Buitre Negro

1433

El buitre negro (Aegypius monachus) es un ave rapaz de gran tamaño que se distribuye por gran parte de Eurasia. También se le conoce como buitre monje o buitre negro euroasiático. Es miembro de la familia Accipitridae, que también incluye muchas otras rapaces diurnas como cometas, ratoneros y aguiluchos.

Es uno de los dos buitres más grandes del Viejo Mundo, alcanzando un tamaño máximo de 14 kg, (aproximadamente 30 libras), 1,2 m de largo (casi 4 pies) y 3,1 m (un poco más de 10 pies) a través de las alas.

Buitre Negro

El Buitre negro (Aegypius monachus) es una especie de rapaces carroñeras pertenecientes a la familia Accipitridae.

Originaria del sur de Eurasia, fue mencionada por Pierre Belon (mediados del siglo XVII) como parte de la fauna de Francia. Sólo quedan tres poblaciones relictas o reintroducidas en Europa, donde ahora está protegida. Es la única especie del género Aegypius. El buitre leonado (Torgos tracheliotus) rara vez se incluye en este género con el nombre de Aegypius tracheliotus.

El plumaje del Buitre negro es de color marrón oscuro en la mayor parte de su cuerpo. El cuello está emplumado y rodeado por un collar de plumas eréctiles, ligeramente más suaves que el resto de las plumas.

A diferencia del buitre leonado, que anida en los acantilados y en las colonias, el buitre negro prefiere construir su nido en los árboles. Aprovecha el bosque abierto y las montañas boscosas, con una clara preferencia por los árboles perennes.

En Europa, se encuentra en altitudes que van de los 300 a los 1 400 m, es decir, en las colinas y montañas medias influenciadas por el clima mediterráneo. El roble común (Quercus ilex), el alcornoque (Quercus suber), el pino silvestre (Pinus sylvestris), el pino negro (Pinus nigra) y el enebro común (Juniperus communis) son las especies arbóreas más elegidas por el buitre negro para establecer su nido.

Buitre Negro y su alimento

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Accipitriformes

Familia: Accipitridae

Género: Aegypius

Especie: Aegypius monachus

Hábitat y distribución

El buitre negro es una especie euroasiática. Los límites occidentales de su área de distribución se encuentran en España y el interior de Portugal, con una población reintroducida en el sur de Francia. Se encuentran discontinuamente en Grecia, Turquía y en todo el Medio Oriente central.

Su área de distribución continúa a través de Afganistán hacia el este hasta el norte de la India y hasta sus límites orientales en Asia central, donde se reproducen en el norte de Manchuria, Mongolia y Corea.

Su área de distribución está fragmentada, especialmente en toda su área de distribución europea. Generalmente es un residente permanente excepto en aquellas partes de su área de distribución donde los inviernos duros causan un movimiento altitudinal limitado y para los ejemplares juveniles cuando alcanzan la madurez para la reproducción.

En los límites orientales de su área de distribución, las aves de las zonas más septentrionales pueden migrar hacia el sur de Corea y China. También se ha informado de una migración limitada en Oriente Medio, pero no es común.

Este buitre es un ave de zonas montañosas y montañosas, especialmente favoreciendo hábitats secos semiabiertos como praderas a gran altitud sobre gran parte de la cordillera. La anidación suele ocurrir cerca de la línea de árboles en las montañas y siempre se asocia con áreas remotas no perturbadas y con poca perturbación humana.

Se alimentan de cadáveres en diferentes tipos de terreno, incluyendo estepas, pastizales, bosques abiertos, a lo largo de hábitats ribereños o cualquier tipo de hábitat montañoso. En su actual área de distribución europea y a través del Cáucaso y Oriente Medio.

Los buitres negros se encuentran entre los 100 y los 2.000 m de altitud, mientras que en su distribución asiática se encuentran típicamente a mayor altitud. Dos tipos de hábitat son los preferidos por la especie en China y Tíbet.

Algunos buitres negros en estas áreas viven en bosques y matorrales montañosos de 800 a 3.800 m (de 2.600 a 12.500 pies), mientras que los otros prefieren praderas y pastizales alpinos áridos o semiáridos de 3.800 a 4.500 m (12.500 a 14.800 pies) de altura.

Se observó un buitre negro a una altitud de 6.970 m (o sea 22.870 pies) en el monte Everest, que tiene una subunidad especializada de hemoglobina alfaD de alta afinidad al oxígeno, lo que hace posible la absorción eficiente de oxígeno a pesar de la baja presión parcial en la troposfera superior.

Los buitres negros jóvenes e inmaduros, especialmente los de las zonas septentrionales del área de distribución de la especie, pueden desplazarse grandes distancias a través de hábitats abiertos y secos no desarrollados en respuesta a las nevadas o a las altas temperaturas estivales.

Distribución del Buitre Negro (Aegypius monachus)

Características

El buitre negro es un ave en gran parte solitaria, encontrándose solo o en pareja con mucha más frecuencia que la mayoría de los demás buitres del Viejo Mundo. Pueden congregarse pequeños grupos, en canales grandes o sitios de alimentación. Tales grupos raramente pueden incluir de 12 a 20 buitres, hay algunos informes más antiguos de hasta 30 o 40.

Su vuelo es lento y flotante, con aletas profundas y pesadas cuando es necesario. La combinación de tamaño enorme y coloración oscura hace que el buitre negro sea relativamente distinto, especialmente contra las aves rapaces más pequeñas como las águilas o los halcones.

La especie de forma más parecida, el buitre orejudo​ (con el que podría haber una superposición de área de distribución limitada en el sur de Oriente Medio), se distingue por su cabeza desnuda y rosada y su plumaje contrastado. En la cara del buitre orejudo, los muslos y el vientre son blanquecinos en las aves adultas y negros a parduscos en el resto del plumaje.

Todos los buitres potenciales se distinguen por tener un plumaje muy pálido, a menudo veteado, con plumas primarias de alas abultadas que les dan una forma de alas menos anchas en un aspecto uniforme.

Tamaño y peso

El buitre negro mide de 98 a 120 cm de largo con una envergadura que va de 2.5 a 3.1 m. Los machos pueden pesar de 6.3 a 11.5 kg (o sea 14 a 25 lb), mientras que las hembras pueden pesar de 7.5 a 14 kg (17 a 31 lb). Las hembras son ligeramente más grandes que los machos.

A pesar de la limitada variación genética de la especie, el tamaño corporal aumenta de oeste a este, y las aves del suroeste de Europa (España y el sur de Francia) son en promedio un 10% más pequeñas que los buitres de Asia central (Manchuria, Mongolia y el norte de China).

Entre las medidas estándar, la cuerda alar es de 73 a 89 cm (de 29 a 35 pulgadas), la cola es de 33 a 41 cm (o sea de 13 a 16 pulgadas) y el tarso es de 12 a 14,6 cm (de 4,7 a 5,7 pulgadas).

Colores

El buitre negro es claramente oscuro, con todo el cuerpo de color marrón excepto la cabeza pálida en los adultos, que está cubierta de un fino y negruzco hacia abajo. Este plumón está ausente en el buitre orejudo​ o buitre torgo (Torgos traacheliotos) estrechamente relacionado. La piel de la cabeza y el cuello es de color gris azulado y de un color blanquecino más pálido sobre el ojo.

El adulto tiene ojos marrones, una cereza morada, un pico azul-grisáceo y patas azul-gris pálido. Las plumas primarias son a menudo en realidad negras. A cierta distancia, las aves voladoras pueden aparecer fácilmente negras. El plumaje inmaduro es de color marrón sepia por encima, con una parte inferior mucho más pálida que en los adultos.

Los quebrantahuesos inmaduros tienen un plumón gris en la cabeza, un cere pálido de color malva y patas grises. El pico enorme es el más grande de todos los accipítridos vivos, una característica realzada por el cráneo relativamente pequeño de la especie.

Las alas, con bordes de ataque dentados, se mantienen rectas o ligeramente arqueadas en vuelo y son anchas, a veces denominadas “alas de la puerta del establo”.

Sonidos

Los buitres negros son generalmente muy silenciosos, con unos pocos maullidos, rugidos o gritos guturales quejumbrosos únicamente entre los adultos y sus crías en el sitio de nidificación.

Locomoción

En el suelo, su soporte es recto, con la cabeza en alto. El vuelo es flexible, resbaladizo, y el aleteo de las alas es raro. La cabeza sobresale ligeramente hacia la parte delantera del animal y las alas, mantenidas en posición horizontal, tienen una punta ligeramente caída y una forma rectangular general.

Alimentación

Como todos los buitres, a este tipo de buitre le encanta comer carroña. El buitre negro se alimenta de carroña de casi cualquier tipo, desde los mamíferos más grandes disponibles hasta peces y reptiles.

En el Tíbet, los cadáveres que se comen comúnmente pueden incluir yaks salvajes y domésticos (Bos grunniens), Bharal, gacelas tibetanas (Pseudois nayaur), kiangs (Equus kiang), liebres lanudas (Lepus oiostolus), marmotas del Himalaya (Marmota himalayana), ovejas domésticas (Ovis aries), e incluso seres humanos, principalmente aquellos que se encuentran en sus cementerios deteriorados.

Según se informa, en Mongolia, las marmotas de Tarbagán (Marmota sibirica) constituían la mayor parte de la dieta, aunque esa especie está ahora en peligro porque es la preferida en la dieta de la población local, y las presas silvestres, que van desde el zorro corsac (Vulpes corsac) hasta el argali (Ovis ammon), pueden ser consumidas adicionalmente en Mongolia.

Históricamente, el buitre negro en la Península Ibérica se alimentaba principalmente de los cadáveres de conejos europeos (Oryctolagus cuniculus), pero desde que la neumonía hemorrágica viral (VHP) devastó la abundante población de conejos de la península ibérica, los buitres dependen ahora de la carroña de las ovejas domésticas, complementada por los cerdos (Sus scrofa domesticus) y los ciervos.

En Turquía, las preferencias dietéticas eran argali (Ovis ammon), jabalí (Sus scrofa), pollos (Gallus gallus domesticus), lobo gris y zorro rojo (Vulpes vulpes). De manera inusual, se encontró una gran cantidad de material vegetal en los pellets de Turquía, especialmente en las piñas de pino.

Entre los buitres de su área de distribución, el buitre negro está mejor equipado para abrir las pieles de las carcasas duras gracias a su potente pico. Incluso puede romper huesos, como costillas, para acceder a la carne de animales grandes.

Es dominante sobre otros carroñeros de su área de distribución, incluso sobre otros grandes buitres como el buitre leonado, el quebrantahuesos o los depredadores feroces del suelo como los zorros.

Mientras que los ruidosos buitres leprosos graznan y vuelan, los buitres negros, a menudo silenciosos, los mantendrán a raya hasta que estén satisfechos y se hayan saciado por sí solos. Una serie de fotos tomadas recientemente muestran a un buitre negro atacando a un grifón del Himalaya en vuelo por razones desconocidas, aunque el grifón no resultó gravemente herido.

Los buitres negros frecuentemente intimidan y dominan a las águilas esteparias (Aquila nipalensis) cuando las dos especies son atraídas por la misma presa y la misma carroña durante su invernada en Asia. Un raro y exitoso acto de cleptoparasitismo en un buitre negro fue filmado en Corea cuando un águila pescadora de Steller (Haliaeetus pelagicus) le robó a un buitre.

Su pariente vivo más cercano es probablemente el buitre cariblanco, que en ocasiones se lleva presas vivas. Ocasionalmente, se ha registrado que el buitre negro también se alimenta de presas vivas.

Entre los animales vivos capturados por los buitres negro se encuentran terneros de yak y ganado doméstico (Bos primigenius taurus), lechones, corderos domésticos y cachorros (Canis lupus familiaris), zorros, corderos de ovejas salvajes, así como polluelos y volantones de grandes aves como el ganso, el cisne y el faisán, varios roedores y raramente anfibios y reptiles.

Esta especie ha cazado tortugas, que es probable que los buitres maten al llevarlas en vuelo y dejarlas caer sobre las rocas para penetrar el caparazón, y también lagartos. Aunque raramente se les ha observado en el acto de matar ungulados, se ha registrado que los buitres negros vuelan a baja altura alrededor de los rebaños y se alimentan de ungulados silvestres recientemente muertos que se cree que han matado.

Principalmente se cazan corderos o terneros neonatales, especialmente los enfermos. Aunque normalmente no se cree que sea una amenaza para los corderos domésticos sanos, se ha confirmado una rara depredación de corderos aparentemente sanos. Las especies que se cree que son cazadas por los buitres negros incluyen el argali, el antílope saiga (Saiga tatarica), la gacela de Mongolia (Procapra gutturosa) y el antílope tibetano (Pantholops hodgsonii).

Apareamiento y reproducción

El adulto es sexualmente maduro alrededor de los 4 a 5 años de edad, pero las parejas pueden formarse a partir de los dos años de edad y comenzar a construir un nido. Es muy raro que una reproducción tenga éxito antes de los 4 años de edad, pero en los Grands Causses se conocen casos exitosos de reproducción a partir de los 3 años de edad.

Los desfiles aéreos comienzan entre enero y marzo, más o menos al mismo tiempo que se construye el nido. Los cortejos  son esencialmente aéreos y consisten en vuelos en tándem, macho y hembra volando en concierto uno sobre el otro.

En Europa, el buitre negro regresa a la zona de anidación en enero o febrero. En España y Argelia, comienza a anidar en febrero, en marzo, en Crimea a principios de marzo, en el noroeste de la India en febrero o abril, en el noreste de la India en enero y en el Turquestán en enero también.

Se reproducen en colonias sueltas, con nidos que raramente se encuentran en el mismo árbol o en la misma formación rocosa, a diferencia de otros buitres del Viejo mundo que a menudo anidan en colonias muy unidas. En España, los nidos se encuentran a una distancia de entre 300 y 2 km.

El buitre negro se reproduce en altas montañas y grandes bosques, anidando en árboles u ocasionalmente en salientes de acantilados. La temporada de reproducción se extiende desde febrero hasta septiembre u octubre.

El comportamiento más común de cortejo consiste en movimientos de vuelo síncronos por parejas. Sin embargo, el juego de vuelo entre parejas y ejemplares juveniles no es inusual, con las grandes aves entrelazando garras y cayendo en espiral a través del cielo. Las aves usan palos y ramitas como materiales de construcción, y los machos y las hembras cooperan en todos los aspectos de la crianza de las crías.

El enorme nido tiene de 1,45 a 2 m (de 4,8 a 6,6 pies) de diámetro y de 1 a 3 m (de 3,3 a 9,8 pies) de profundidad. El nido aumenta de tamaño a medida que la pareja lo usa repetidamente a lo largo de los años y a menudo llega a ser decorado con estiércol y pieles de animales.

Los nidos pueden alcanzar hasta de 1,5 a 12 m (de 4,9 a 39,4 pies) de altura en un árbol grande como un roble, enebro, pera silvestre, almendros o pinos. La mayoría de los árboles que anidan se encuentran a lo largo de los acantilados.

En algunos casos, se ha registrado que los buitres negros anidan directamente en los acantilados. Un nido de acantilado llenó completamente una cornisa de 3,63 m de ancho y 2,5 m de profundidad.

Huevos

La puesta de huevos suele ser de un solo huevo, aunque excepcionalmente se pueden poner dos. Los huevos tienen una base de color blanco o pálido, a menudo están recubiertos de manchas rojas, púrpuras o rojizas-marrones, siendo casi tan manchados como el huevo de un halcón.

Los huevos miden de 83.4 a 104 mm (de 3.28 a 4.09 pulgadas) de alto y de 58 a 75 mm (de 2.3 a 3.0 pulgadas) de ancho, con un promedio de 90 mm × 69.7 mm (3.54 pulgadas × 2.74 pulgadas). El período de incubación puede variar de 50 a 62 días, con un promedio de 50 a 56 días.

Crías

Normalmente, la eclosión se produce en abril o mayo en Europa. Las crías recién eclosionadas son semi-altriciales. Las crías están cubiertas de un color entre blanco grisáceo y marrón grisáceo, que se vuelve más pálido con la edad.

Las primeras plumas de vuelo comienzan a crecer de las mismas cuencas que el plumón cuando el polluelo tiene alrededor de 30 días de edad y cubren completamente el plumón a los 60 días de edad. Los padres alimentan a sus crías con regurgitación y se dice que los nidos activos se vuelven muy asquerosos y apestosos.

El peso de los polluelos en Mongolia aumentó de tan sólo 2 kg (4 lb) cuando tienen alrededor de un mes de edad a principios de junio a ser ligeramente más masivas que sus padres, hasta casi 16 kg (35 lb) poco antes de volar a principios de otoño.

Se informa que vuelan cuando los polluelos tienen entre 104 y 120 días de edad, aunque la dependencia de los padres puede continuar durante otros 2 meses. El rastreo por radio-satélite sugiere que la edad de independencia de los ejemplares juveniles de sus padres es de 5,7 a 7 meses después de la eclosión (es decir, de 2 a 3 meses después de la eclosión).

El éxito de anidación de los buitres negros es relativamente alto, con alrededor del 90% de los huevos eclosionando con éxito y más de la mitad de las aves de año que se sabe que sobreviven hasta la edad adulta.

Estado de conservación

El buitre negro ha disminuido en la mayor parte de su área de distribución en los últimos 200 años, en parte debido al envenenamiento por comer cebos envenenados que se utilizan para matar perros y otros depredadores, y a las normas de higiene más estrictas que reducen la cantidad de carroña disponible; en la actualidad está clasificado como Casi Amenazado.

Los buitres de todas las especies, aunque no sean objeto de operaciones de envenenamiento, pueden ser abatidos a la vista por la población local. La captura y caza de buitres negros es particularmente frecuente en China y Rusia, aunque la caza furtiva para la caza de trofeos también es conocida en Armenia, y probablemente en otros países del Cáucaso.

Tal vez una amenaza aún mayor para esta especie amante de la desolación sea el desarrollo y la destrucción del hábitat. Los nidos, a menudo bastante bajos en la bifurcación principal de un árbol, son relativamente fáciles de acceder y por lo tanto han sido históricamente comprometidos por los recolectores de huevos y leña con regularidad.

La disminución ha sido mayor en la mitad occidental del área de distribución, con la extinción en muchos países europeos (Francia, Italia, Austria, Polonia, Eslovaquia, Albania, Moldavia, Rumania) y en toda su área de distribución reproductiva en el noroeste de África (Marruecos y Argelia).

Ya no anidan en Israel. Más recientemente, los programas de protección y alimentación deliberada han permitido algunas recuperaciones locales en número, especialmente en España, donde el número aumentó a unas 1.000 parejas en 1992, tras una disminución anterior a 200 parejas en 1970.

Tal colonia ha extendido sus zonas de reproducción a Portugal. En otras partes de Europa, en Bulgaria y Grecia se reproduce un número muy pequeño, pero cada vez mayor, y en Francia se está llevando a cabo un programa de reintroducción, mientras que las tendencias en las pequeñas poblaciones de Ucrania (Crimea) y de la Rusia europea, así como en las poblaciones asiáticas, no están bien registradas.

En la antigua URSS, sigue amenazada por la captura ilegal para los zoológicos, y en el Tíbet por rodenticidas. Es un visitante regular de invierno alrededor de las zonas costeras de Pakistán en pequeñas cantidades. A comienzos del siglo XXI, la población mundial de buitres negros se estimaba de 4.500 a 5.000 individuos.

Protección a nivel mundial

La UICN ha clasificado la especie como amenazada en la Lista Roja de Especies Amenazadas, en la categoría NT (Casi Amenazada), en respuesta a una preocupante disminución de las poblaciones asiáticas.

Protección a nivel europeo

Esta especie está incluida en el Anexo I de la Directiva de Aves de la Unión Europea. Este listado se debe a la drástica disminución de las poblaciones y áreas de distribución de esta rapaz en los países europeos, en particular en los de Europa central y sudoriental.

El buitre negro también está incluido en el Apéndice II de la Convención de Berna, que enumera especies de fauna estrictamente protegidas.

Está incluida en el Apéndice II de la Convención de Bonn (CMS), que la designa como una especie migratoria en un estado de conservación desfavorable y que requiere la adopción de medidas de conservación y gestión adecuadas.

Un plan de acción de 2008 para la conservación de las aves rapaces migratorias en África y Eurasia la sitúa en la categoría 1, es decir, en la lista de especies amenazadas y casi amenazadas a nivel mundial (UL y NT), tal como se definen en la Lista Roja de la UICN y BirdLife International.

También figura en el anexo III de la Convención de Washington (CITES) como especie vulnerable cuyo comercio está estrictamente regulado, pero también en el anexo A del Reglamento comunitario CITES/CEE como especie amenazada cuyo comercio dentro y fuera de la Unión Europea está prohibido, salvo en condiciones excepcionales.

Protección a nivel francés

Está prohibido destruir, mutilar, capturar o retirar, perturbar intencionadamente o naturalizar, así como destruir o retirar huevos y nidos y destruir, alterar o degradar su medio ambiente. Vivo o muerto, también está prohibido transportar, vender, usar, retener o comprar.

La especie está incluida en la Lista Roja de Especies Amenazadas en Francia, en el capítulo sobre aves reproductoras en Francia metropolitana, bajo la categoría “CR” (En Peligro Crítico).

Amenazas

Las principales amenazas para el buitre negro son la degradación o incluso la pérdida de su hábitat y la perturbación humana, especialmente en los sitios de anidación. La tala en particular puede, simplemente crear caminos o claros, causar perturbaciones suficientes para que la temporada de reproducción fracase.

Es una especie que puede ser fácilmente herida o muerta por colisiones con líneas de alta tensión. El desarrollo de parques eólicos es también una amenaza para la especie.

Como todos los buitres, también pueden ser víctimas de envenenamiento indirecto por plomo aviar; después de comer animales que han muerto por lesiones por plomo tóxico en la caza. El suministro de ovejas muertas (muertas en granjas locales) en “fosas comunes” especiales (cercadas y sujetas a las condiciones establecidas por un decreto prefectoral) es una forma de limitar el contacto de los buitres con los proyectiles de plomo.

Otras amenazas son los incendios forestales, la escasez de alimentos y la caza furtiva.

Curiosidades

El casquete de esta ave está cubierto de un gris claro o incluso blanquecino hacia abajo, mucho más claro que el resto del plumaje, que puede pasar por una tonsura desde lejos: de ahí el nombre vernáculo del buitre negro y el nombre de la especie científica monachius.

Tiene un pico muy fuerte, está cubierto con una cera azul-gris en la base, y negro en el extremo de la mandíbula superior, amarillo en el extremo de la mandíbula inferior.

No hay dimorfismo sexual, pero las hembras son en promedio ligeramente más pesadas que los machos. El ave adulta es sedentaria y no se aleja de su lugar de cría, pero el ave joven se comporta de manera errática y explora territorios que a veces están lejos de su lugar de nacimiento.

Se alimenta exclusivamente de carroña, en su mayoría artiodáctilos (ovejas, cabras, bovinos) o perisodáctilos salvajes o domésticos (caballos), pero a veces también de otros cadáveres, como los de lepóridos (conejos, liebres).

A diferencia del Buitre leonado, que se especializa en el consumo de vísceras y músculos, el Buitre negro está más especializado en el consumo de partes más duras (piel, tendones, ligamentos, cartílagos y nervios). Son mucho menos sociables que el buitre leonado, el buitre leonado es semi-territorial y generalmente anida en colonias sueltas.

El nido se construye a una altura de 3 a 20 m sobre el nivel del suelo, sobre un árbol normalmente elegido en una pendiente. Este nido, a veces muy grande, mide entre 1 y 2 m de diámetro. Se compone de una pila de ramas muertas colocadas en la copa del árbol y luego compactadas. Un hueco en forma de copa se forma en las ramas y se cubre con plantas verdes: brotes jóvenes, hierba y musgo.

El apareamiento tiene lugar en o cerca del nido. La hembra pone un solo huevo entre febrero y marzo, incubado alternativamente por el macho y la hembra durante 54 o 55 días (en promedio).

El polluelo es alimentado en el nido durante 110 a 120 días y nace en agosto o septiembre. Después de su vuelo, el joven se quedará un tiempo con sus padres, que lo alimentarán durante varias semanas más.

Parece ser que esta especie estaba originalmente presente en todo el sur de Eurasia, desde España y Portugal hasta China, con una presencia probada de larga data en Marruecos. Sin embargo, ha desaparecido de gran parte de Europa y China, así como de Marruecos.

En Europa, el Buitre negro aún se encuentra en la Península Ibérica (Portugal, España, Grecia), y ha sido reintroducido en Francia. El buitre negro se ha vuelto mucho más raro en el suroeste de Asia, particularmente en Turquía, pero también en el suroeste de China. La población total europea se estima en unas 1.500 parejas, de las cuales más del 90% viven en España.

La población española se estimó en 2007 en alrededor de 1400 parejas, muy por delante de la población griega (de unas 20 parejas) y de la población francesa. En 2017, esta última era de 35 parejas, 27 de las cuales se encontraban en los Grands Causses, el resto se distribuían alrededor de las Baronnies.

Especies similares

El Buitre negro tiene una silueta en vuelo que puede confundirse con la del Buitre leonado. Sin embargo, el Buitre negro es más grande, más ligero y tiene una envergadura media mayor. Se distingue en vuelo del buitre leonado por un color más oscuro, una cabeza más grande, alas más anchas en vuelo y una cola más larga, formando un ángulo obtuso en la punta. Sobre el terreno, la confusión entre estas dos especies es casi imposible.

Depredadores

En Mongolia, el manul (Otocolobus manul) y el cuervo grande (Corvus corax) son considerados depredadores potenciales de huevos en nidos de árboles y acantilados. El lobo gris (Canis lupus) y los zorros también son mencionados como depredadores potenciales del nido, pero dado que ninguno de ellos se sube a los árboles y tampoco hay incidentes de depredación en nidos de acantilados inaccesibles, esto parece improbable.

Se han observado relatos de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) y águilas imperiales españolas (Aquila adalberti) que intentan matar a los polluelos, pero en ambos casos fueron perseguidos por los buitres negros padres.

Hay un solo caso de un águila imperial española que ataca y mata a un buitre mata en un acto de defensa de su propio nido en España e incluso hay un intento exitoso de depredación por parte de un águila real juvenil (Aquila chrysaetos) sobre un adulto.

Esta especie puede vivir hasta 39 años, aunque 20 años o menos es probablemente más común, sin depredadores regulares de adultos que no sean el hombre, el águila real y el búho real euroasiático (Bubo bubo).

Sistemática

El nombre del género Aegypius es una palabra griega (αἰγυπιός) para “buitre”, o un pájaro no muy diferente a uno; Aelian describe al aegypius como “un término medio entre un buitre (gitano) y un águila”. Algunas autoridades piensan que esta es una buena descripción de un quebrantahuesos; otras no.

Aegypius es el epónimo de la especie, cualquiera que sea. El nombre en inglés “black buitre” se refiere al color del plumaje, mientras que “monk buitre”, una traducción directa de su nombre alemán Mönchsgeier, se refiere a la cabeza calva y al collar de plumas del cuello como la capucha de un monje.

Cinereous buitre (Latin cineraceus, de color ceniza; pálido, gris blanquecino), fue un intento deliberado de renombrarlo con un nuevo nombre distinto al del buitre negro americano.

Esta ave es un buitre del Viejo Mundo, y sólo está lejanamente relacionada con los buitres del Nuevo Mundo, que están en una familia separada, Cathartidae, del mismo orden. Por lo tanto, no está directamente relacionado con el buitre negro americano mucho más pequeño (Coragyps atratus) a pesar de su nombre y coloración similar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here