamérica.  Esta especie forma parte del grupo más grande de búhos conocido como búhos típicos, de la familia Strigidae, que contiene la mayoría de las especies de búhos.

El otro grupo de búhos son los búhos de las granjas, la familia Tytonidae. El nombre científico de esta ave es del latín, el nombre del género Asio es un tipo de lechuza, y otus también se refiere a una lechuza pequeña.

Búho Chico

El búho chico (Asio otus) es una especie de ave que pertenece a la familia de los búhos (Strigidae). Es uno de los búhos más comunes en Europa Central. El plumaje del búho chico está punteado y manchado de negro-marrón sobre marrón claro hasta razón ocre-amarillo.

Las garras y los brazos basculantes son claramente de banda cruzada oscura. Generalmente, los tonos oscuros, marrón-rojizo predominan en las hembras. Los machos son algo más claros en comparación con las mismas en su coloración razonable.

La coloración del plumaje sirve al camuflaje; las aves que descansan en las ramas apenas se descubren. Los ojos están protegidos por un párpado superior e inferior y por una membrana nictitante que puede cubrir el ojo.

Búho Chico (Asio otus) visto de noche

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Strigiformes

Familia: Strigidae

Género: Asio

Especie: Asio otus

Hábitat y distribución

El área de distribución del búho chico cubre todo el Holártico. Se extiende desde Gran Bretaña e Irlanda a través de Eurasia, incluyendo China y Mongolia, hasta Japón y Sakhalin. El límite de distribución septentrional se encuentra en la zona del bosque boreal de coníferas.

En África, se encuentra en las montañas del Atlas, así como en los bosques de montaña de Etiopía. También se encuentra en las Azores y en las Islas Canarias. El búho chico también habita en el sur de Canadá y en el norte y centro de los Estados Unidos.

¿Dónde vive el búho chico?

Este búho de orejas largas necesita sobre todo un terreno abierto con un crecimiento vegetativo bajo. En Europa Central es, por lo tanto, un ave del paisaje cultural abierto. Se encuentra principalmente en áreas con una alta proporción de áreas verdes permanentes y cerca de pantanos. Ocurre incluso en las altas montañas, siempre y cuando haya suficiente alimento disponible allí.

Los bosques ofrecen al búho chico un hábitat suficiente sólo si hay suficientes espacios abiertos para la caza. El búho orejudo usa las orillas del bosque a su beneficio como lugar de descanso durante el día, así como también como lugar de cría.

Prefiere las coníferas, que le ofrecen una cobertura suficiente y en las que se encuentran los viejos nidos de cuervos y urracas. Cuando faltan estos bordes de bosque, se evade también en arboledas o setos más pequeños. El búho chico también coloniza las zonas periféricas de las ciudades, especialmente si limitan con las zonas agrícolas.

Distribución del Búho Chico (Asio otus)

Características

Esta especie nocturna es quizás más fácil de ver posada en un árbol en su dormidero diurno, a veces en pequeños grupos durante los meses de invierno. Hay unos seis mil búhos de orejas largas en los Estados Unidos, y cincuenta mil en todo el mundo.

Comportamiento

La temporada de cría del búho chico es de febrero a julio. Esta ave es parcialmente migratoria, moviéndose hacia el sur en invierno desde las partes septentrionales de su área de distribución templada. Su hábitat es un bosque cercano a campo abierto, en general, estos búhos son reservados y rara vez se ven.

Estas aves anidan en árboles, a menudo de coníferas, utilizando los viejos nidos de palo de otras aves como cuervos, cuervos, urracas y diversos halcones. El tamaño medio de puesta es de 4 a 6 huevos, y el tiempo medio de incubación es de 25 a 30 días. Fácilmente usará cestas de anidación artificiales.

Una característica inusual de esta especie es su dormidero comunal en los matorrales durante los meses de invierno. Los jóvenes tienen un llamado característico, parecido a una bisagra oxidada.

El búho chico caza en campo abierto por la noche. Es de alas muy largas, como el búho de orejas cortas, y se desliza lentamente sobre alas rígidas durante la caza. Su alimento son principalmente roedores, pequeños mamíferos y aves.

En Europa se enfrenta a la competencia del cárabo y es más numerosa en las localidades donde el cárabo está ausente, especialmente en Irlanda, donde el búho de orejas largas es el búho dominante; en ocasiones puede verse incluso en el centro de la ciudad de Dublín, y se reproduce en el Phoenix Park, al oeste de la ciudad.

Tamaño y peso

El búho chico es un búho de tamaño mediano, de 31 a 40 cm (o sea de 12 a 16 pulgadas) de largo, con una envergadura que va de 86 a 100 cm (de 34 a 39 pulgadas) y una masa corporal de 178 a a435 g (o sea de 6.3 a 15.3 onzas).

Colores

Tiene orejas erguidas de color negruzco, que están colocadas en el centro de la cabeza. Los tufos de oreja se usan para hacer que el búho parezca más grande a otros búhos mientras están posados. La hembra es más grande en tamaño y más oscura en coloración que el macho. Las plumas parduscas del búho chico tienen vetas verticales.

El tarso y los dedos de las patas están completamente emplumados. Los discos oculares también son característicos en esta especie. Sin embargo, los discos oculares de A. otus son de color más oscuro o de naranja-oxidado.

Canto

Durante la incubación, el macho realiza llamados monótonos y aburridos “huh” en la segunda corta distancia. Esta llamada se repite aproximadamente cada dos a ocho segundos. La hembra responde a esta acción de manera igualmente monótona con “üüiü” o “uijo”.

Durante el cortejo, la hembra deja sonar un “chwäää” o “chwän” recordando la mendicidad de los búhos jóvenes también durante el cortejo; del macho, realiza un poderoso “chwü” o “chrööj” especialmente para que sea escuchado por la hembra.

A las marcas tonales pertenecen también el silbido y el pico de los pargos, que sobre todo sirven a la defensa enemiga. El repertorio de llamadas de alarma es muy amplio; la llamada de alarma que dan los búhos, si uno se acerca demasiado, por ejemplo, al ojo, es un “uäk.uäk” ladrador, así como un “kjiiiiauuu” maullido.

Los búhos jóvenes que ya han abandonado el nido, pero que todavía dependen de la alimentación de los padres, pueden dejar que suene un fuerte pitido durante horas de la noche. Es tan sorprendente que, durante los controles de existencias de búhos de orejas largas, estas llamadas se registran de vez en cuando de forma sistemática.

Sonido del búho chico (Asio otus)

Alimentación

El búho chico caza al atardecer y por la noche. Las horas del día sólo se utilizan para la caza si la alimentación es escasa en invierno. Antes del comienzo de la caza, el búho chico limpia su plumaje extensivamente, caza luego dos o tres horas y se pone en reposo, que dura hasta mucho más allá de la medianoche.

Después vuelve a cazar intensivamente hasta el amanecer. Con este patrón de actividad los búhos cazan intensamente de 5 a 6 horas al día. El vuelo es silencioso.

El vuelo de búsqueda tiene lugar relativamente sobre el suelo denso, con lo que el búho chico localiza su presa de una manera óptica y también lo hace acústicamente. Si percibe una pera potencial, permanece en con un ” vuelo de agitación” e inspecciona la localidad, en la que sospecha se encuentra su presa.

La caza, donde el búho escucha a los ratones desde una zona de control, también forma parte del comportamiento de caza del búho chico. Para cazar insectos, va directamente al suelo y recoge a los invertebrados con su pico. Para atrapar abejorros, esta ave trepa hábilmente a través de las ramas de los árboles.

¿Qué animales come el búho chico?

Las principales presas del búho chico son los ratones.  En el área mediterránea, predominan los ratones reales, que son cazados por este búho orejudo del bosque.  En el resto de Europa, se trata principalmente de ratones de campo (Microtus arvalis).  También ciertas especies de pájaros cantores más pequeños cuentan para el típico espectro de su alimentación.  Los gorriones y los verderones son uno de los más frecuentemente capturados.

Apareamiento y reproducción

Los búhos chicos se reproducen hacia el final de su primer año de vida y viven monógamos en una llamada pareja estacional. Las parejas de vez en cuando ya se forman entre las aves de una comunidad de sueño invernal. Es más típico, sin embargo, que a principios de la primavera el macho intente atraer a una hembra a su territorio mediante sonidos de apareamiento.

En el cortejo, el macho muestra un vuelo impresionante, con el que se presentan los lados inferiores blancos de las alas y con el que las alas se aplauden ocasionalmente bajo el cuerpo. Este batimiento de alas muestra también a la hembra durante el momento de cortejo cerca del nido potencial. A la fase de emparejamiento y a la de cortejo también se le complementa una llamada intensiva. Estas llamadas resuenan como canciones de cambio para estas aves.

Al igual que con los otros búhos europeos, también aquí el macho de reputación tranquila le muestra a la hembra el lugar potencial para la anidación. Sin embargo, el búho chico difiere de los otros tipos europeos por una secuencia de movimiento específica, que debe ser observada sin ningún otro tipo.

El macho se desliza con alas en forma de V muy elevadas hacia este lugar, emite un sonidos con sílabas tranquilas de “huh” o “bu, bu, bu, bu” y gira en una postura rígidamente doblada contra la hembra: las orejas de las plumas son erguidas (en la cara de macho), las alas se levantan por encima del nivel de la espalda, finalmente “ondulan” y se alejan; el búho finalmente se estira en los talones hacia una extraña postura de joroba.

A veces también tiemblan las plumas de la cola levantadas horizontalmente. La hembra dispuesta a aparearse vuela cerca del macho, a veces en las mismas ramas del árbol, se agacha, levanta las alas flácidamente y mueve la cola hacia la horizontal. Posteriormente las parejas se miran el uno al otro, a menudo a corta distancia.

El macho sale en última instancia de la zona de excitación, directamente a la espalda de la hembra (a menudo todavía ejecutando una vuelta en esa ocasión de 180 grados) y copula bajo el aleteo lento de las alas.

Nidada

El búho orejudo prefiere los nidos abandonados de pájaros y cuervos como los que utilizan otras aves. También se ocupan los matorrales en el bosque estos búhos, sin embargo, representan una excepción.

El inicio de las crías de las los búhos chicos se produce normalmente en Europa Central entre finales de marzo y mediados de abril. La hembra eclosiona ya desde el primer huevo y pone una media de cuatro a seis huevos con un intervalo medio de puesta de dos días.

Si la alimentación está disponible y en abundancia debido a que exista buena población de ratón, el nido puede incluir también como excepción hasta ocho huevos.

La hembra abandona el nido durante la fase de cría y durante los primeros días de los búhos jóvenes sólo por breves interrupciones. Los polluelos eclosionan después de una duración de cría de 27 a 28 días y son muy callados intensamente durante sus primeros días.

La hembra corta pequeños trozos de los alimentos traído por el macho y alimenta a los búhos pichones bajo sonidos de gorgoteo. Si los polluelos tienen más de catorce días, la hembra se pone en cuclillas en el borde del nido durante el día o en la siguiente proximidad.

Tanto los machos como también las hembras participan en la defensa de la cría. En el momento en que los búhos jóvenes abandonan el nido y se posan en el borde del nido en las ramitas en las copas de los árboles, la hembra sigue participando en el suministro del alimento.

Los polluelos

Los polluelos recién nacidos pesan sólo 16 gramos; sin embargo, su fina vestimenta de plumón delgado ya muestra las posteriores orejas de plumas que son tan extraordinarias. El plumaje es sustituido más tarde por un plumaje intermedio marrón claro, con el que los jóvenes búhos chicos llevan una llamativa máscara facial negra.

Los búhos jóvenes abandonan el nido de vez en cuando ya a la edad de tres semanas y se suben a las copas de los árboles donde permanecen en las ramas lo menos visibles posible. Los ejemplares jóvenes son hábiles escaladores, que utilizan garras, pico y alas para escalar.

Después del atardecer indican su ubicación por medio de un alto “tirón”, que repiten en la distancia de unos pocos segundos. Ya a la edad de 10 semanas, los búhos jóvenes pueden cazar ratones de forma independiente. Sin embargo, los padres aún siguen alimentando a sus crías hasta por lo menos la undécima semana de vida.

Independientemente se convierten en jóvenes búhos que ocasionalmente retroceden varios cientos de kilómetros en la búsqueda de nuevos hábitats que sean adecuados. Sobre la base de los hallazgos de anillamiento, se pudo demostrar que se producen migraciones desde el territorio centroeuropeo hacia Portugal.

La distancia máxima recorrida hasta ahora por los búhos jóvenes es de 2.140 kilómetros. Sin embargo, lo más típico es un reasentamiento en un radio de 50 a 100 kilómetros alrededor de su territorio.

Estado de conservación

La existencia de los búhos chicos en los bosques depende sobre todo de la aparición de los ratones. Si los ratones tienen tasas de crecimiento bajas, hay fluctuaciones considerables en la población de búhos.

En 2003, la UICN estimó la población total en unos 120.000 animales, no obstante, las proyecciones basadas en cifras europeas más recientes ascienden ahora a entre 1,5 y 5 millones de ejemplares.

En el caso de Austria y Suiza, se estima que allí habitan entre 2.500 y 3.000 parejas reproductoras; en el caso de Alemania, el número de parejas reproductoras se estima en unas 32.000 parejas reproductoras.

La disminución del número de animales se debe, en particular, al uso más intensivo de las tierras agrícolas. Al igual que otras especies de búhos centroeuropeos, la medida de protección más importante es la conservación de paisajes seminaturales de gran riqueza estructural. En general, el búho chico está clasificado por la UICN como “de menor preocupación“.

La cuestión de si el búho chico puede ser desplazado por el cárabo en algunos de sus hábitats aún no ha sido suficientemente investigada. Estudios realizados en los Países Bajos muestran que la población de búhos chorlitos disminuye a medida que aumenta el número de búhos en la zona. En esta ocasión, sin duda también juegan un papel la comida y la competición entre los nidos y áreas de nacimiento.

Curiosidades

Este es un tipo de búho que se caracteriza por sus grandes orejas de plumas. Las orejas de resorte no tienen ninguna función en relación con el rendimiento auditivo del búho. A la amplificación del rendimiento auditivo, más bien sirve el velo facial con el búho chico.

El iris del búho chico es de color amarillo anaranjado brillante y su cara está dividida por una prominente protuberancia en la frente, además sus alas son relativamente estrechas.

Comportamiento territorial

El búho chico muestra un comportamiento territorial sólo en los alrededores del lugar de incubación. La cría inmediata se caracteriza por cánticos y por un vuelo impresionante, con el que el búho chico aplaude las alas bajo el cuerpo.

Con suficiente alimento, los nidos de los búhos pueden estar muy cerca unas de otras. En un área de 15 kilómetros cuadrados en Schleswig-Holstein, que aparentemente ofrecía condiciones de vida ideales, se encontraron 18 nidos reproductores.

En invierno, las comunidades de búhos chicos de los bosques, que pueden llegar a tener hasta 200 ejemplares, se reúnen ocasionalmente, con las que otras aves que se les asemejan y mantienen sólo una pequeña distancia individual.

Los árboles que se usan para dormir visitados se utilizan a veces durante muchos años. En casos individuales se ha comprobado el uso de ciertos árboles específicos para descansar durante más de cien años. En el trimestre de invierno puede llegar también a las sociedades con otros tipos de búhos, en particular el búho campestre (Asio flammeus). El búho chico no muestra agresión hacia otras especies.

Depredadores y comportamiento enemigo

El relativamente pequeño búho chico pertenece a los animales saqueadores como el búho real. También los más grandes cazan a los búhos chicos de vez en cuando. Así que, en particular, las hembras que crían en los entremeses abiertos son dependientes con frecuencia de los ratones particularmente.

También las martas pueden llegar a ser peligrosas sobre todo los polluelos jóvenes que aún no son aptos para el vuelo.

El búho chico intenta escapar del peligro a través de los enemigos de la comida, sobre todo a través de su camuflaje, que ofrece su plumaje colorido. Las hembras, que están particularmente amenazadas, se acomodan profundamente en su nido.

El búho chico también tiene realiza un repertorio de gestos amenazadores. Al igual que un búho real en una situación desesperada, el búho chico despliega sus alas para impulsarse y, por lo tanto, aumenta visualmente su apariencia. Al mismo tiempo, silba fuerte apenas con el pico.

Tal comportamiento ya domina a los ejemplares jóvenes. En caso de peligro agudo, éstos suelen trepar a zonas más altas de los árboles. Si son perseguidos hasta entonces, incluso saltaran al suelo si es necesario.

Los seres humanos y los depredadores, que se acercan demasiado para versos, se distraen ocasionalmente con la llamada de seducción que realizan para el apareamiento. En esta ocasión, el búho pretende una capacidad de movimiento restringida al agresor dejando que sus alas cuelguen sin fuerza. Esta tentación llega tan lejos que se puede correr desde una rama bajo fuertes alarmas, agitando sus alas, para distraer al atacante potencial del nido.

Comportamiento migratorio

Asio otus suele ser un migrante parcial: los búhos chicos, que normalmente viven en la zona de distribución nororiental del continente europeo, se desplazan hacia el suroeste durante el semestre de invierno.

Para sobrevivir mejor durante la temporada de invierno, las aves se alojan preferentemente en los alrededores de ciudades y lugares más grandes. Ya que en esos lugares todavía se encuentra suficiente comida también en la estación fría. Los búhos más longevos que viven en regiones climáticamente favorecidas no abandonan su hábitat ancestral en invierno.

Expectativa de vida

De los búhos jóvenes de un año, sólo uno de cada dos sobrevive a su primer año de vida. En la naturaleza se puede comprobar una edad máxima de 28 años en estas aves debido a los hallazgos de anillamiento que se han realizado.

Subespecies  pertenecientes a la especie Asio otus

En la zona de dispersión se distinguen actualmente cinco subespecies:

  • Asio otus otus es la forma nominada. Se encuentra en Europa Central.
  • Asio otus canariensis vive en las Islas Canarias. Esta subespecie es mucho más pequeña.
  • Asio otus wilsonianus se encuentran en Norteamérica.
  • Asio otus tuftsi se encuentran en Norteamérica también.
  • Asio otus abyssinicus es nativo de África Oriental. Es considerada por algunos autores como una especie de búho independiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here