Barranqueros

17059

Los momótidos o Momotidae son una familia de aves del orden de los paseriformes cercanos a Coraciiformes, que también incluye a los martines pescadores, los abejarucos y las carracas. Todos los momótidos o barranqueros existentes están restringidos a bosques en el Neotrópico, y la mayor diversidad se encuentra en América Central. También se les conoce como guardabarrancos. Tienen un plumaje colorido y un pico relativamente pesado. Todas excepto el momoto enano (Hylomanes momotula) tienen colas relativamente largas que en algunas especies tienen una punta distintiva parecida a una raqueta.

Indice de Contenido

Barranqueros

Hay nueve especies de aves en esta familia. Se encuentran en los bosques de América Central y del Sur. Las motas son del tamaño de un arrendajo y de color brillante. La mayoría son verdes con marcas rojizas, azules y negras. Todos los barranqueros o momótidos, excepto el enano, tienen colas largas. La mayoría de las especies tienen dos plumas medias en la cola que son más largas que el resto de las plumas de la cola. Estas dos plumas tienen alrededor de una pulgada o más de eje desnudo que termina en punta en forma de raqueta.

Los barranqueros son solitarias, excepto durante la temporada de apareamiento. Se alimentan principalmente de insectos que capturan en vuelo, pero también se alimentan de pequeños reptiles y frutas. Estas aves construyen sus nidos en las orillas de los ríos, cuevas o grietas en las rocas. La hembra suele poner cuatro huevos. Tanto el macho como la hembra cuidan a los polluelos. Algunas especies de momótidos anidan en colonias.

Momoto yeruvá occidental​ (Baryphthengus martii)
Momoto yeruvá occidental​ (Baryphthengus martii)

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Cordato

Clase: Aves

Orden: Coraciiformes

Familia: Momotidae

Hábitat y distribución

Los momótidos están restringidos a los neotrópicos, distribuidos desde el noreste de México hasta el norte de Argentina, pasando por la mayor parte de Sudamérica tropical. Aunque la mayoría de las especies son formas de tierras bajas, hay dos excepciones: los momótidos de los Andes sudamericanos.

El país que alberga la mayor diversidad de barranqueros o momótidos es Honduras, con siete especies; México, Guatemala y Nicaragua contienen seis especies cada uno. En contraste, los países que forman el escudo Guayanés (Venezuela, las Guayanas y Surinam) albergan una sola especie, el momoto amazónico o momoto común​ (Momotus momota).

Cerca de la mitad de los momotos están restringidos regionalmente (cuatro a la América central, uno a los Andes). La especie con mayor distribución es tal vez el momótido, que se extiende desde México hasta Argentina.

¿Dónde viven los barranqueros?

La mayoría de las especies se encuentran en selvas tropicales o montañosas. El bosque ribereño de galería puede estar habitado por momotos común, corona rojiza y ceja de turquesa. Las motomotas de corona azul vivirán en el bosque inundado, y las motomotas de garganta azul vivirán en el bosque de pinos y robles de las tierras altas. Varias especies de momótidos o barranqueros se encuentran en bosques secundarios, a menudo visualmente discretos y ampliamente distribuidos. La mayoría de los barranqueros habitan en el medio o sotobosque del bosque.

Características

Las momótidos comen presas pequeñas como insectos y lagartos, y también comen frutas. En Costa Rica, se han observado Barranqueros alimentándose de ranas venenosas.

Como la mayoría de los Coraciiformes, los barranqueros anidan en túneles en los árboles, poniendo alrededor de cuatro huevos blancos. Algunas especies forman grandes colonias de hasta 40 individuos emparejados. Los huevos eclosionan después de unos 20 días, y las crías abandonan el nido después de otros 30 días; ambos padres cuidan de los polluelos.

Los Barranqueros a menudo mueven su cola hacia adelante y hacia atrás en una pantalla de movimiento que comúnmente atrae la atención hacia un ave que de otra manera estaría oculta. Las investigaciones indican que los Barranqueros realizan la exhibición de movimiento cuando detectan depredadores (basándose en estudios del momótido de ceja turquesa) y que es probable que la exhibición comunique que la Barranquero es consciente del depredador y está preparada para escapar. Esta forma de señal de persecución disuasoria interespecífica proporciona un beneficio tanto para los Barranqueros como para el depredador: la exhibición impide que la momótido pierda tiempo y energía huyendo, y el depredador evita una costosa persecución que difícilmente resultará en la captura de mucho monóxido de carbono en su organismo.

También hay evidencia de que la cola masculina, que es ligeramente más grande que la cola femenina, funciona como una señal sexual en el momótido de ceja turquesa.

En varias especies de momótidos, las púas cerca de los extremos de las dos plumas más largas (centrales) de la cola son débiles y se caen debido a la abrasión con los sustratos, o se caen durante el acicalamiento, dejando una longitud de eje desnudo, creando así la forma de raqueta de la cola. Sin embargo, en el pasado se creía erróneamente que los Barranqueros daban forma a su cola arrancando parte de la red de plumas para salir de la raqueta. Esto se basó a informes inexactos hechos por Charles William Beebe. Desde entonces se ha demostrado que estas púas están débilmente adheridas y se caen debido a la abrasión con los sustratos y durante el acicalamiento de rutina. Sin embargo, también hay varias especies en las que la cola es «normal», como el momoto enano (Hylomanes momotula), el Momoto gorgiazul (Aspatha gularis ) y las poblaciones amazónicas de momotos yeruvá occidental (Baryphthengus martii) y el momoto yeruvá oriental​ (Baryphthengus ruficapillus).

Tamaño y peso

El tamaño de los barranqueros varía de 34 a 48 cm (o sea de 13 a 18 pulgadas) de largo, dependiendo de la raza. La longitud promedio es de 34 centímetros (13.39 pulgadas). Tiene una cola muy larga con una punta de raqueta de eje desnudo.

Los mismos pueden pesar tan poco como de 60 a 65 gramos, mientras que el barranquero de montaña puede pesar hasta 175 gramos. La envergadura media es de 122 mm (que es igual a 4,80 pulgadas).

Colores

La apariencia de estas aves es inconfundible. El cuerpo es robusto, las piernas son relativamente largas. Las plumas de la cola media son extendidas, que es la característica más llamativa de estas aves. En algunos tipos, falta una gran parte de estas plumas, y sólo al final se forma un plumaje en forma de espátula.

El pico es de constitución fuerte, bastante largo y ligeramente inclinado hacia abajo. La forma es diferente para cada especie, por lo que también puede ser muy ancha y plana. El pico está, excepto con el momótido enano, en el borde aserrado. Los Barranqueros son aves muy coloridas. La espalda es a menudo verde, la zona abdominal es a menudo de color marrón rojizo, la cabeza suele mostrar patrones de color. Los sexos difieren apenas hacia afuera ; sin embargo, la cola suele ser algo más larga con el macho. Las aves jóvenes generalmente tienen un patrón de cabeza más opaco, de lo contrario son muy similares a los adultos.

Canto

Los momótidos parecen solitarios, aunque parecen mantener lazos de pareja durante y entre años. Muchos barranqueros o momótidos tienen una llamada sutil o suave, pero hay excepciones. La llamada de ciertos momótidos tienen un sonido, y la llamada del momótido de pico ancho es más fuerte y resonante.

Canto para el vínculo de pareja

El dúo vocal entre macho y hembra se produce hasta cierto punto y puede servir para fortalecer el vínculo de la pareja monógama durante la época no reproductiva y mantener el territorio. Los nidos se construyen típicamente en solitario, pero hay excepciones que involucran nidos coloniales que van desde unos pocos nidos hasta más de 100 en especies como el momoto de ceja turquesa.

Alimentación

Los barranqueros son aves omnívoras, tomando invertebrados, animales pequeños y frutas. Los invertebrados incluyen escarabajos, mariposas (Morphos) y orugas, libélulas, mantis, cigarras, arañas, ciempiés, milpiés, escorpiones, caracoles, lombrices de tierra y cangrejos. Entre los animales pequeños se encuentran lagartijas, serpientes pequeñas, ranas, peces pequeños, un ave pajarera ocasional y, en un caso registrado, un ratón.

Los frutos incluyen los de palmeras, heliconia (Heliconia), nuez moscada (Compsoneura, Virola), incienso (Bursera), higos (Ficus) y otras frutas. La frugivoría (consumo de fruta) parece aumentar con el tamaño. Por ejemplo, Remsen y sus colegas encontraron que las momotas de pico ancho eran en gran medida insectívoras, pero las momotas de corona azul y rufo eran más frugívoras. No hay registros de la especie más pequeña, el momoto enano, que coma fruta.

Diferentes especies de momotos obtienen sus presas de diferentes maneras, aunque los patrones se superponen. Las especies más pequeñas parecen ser más bien estrategas que se sientan y esperan; las especies más grandes a menudo realizan vuelos largos de radiodifusión mientras buscan presas continuamente. Las especies más pequeñas también parecen capturar más presas en el ala que las especies más grandes. Las presas demasiado grandes para tragarlas enteras son a menudo agarradas con el pico y apaleadas contra una percha. Los gránulos pueden regurgitarse. Varias especies de la familia momotidae son pájaros «antropólogos» que toman insectos que han sido encontrados por largos trenes de hormigas de ejército.

Las semillas más pequeñas de los frutos consumidos pasan y se dispersan; las semillas más grandes se regurgitan en el lugar. Especies como las motas rufous son importantes dispersoras de la nuez moscada Virola surinamensis, representando aproximadamente el 17% de los frutos dispersos. La dispersión de semillas ayuda a regenerar los bosques tropicales.

Apareamiento y reproducción

Los momótidos son pájaros solitarios pero son lazos emparejados a lo largo de sus vidas. Los machos y las hembras cantan juntos como un procedimiento de apareamiento que también ayuda a fortalecer el vínculo durante la época no reproductiva y a mantener la seguridad del territorio.

Construyen nidos por sí mismos, pero ocasionalmente en compañía de otros. Los nidos se encuentran generalmente en madrigueras en bancos de lodo y también en rocas.

Nidos

Las motas anidan en una cámara subterránea excavada por ambos sexos. Se turnan para aflojar la tierra y expulsar la suciedad hacia la abertura. La cámara puede tener hasta 16 pies (5 m) de largo en especies más grandes. Los huevos permanecen en el suelo desnudo, pero las partes duras de los insectos regurgitados por los padres en incubación pueden añadirse debajo.

Los huevos son redondos, brillantes y blancos. La nidada oscila típicamente entre tres y cinco huevos. En América Central, los huevos se ponen típicamente cada dos días entre marzo y junio; abril y mayo son los meses pico de puesta. Típicamente se coloca una sola nidada cada temporada, pero si se pierde la nidada, la nidada de repuesto se coloca después de 10-21 días. Ambos sexos incuban los huevos durante turnos largos, quizás cambiando de tareas una vez cada 24 horas. La incubación es de 17 a 22 días, dependiendo de la especie.

Crías

Los polluelos eclosionan ciegos, sin plumas y dependientes de sus padres. Se puede encontrar parcialmente emplumados a los 11 días, los ojos comienzan a abrirse a los 12 días, las llamadas suaves a los 13 días, toman alimento a la entrada de la madriguera a los 15 días, y dejan el nido a los 25 días. Las motomotas jóvenes de garganta azul tienen una piel suave que aparece poco después de eclosionar. Ambos sexos cuidan de la cría y alimentan a los polluelos con lepidópteros y otros insectos, entrañas de vertebrados y frutos ricos en proteínas. Las crías generalmente abandonan el nido entre los 24 y los 32 días, aunque uno de los registros tiene un momótido de corona azul que abandona el nido a los 38 días.

Estado de conservación

De las nueve especies, sólo una especie es considerada Vulnerable. La principal amenaza es la rápida destrucción del hábitat. El momoto amazónico o momoto común​ (Momotus momota) es un ave de amplio rango, es una de las ocho especies de la familia Momotidae. Sin embargo, el momoto común es la única especie de momótidos capaz de reproducirse en cautiverio.

Curiosidades

Los barranqueros se encuentran en Costa Rica con un plumaje colorido y un pico relativamente pesado. El pico es pesado, pero corto y amplio. Tienen una cola larga. Los machos tienen una cola ligeramente más grande que las hembras. Se alimentan de pequeños insectos y lagartos, mientras que también consumen frutas, por lo que pueden consumir una gran variedad de alimentos. En particular, el Momótido de Costa Rica también se alimentaba de ranas venenosas. Tiene suficientes toxinas para matar a 10 hombres, pero aún así se lo comen.

Hay un total de nueve especies de Momotidae en todo el mundo. Seis de ellos se encuentran en Costa Rica. El Rufos es la especie momótida más grande que se encuentra en Costa Rica.

Los Momótidos Rufos son muy importantes para la dispersión de semillas en Costa Rica. Esto se debe a que el proceso de digestión es tan rápido que las semillas que comen no son digeridas y salen de sus cuerpos y por lo tanto, caen a grandes distancias de las plantas madre. Este es un gran beneficio de las plantas madre. Su población depende en gran medida de estos Momotos.

Ponen cuatro huevos blancos a la vez. Los huevos son de color blanco. El tiempo de eclosión del huevo es de unos 20 días pero el joven no lo deja por más de treinta días. Ambos padres se ocupan de los más pequeños. Tienen tareas alternativas para llevar a cabo esta importante tarea de crianza. Por un tiempo uno de los padres los protege y por otro tiempo es el trabajo del otro padre.

Se adapta es ave fácilmente a las condiciones locales. No tiene condiciones estrictas de supervivencia. Se pueden encontrar en cualquier parte de los bosques de Costa Rica.

El momoto que se encuentra en Costa Rica. Tiene un comportamiento interesante que excava de 0,6 a 2,5 m en el suelo con un radio de aproximadamente 4 cm. Evitan las serpientes coralinas pero no temen a las especies no venenosas de serpientes. Significa que tienen suficiente conocimiento de las serpientes dañinas.

Las barbas que se encuentran al final de las plumas de la cola se caen porque son débiles. Era un concepto antiguo que se arrancaban las plumas para darles una forma adecuada. Pero en realidad se caen por ser débiles. Forman grandes colonias de casi cuarenta miembros cada una. Pueden verse en estos grupos en el suelo y en el cielo.

Mueven sus colas de un lado a otro en una exhibición de movimiento. Las investigaciones han demostrado que lo hacen cuando los depredadores se les acercan. Por lo tanto, le dan al depredador una señal de que lo ha visto. Este comportamiento también ayuda a otros Barranqueros si no han visto ya al depredador. El depredador también obtiene una ventaja que ahora sabe que no son beneficios de atacar porque el momotido huirá así, no pierde su tiempo y se va sin atacar. Esta es una buena manera de proteger sin hacer nada.

Importancia de los momótidos para los seres humanos

Las tribus indígenas pueden utilizar plumas o alas de la cola del barranquero en la ornamentación. El folclore de la tribu brasileña Pareci de Mato Grosso atribuye las lagunas sin púas a lo largo de la cola del momótido rufous a llevar brasas de fuego. Los momotos eran bien conocidos en la cultura maya.

Una investigación destaca que no se debe esperar que la selección actúe de manera similar sobre los caracteres de señal del macho y la hembra. Además, esta investigación enfatiza que los caracteres elaborados del plumaje no siempre funcionan como señales sexualmente seleccionadas, como a menudo se asume, sino más bien que múltiples fuerzas selectivas pueden trabajar juntas para favorecer rasgos monomórficos elaborados.

Rasgos momomórficos

Tanto los machos como las hembras de muchas especies de aves de este tipo mantienen rasgos de plumaje elaborados, y el plumaje «monomórfico elaborado» puede transmitir beneficios adaptativos a uno o ambos sexos como señales interespecíficas o intraespecíficas.

Las fuerzas selectivas que mantienen rasgos monomórficos elaborados a menudo se supone que son similares para los sexos; sin embargo, en algunas especies, los rasgos elaborados confieren beneficios selectivos diferentes a machos y hembras. Las momotos cejiazul​ (Eumomota superciliosa) masculinas y femeninas expresan una cola alargada en forma de raqueta, y una investigación ha demostrado que la cola masculina ligeramente más larga se mantiene mediante una combinación de selección sexual y selección natural para la comunicación entre depredador y presa, mientras que la cola femenina se mantiene únicamente mediante selección natural.

Función de la cola del macho y la hembra

Investigaciones indica que los machos y las hembras usan su cola en una colgante exhibición de movimiento de izquierda a derecha, que se realiza en presencia de depredadores. Los resultados de los experimentos de presentación de depredadores indican que es probable que la exhibición disuada la emboscada al comunicar la conciencia de la presencia de un depredador (es decir, percepción, publicidad, persecución y señal disuasiva).

Cuando se presentó experimentalmente depredadores a los barranqueros, y cuando se observaron depredadores naturales, la muestra de movimiento a menudo se realizaba en ausencia de coespecíficos (es decir, cuando sólo el depredador está presente). Además, el wag-display no parece funcionar como una señal de alarma orientada a la pareja o a los conespecíficos en general porque el display es realizado por aves no apareadas y solitarias de la misma manera que lo es por aves apareadas y aves gregarias en las colonias de anidación.

Por lo tanto, es probable que la pantalla de movimiento comunique que el barranquero es consciente del depredador y está preparado para escapar. Esta forma de señal de disuasión de persecución interespecífica proporciona un beneficio tanto para el momótido como para el depredador; tal pantalla evita que el barranquero pierda tiempo y energía huyendo, y el depredador evita una persecución costosa que probablemente no resulte en captura.

Función de selección sexual

Además de la función naturalmente seleccionada de persecución y disuasión de la cola, una investigación ha demostrado que los beneficios sexualmente seleccionados están asociados con la cola del macho, pero no con la cola de la hembra.

Los machos con plumas en la cola más largos (región sin barbillas en la parte central de las plumas de la cola) tienen mayor éxito en el apareamiento, se emparejan con hembras que colocan embragues más grandes, y tienen mayor éxito en los polluelos. En contraste, la longitud de la cola de la hembra no está relacionada con las medidas de rendimiento y éxito reproductivo. Además, no hay evidencia de apareamiento surtido para la longitud de la cola, lo que indica además que las hembras no usan sus colas como señales sexuales.

La cola es sexualmente dimórfica después de controlar las diferencias de tamaño corporal y la parte más dimórfica de la cola es plumaje extraño, que es diez por ciento más largo en los machos. La longitud más corta de la cola de la hembra probablemente represente el óptimo naturalmente seleccionado para una señal eficiente durante la comunicación entre el depredador y la presa, mientras que se cree que la selección sexual explica la extensión de la cola del macho más allá de esta longitud.

Así, dos fuerzas selectivas trabajan en concierto para mantener el elaborado plumaje monomórfico en los machos, pero esa selección natural actúa sola para mantener las colas femeninas.

Coloridos y astutos momotos

La apariencia de estos pájaros barranqueros es inconfundible. El cuerpo es robusto, las patas son relativamente largas. Las plumas de la cola media son extendidas, que es la característica más llamativa de estas aves. En algunos tipos de momotos, falta una gran parte de hebras de estas plumas, y sólo al final se forma una especie de bandera en forma de espátula.

El pico es de constitución fuerte, bastante largo y ligeramente inclinado hacia abajo. La forma es diferente para cada especie, por lo que también puede ser muy ancha y plana. El pico está, excepto con el motor enano, en el borde aserrado. Los barranqueros o momotos  son aves muy coloridas. La espalda es a menudo verde, la zona abdominal es a menudo de color marrón rojizo, la cabeza suele mostrar patrones de colores. Los sexos difieren apenas hacia afuera; sin embargo, la cola suele ser algo más larga en el macho. Las aves jóvenes generalmente tienen un patrón de cabeza más opaco, de lo contrario son muy similares a los adultos.

Los momotos generalmente  se encuentran en las regiones tropicales de América Central y del Sur; su distribución abarca desde México hasta el norte de Argentina. En las islas del Caribe están en gran parte desaparecidos, sólo se pueden encontrar aquí en Trinidad y Tobago. Los barranqueros o momotos viven principalmente en densos bosques de tierras bajas, pero también en claros. Una característica especial es el Aspatha gularis, que vive en los bosques nublados y mixtos de las tierras altas. Aunque las barranqueros son todavía numerosas en su hábitat, están amenazadas por la creciente destrucción de los bosques tropicales.

Estas aves coloridas se alimentan de frutos y de animales pequeños como lagartijas o insectos. Estos últimos a menudo se aprovechan de ellos en vuelo. Para cazar, el barranquero se sienta en un sitio. Después de haber visto y capturado la presa, normalmente la llevan de vuelta a su lugar y la golpean varias veces contra una rama, antes de comerse a la presa. A veces siguen a las hormigas migratorias para eliminar a los insectos que huyen.

Los momotos anidan en una cámara subterránea excavada por ambos sexos. Se turnan para aflojar la tierra y expulsar la suciedad hacia la abertura. La cámara puede tener hasta 16 pies (o sea 5 m) de largo en especies más grandes. Los huevos permanecen en el suelo desnudo, pero las partes duras de los insectos regurgitados por los padres en incubación pueden añadirse debajo.

Evolución y sistemática

Los barranqueros o momótidos (Momotidae) son un grupo llamativo. Un Oligoceno (hace más o menos entre 30 y 40 millones de años) fósil (Protornis) de Suiza sugiere que los antepasados de los Momotidae contemporáneas eran del Viejo Mundo; los eventos climáticos y la competencia probablemente llevaron a su ausencia. En Florida se encontró un fósil del Mioceno tardío (de hace 25 o 30 millones de años), antes de que América del Norte y del Sur se unieran por el puente terrestre panameño.

Fósiles más recientes del Pleistoceno (de hace 20.000 años) fueron encontrados en Sudamérica, en varias canteras de fósiles en Minas Gerais, Brasil. Los cambios climáticos probablemente restringieron el paso de los momotos a América Central, y luego se dispersaron en América del Sur (donde hubo poca radiación) hace unos 2,5 millones de años durante el Plioceno tardío. Estos eventos sugieren que los momótidos son la única familia aviar con un centro de origen y diversidad en América Central.

Estos barranqueros están estrechamente relacionados con los apicultores (Meropidae), los martines pescadores (Alcedinidae) y los todies (Todidae), con el parentesco más cercano a todies. De hecho, el momoto enano (Hylomanes momotula) es considerado el miembro más primitivo de la familia, y tal vez hay vínculos entre el momoto y las familias tody.

Las características comunes de los apicultores, los martines pescadores y los todies incluyen un osículo de oído medio único, aspectos de la musculatura de las extremidades, ADN, plumaje brillante, poco o ningún dimorfismo entre sexos, depredación por marea (vuelos cortos desde una percha para capturar presas y regresar a la perca), y madrigueras de nido excavadas en tierra. Las cuatro familias son Coraciiformes, que probablemente irradiaron en el Eoceno, e incluyen rodillos, abubillas y cálaos.

Hay seis géneros con nueve especies. El momoto cejiazul​ (Eumomota superciliosa), representado por una sola especie, está más estrechamente relacionado con los miembros de los géneros Electron y Baryphthengus, cada uno representado por dos especies, y el género Momotus, representado por tres especies. Estos incluyen el momoto picoancho​ (Electron platyrhynchum), momoto carenado (Electron carinatum), momoto yeruvá occidental (Baryphthengus martii), momoto yeruvá oriental​ (Baryphthengus ruficapillus), momoto mexicano (Momotus mexicanus), momoto amazónico o momoto común​ (Momotus motmota), y el momoto serrano (Momotus aequatorialis).

Hay momotos que aunque superficialmente similar a otras especies, carece de cola con punta de raqueta, al igual que algunas poblaciones de momoto picoancho​ (Electron platyrhynchum). Esto sugiere una divergencia relativamente reciente en estos géneros estrechamente relacionados. Apoyando esta hipótesis, mientras se llevaban a cabo experimentos de reproducción entre momótidos que convivían juntos en el Perú amazónico, el ornitólogo de campo D. F. Lane descubrió que los momotos de rocas, de color azul y de pico ancho parecían responder territorialmente a las voces de cada uno.

Géneros pertenecientes a la familia Momotidae

La familia Momotidae incluye los siguientes géneros y las siguientes especies:

Género Hylomanes

  • Momoto enano – Hylomanes momotula

Género Aspatha

  • Momoto gorgiazul – Aspatha gularis

Género Momotus

  • Momoto mexicano – Momotus mexicanus
  • Momoto común – Momotus momota

Género Baryphthengus

  • Momoto yeruvá occidental – Baryphthengus martii
  • Momoto yeruvá oriental – Baryphthengus ruficapillus

Género Electron

  • Momoto carenado – Electron carinatum
  • Momoto picoancho – Electron platyrhynchum

Género Eumomota

  • Momoto cejiazul – Eumomota superciliosa

5/5 - (3 votos)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here