Alcaudón Norteño

580

El alcaudón norteño (Lanius excubitor) es una gran especie de ave cantora de la familia de los alcaudones (Laniidae). Forma una superespecie con sus parientes parapátricos del sur, el alcaudón real o alcaudón sureño (Lanius meridionalis), el alcaudón gris estepario (Lanius pallidirostris), el alcaudón gris chino (Lanius sphenocerus) y el alcaudón americano (Lanius ludovicianus).

Al Lanius excubitor también se le conoce como picapuercos. Los machos y las hembras son similares en el plumaje, el gris perlado en la parte superior con una máscara de ojos negra y las partes inferiores blancas.

La reproducción tiene lugar generalmente al norte de los 50° de latitud norte en el norte de Europa y Asia. La mayoría de las poblaciones migran hacia el sur en invierno a regiones templadas. El gran alcaudón norteño es carnívoro, y los roedores constituyen más de la mitad de su dieta.

Alcaudón Norteño

El alcaudón norteño (Lanius excubitor), es aproximadamente un tipo de ave grande, del tipo Lanius dentro de la familia de los estranguladores (Laniidae). El alcaudón norteño es un tipo de ave grande y pesado, el mismo es un excelente estrangulador que vive también en Europa Central.

Los alcaudones norteños llaman la atención, sobre todo los pájaros de color gris, blanco y negro. Los machos y las hembras son muy similares entre sí. Excepto en los medios, el norte, el este y partes de Europa Occidental,

El Picapuercos (Lanius excubitor) en el alambre

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Laniidae

Género: Lanius

Especie: Lanius excubitor

Hábitat y distribución

Generalmente, su área de reproducción se encuentra en Eurasia y el norte de África. En las altas montañas de la región de Altai-Tian Shan, se extiende hacia el sur, quizás hasta los 42° de latitud norte. Su límite norte es generalmente de 70° de latitud norte.

Sólo se encuentra como vagabundo en Islandia, las Islas Británicas, la región mediterránea (excluyendo la Península Ibérica y quizás Rumania pero incluyendo Chipre) y Corea. No parece haber registros de reproducción de toda la Península de Kamchatka; en Suiza, la actual República Checa y el sur de Alemania se encontraron pequeñas poblaciones a mediados del siglo XX, pero han disminuido o incluso desaparecido desde entonces.

Distribución del Alcaudón Norteño (Lanius excubitor)

Migraciones

A excepción de la subespecie bianchii, que es en gran medida residente durante todo el año, y la subespecie que habita en las partes templadas europeas donde se distribuye con un clima marítimo suave, la especie es migratoria de corta distancia.

Las migraciones son provocadas por la escasez de alimentos y, por lo tanto, según los niveles de población de las presas, el área de distribución invernal podría extenderse poco más al sur más allá de la zona de reproducción, o ser enteramente parapátrica a ella. Las poblaciones de las montañas de Asia Central emigran principalmente hacia debajo de las montañas en lugar de hacia el sur.

Las hembras son más propensas a la migración que los machos; no parecen migrar, en promedio, a distancias más largas o más cortas que los machos y, en consecuencia, son el sexo dominante en muchas partes de la zona de distribución invernal.

Las aves salen hacia los alojamientos de invierno más o menos poco tiempo después de la reproducción – de julio a octubre, y la mayoría de las aves se quedan hasta septiembre – y regresan para anidar principalmente en marzo o abril, pero algunas sólo llegan en mayo.

En las últimas décadas, se ha observado que el número de aves que permanecen en las zonas de reproducción durante todo el año ha aumentado, por ejemplo, en Fennoscandia, mientras que, por ejemplo, los ejemplares boreales parecen ser un visitante de invierno tan raro en el norte de Ohio como lo era hace un siglo.

¿Dónde vive el alcaudón norteño?

El hábitat preferido es generalmente pastizales abiertos, tal vez con arbustos entremezclados, y miradores adyacentes. Normalmente son árboles – en los bordes del bosque en gran parte del hábitat, pero árboles individuales o pequeños rodales en el borde de la tundra.

En estepa, utilizará cualquier percha aislada, ya sea postes de cercas, líneas eléctricas o rocas. En general, parece que se necesitan entre 5 y 15 sitios de perchado por hectárea de su hábitat. Evita los pastizales bajos sin miradores y oportunidades de nidificación (árboles o arbustos grandes), así como los bosques densos sin que les de beneficios para la caza.

Aparte de los pastizales, las aves utilizarán una variedad de hábitats de caza, incluyendo pantanos, claros o campos de cultivo no industrial. Las aves reproductoras parecen tener diferentes deseos de microhábitat, pero aún se conocen pocos detalles.

Características

Los machos y las hembras son aproximadamente del mismo tamaño, y no difieren notoriamente en apariencia excepto por comparación directa.

Tamaño y peso

Un alcaudón norteño adulto es un paseriforme de tamaño mediano, casi tan grande como un zorzal grande, que mide de 22 a 26 cm (8,7 a 10,2 pulgadas) de largo. Típicamente pesa alrededor de 60 a 70 g (o sea de 2.1 a 2.5 oz), aunque algunas subespecies son notablemente más pequeñas o más grandes, e incluso en la subespecie nominada se registran pesos de adultos entre 48 y 81 g (1.7 y 2.9 oz).

Las alas miden alrededor de 11,4 cm (4,5 pulgadas) y la cola alrededor de 10,9 cm (4,3 pulgadas) de largo en la subespecie nominada, su pico mide alrededor de 23 mm (0,91 pulgadas) desde la punta hasta el cráneo, y la parte tarsometatarsiana de sus “patas” mide alrededor de 27,4 mm (1,08 pulgadas) de largo.

Colores

El color general de las partes superiores es gris perla, teñido de marrón para los que están al este de la cordillera euroasiática. Las mejillas y el mentón, así como una raya delgada y a menudo difícil de ver por encima del ojo, son blancos, y una máscara negra profunda se extiende desde el pico a través del ojo hasta las orejas; el área inmediatamente por encima del pico es gris.

Los escapularios (plumas de los hombros) son de color blanco, y las alas son de color negro con una barra blanca formada por las bases de las remigies primarias, continuando ligeramente desplazadas sobre las bases de las remigies secundarias en algunos ejemplares.

La cola es negra, larga y puntiaguda en la punta; las rectrices exteriores tienen paletas exteriores blancas. Las partes inferiores son blancas, ligeramente teñidas de gris en la mayoría de las subespecies. En las subespecies que rodean el Pacífico Norte en particular y en las hembras de otros lugares, puede haber barras parduscas débiles en el pecho.

El pico es grande y enganchado en la punta y de color casi negro, pero pálido en la base de la mandíbula inferior (aunque la extensión varía estacionalmente). Las piernas y las patas son negruzcas.

En la hembra, las partes inferiores son más grises y suelen estar visiblemente enrejadas de color marrón grisáceo, y las marcas de las alas y de la cola blancas son característicamente menos extensas (aunque esto rara vez es claramente visible excepto en vuelo). Las aves jóvenes volantonas son muy teñidas de color marrón grisáceo por todas partes, con la parte superior y las marcas de color blanco claro e indistinto.

Las puntas de las remigres terciarias y las cobertoras alares son también de color oscuro, con una banda negra en esta última. En la subespecie de América del Norte, los volantones están teñidos de un color bastante marrón en la parte superior y las alas, y tienen barras afiladas y oscuras en la parte inferior. En Eurasia, los polluelos muda a un plumaje femenino y las barras terciarias suelen permanecer en otoño. En toda su área de distribución, los jóvenes adquieren el plumaje adulto en su primera primavera.

Canto

El canto del macho consiste en estrofas cortas y agradables que crujen, intercaladas con silbidos fluidos. Las frases individuales pueden ir como tu-tu-kurr-pree-pree o trr-turit trr-turit-turit… Para anunciar que se ha dado cuenta de que alguien se está adentrando en su territorio (ya sea una hembra o un macho de su especie o un mamífero grande) da silbidos chillones y escandalosos como trrii(u) o (t’)kwiiet.

Para anunciar a las hembras, a menudo mezcla estos silbatos con una estrofa de canto. Un silbato más suave es como un trüü(t). Estos silbatos también se utilizan en dúos entre parejas en invierno y vecinos en época de cría. Se han descrito varias llamadas de contacto como chlie(p), gihrrr, kwä o wuut.

Éstos se escuchan con frecuencia durante el cortejo, intercalados con frases de canciones, ya que los silbatos fuertes se escuchan antes del cortejo. La canción se vuelve más suave y más gorjeante a medida que el macho muestra a la hembra alrededor de su territorio, y en los sitios potenciales de anidación el macho da una charla animada que contiene los sonidos: fluting tli-tli, prrr trills y kwiw….püh calls.

Cuando es perturbada, su nota de alarma es una k(w)eee, greee o jaaa, que a menudo se repite dos veces. Cuanto más excitados se ponen los pájaros, más alto y más rápido llegan las llamadas, vía chek-chek-chek-chek a un sonajero trr-trr-trr-trr o a un explosivo aak-aak-aak-aak. Cuando hay un pájaro de presa alerta con un silbato.

Las llamadas de Knuk son hechas por adultos que se enfrentan a una amenaza potencial para sus crías. Para mendigar por comida – de jóvenes a adultos o de miembros de la pareja entre sí -, se dan filas de llamadas waik. Esta especie a veces trata de atraer a los pequeños pájaros cantores imitando sus llamados, por lo que puede intentar capturarlos para alimentarse.

Alimentación

El alcaudón norteño se alimenta de pequeños vertebrados y grandes invertebrados. Para cazar, esta ave se posa en la rama más alta de un árbol, poste de telégrafo o un punto elevado similar en una posición vertical característica a algunos metros/yardas (por lo menos uno y hasta 18 m/20 yardas) sobre el suelo.

Alternativamente, puede escanear la pradera desde el vuelo, permaneciendo esencialmente en un solo lugar durante períodos prolongados de vuelo, principalmente flotante, que pueden durar hasta 20 minutos. Caerá en un deslizamiento ligero para presas terrestres o halcones en picada sobre un insecto volador.

Las aves pequeñas a veces también son capturadas en vuelo, generalmente acercándose por debajo y por detrás y agarrando sus patas con el pico. Si ninguna presa se aventura a la intemperie, los grandes alcaudones norteños grises hurgarán entre la maleza o se sentarán cerca de los escondites y exhibirán sus marcas blancas en las alas y en la cola para asustar a los animales pequeños y que salgan.

Como se mencionó anteriormente, a veces imita a los pájaros cantores para atraerlos a que se acerquen a una distancia cercana.

Típicamente, al menos la mitad de la biomasa de las presas está compuesta por pequeños roedores de los Cricetidae (topillos) y Murinae (ratones y a veces ratas de Eurasia jóvenes). Las musarañas, los pájaros cantores, los lagartos y las ranas y sapos (típicamente como renacuajos) constituyen la mayor parte de las presas vertebradas restantes.

Sin embargo, las aves son generalmente de poca importancia, excepto en primavera, cuando los machos cantores se dedican al cortejo y a menudo olvidan su entorno, a finales de verano, cuando abundan los polluelos sin experiencia, y en invierno, cuando la mayoría de los mamíferos pequeños hibernan.

Ocasionalmente se comen murciélagos, tritones y salamandras, e incluso pescado. Los animales de presa pueden excepcionalmente ser casi tan grandes como las propias aves, por ejemplo, los polluelos del lagópodo común​ (Lagopus lagopus) o un armiño joven.

Los artrópodos grandes son la segunda presa más importante por cantidad, aunque no por biomasa; en este último aspecto son sólo un poco más importantes que las aves, excepto como alimento para los polluelos, donde suelen formar una parte sustancial de la dieta.

Los más importantes entre las presas invertebradas son los insectos, especialmente los escarabajos, grillos y saltamontes, y los abejorros y avispas. Las presas invertebradas de menor importancia son las arañas y los escorpiones, los cangrejos de río y los isópodos, los caracoles y los gusanos oligoquetos.

El carrión y las bayas se comen raramente o nunca; aunque ocasionalmente puede saquear los nidos de los pájaros cantores, aunque este dato no está bien documentado y no se sabe si come huevos.

El empalamiento del alcaudón norteño

La presa muere al golpearla con el pico enganchado, apuntando al cráneo en los vertebrados. Si es demasiado grande para tragar en uno o unos pocos trozos, se transporta a un sitio de alimentación llevándolo en el pico o (si es demasiado grande) en las patas.

Sin embargo, las patas no son adecuadas para desgarrar a la presa. Es más bien empalado en una punta afilada – espinas o las púas de alambre de púas – o encajado firmemente entre las ramas que se bifurcan. Así asegurado, el alimento puede ser cortado en trozos del tamaño de un bocado con el pico.

 Las aves han reconocido que los ortópteros contienen sustancias químicas nocivas se dejan empalar en la despensa durante varios días, hasta que las sustancias químicas que normalmente disuaden a los depredadores se han degradado.

También se ha observado que los grandes alcaudones norteños grises empalan sapos comunes (Bufo bufo) y los despellejan – rasgando la piel de la espalda y tirando de ella por encima de la cabeza – para evitar la contaminación de la carne por las secreciones tóxicas de la piel.

Los huesos grandes y las partes no comestibles similares de los animales de presa no suelen ser ingeridos, pero los más pequeños, como los huesos diminutos o el elíctro de los escarabajos, se comen y luego se regurgitan como pellets.

Tasa metabólica

La tasa metabólica básica del alcaudón real es de unos 800 milivatios, o algo más de 11 milivatios por gramo de masa corporal. Un adulto de esta especie necesita unos 50 g (1,8 oz) de presa al día, probablemente algo más en invierno. En la mayoría de los casos, esto se traduciría en uno o dos roedores, uno o dos animales vertebrados de presa adicionales (incluidos los roedores), y hasta un solo artículo de presa vertebrado de invertebrados.

Los excedentes de alimentos pueden ser empalados para su almacenamiento. Estas “alacenas” se encuentran típicamente alrededor de 1 m (3.3 pies) sobre el nivel del suelo y pueden ser encontradas en cualquier lugar dentro del territorio de las aves, pero tienden a estar más bien en las cercanías de los sitios de nidificación que lejos de ellos.

Apareamiento y reproducción.

Los grandes alcaudones norteños grises se reproducen durante el verano, normalmente una vez al año. En condiciones excepcionalmente buenas, crían dos crías al año, y si la primera nidada se destruye antes de salir del cascarón, suelen ser capaces de producir una segunda nidada.

Su vínculo de pareja monógama es fuerte durante la temporada de reproducción y se afloja durante el invierno; las aves a menudo eligen un compañero diferente al del año anterior. Para buscar parejas potenciales, los machos se aventurarán fuera de sus territorios de cría. Si una hembra así encuentra un macho a su gusto, ella la visitará para ver si se llevan bien e inspeccionar los sitios de anidación que puede ofrecer.

El período de cortejo es generalmente más largo que en el alcaudón real (Lanius meridionalis), que suele comenzar alrededor de marzo y durar hasta abril o mayo. Al principio, la hembra rechaza al macho, permitiéndole solamente que la alimente. Los machos hacen cada vez más ruido y muestran las marcas blancas de las alas en vuelo y de la cola al abanicarla y apartarse de la hembra.

También ocasionalmente se gira para sentarse en ángulo recto con ella. Eventualmente, la hembra se unirá a las exhibiciones del macho, y las canciones se convertirán en dúos. Para alimentar a las hembras y mostrar su destreza en la caza, los machos harán sus escondites de comida en lugares visibles durante este tiempo. Al presentar los sitios de anidación, los machos dan la variedad de llamadas descritas anteriormente y sacuden la cabeza y la cola en abanico.

La cópula es típicamente iniciada por el macho trayendo una presa atractiva a la hembra. Con ambos dando llamadas de mendicidad, se acercan hasta que están uno al lado del otro. El macho entonces levanta y balancea su cuerpo unas cuantas veces a la izquierda y derecha, y pasa la presa a la hembra, seguida de la cópula real.

Las reuniones de los grupos de vecinos cesan cuando el nido está en marcha, y cuando los huevos están casi listos para poner, el macho vigila de cerca a su pareja, se eleva más alto que ella para observar las amenazas y frecuentemente la alimenta.

Esto aparentemente asegura su bienestar físico en lugar de prevenir cópulas extra en pareja, ya que los machos vecinos se desvían a través del territorio del otro para tener una aventura rápida con las hembras residentes. En este caso, tienen casi una probabilidad de éxito de una en tres y, en consecuencia, es muy probable que el nido del alcaudón norteño contenga descendientes de más de un macho.

Las hembras pueden depositar sus huevos en los nidos de sus vecinos, pero esto parece ocurrir más raramente; en general, las hembras apareadas son bastante solitarias después de que sus huevos han comenzado a desarrollarse. Una nidada completa de huevos puede ser producida por una hembra en aproximadamente de 10 a 15 días.

Nidos

Los nidos se construyen en abril o mayo a más de 1 m (3,3 pies) del suelo en los árboles. Esta altura varía según el hábitat, pero mientras que los nidos se han encontrado a casi 40 m (44 yardas) de altura, la mayoría se encuentran entre 2 y 16 m sobre el nivel del suelo.

La presencia de muérdagos o enredaderas como la hiedra común (Hedera helix) en las ramas laterales cerca del tronco (donde los nidos se construyen preferentemente) hará que un árbol sea notablemente más atractivo.

La nidificación en las cercanías del zorzal real (Turdus pilaris) también aumentará la conveniencia de los sitios de nidificación de los grandes alcaudones norteños, que a menudo se niegan a alimentar los polluelos de estos zorzales, aunque existe la oportunidad de hacerlo.

Aparentemente, las dos especies son más eficientes en la detección temprana de depredadores potenciales de nidos – en particular córvidos – y en el acedio lo hacen cooperativamente que por sí solas. De lo contrario, no hay una preferencia clara por taxones particulares de árboles que anidan, siempre y cuando sean suficientemente densos.

Las coníferas parecen haberse vuelto más populares entre los Lanius excubitor europeos en las últimas décadas, pero también se utiliza una diversidad de árboles caducifolios. Mucho más raramente, se usan arbustos grandes y especialmente espinosos para anidar.

El sitio real de anidación es elegido por el macho; las visitas de cortejo de la hembra son principalmente para formar y fortalecer el vínculo de pareja. Además, aunque las parejas construyen el nido juntas, el macho recoge la mayor parte del material de anidación. El nido de copa es bastante grande, midiendo de 20 a 28 cm (o sea de 7.9 a 11.0 pulgadas) de diámetro exterior.

El cuerpo del nido está construido de material vegetal grueso, principalmente ramitas grandes y trozos de musgo, aunque se pueden añadir trozos de tela y basura. La copa interior tiene un diámetro de entre 8 y 12 cm (o sea de 3,1 a 4,7 pulgadas) y una profundidad de 10 a 15 cm (de 3,9 a 5,9 pulgadas); está forrada con finas ramitas y raíces, líquenes, pelo y plumas. Construir un nido desde cero toma de una a dos semanas, pero si el nido de los polluelos del año anterior se encuentra en buenos condiciones siguen siendo utilizables, se reparan en lugar de desecharse.

La puesta suele tener lugar en mayo. La nidada es de tres a nueve huevos, típicamente alrededor de siete, con nidadas norteamericanas que tienden a ser más grandes en promedio que las europeas. Si se produce una segunda puesta en una temporada de cría, es más pequeña que la primera.

Huevos

Los huevos tienen un color de fondo blanco, generalmente con un matiz gris y a veces azul; están estampados con manchas de color amarillento a marrón rojizos y gris púrpura, además regularmente más densos alrededor del extremo romo. Miden alrededor de 26 mm (1.0 pulgadas) de largo y 19.5 mm (0.77 pulgadas) de ancho.

La incubación toma alrededor de 16 días, pero puede estar más cerca de tres semanas en el caso de puestas grandes; por lo general, la realiza sólo la hembra. Mientras que el macho puede tomar brevemente el control de la incubación, su tarea durante este tiempo es proporcionar alimento.

Polluelos

 Los polluelos altriciales eclosionan desnudos, ciegos y de piel rosada, pesando alrededor de 4 g (0.14 oz); su piel se oscurece después de unos días. El interior de su pico es de color rosa y probablemente carecen de manchas u otras marcas prominentes; las barbas en las esquinas de la boca son amarillas como en muchos paseriformes.

A medida que los polluelos crecen, la hembra los cría, y más tarde ayuda a proporcionarles alimento. Las crías nacen después de 2 a 3 semanas, normalmente a finales de junio o principios de julio; se independizan de sus padres luego de 3 a 6 semanas más tarde.

A veces, un padre o madre selecciona a determinados polluelos (posiblemente los más débiles) y centra su atención y alimentación en ellos durante este tiempo. Ocasionalmente se han registrado otros adultos que ayudan a alimentar a la descendencia de una pareja; no está claro si estos ayudantes en el nido son descendientes de años anteriores, o son vecinos reproductores no emparentados que no son parientes.

Video del Alcaudón Norteño (Lanius excubitor)

Estado de conservación

Como se ha comentado anteriormente, el gran alcaudón norteño o picapuercos parece haberse extinguido como ave de cría en Suiza y la República Checa. En general, sus existencias parecen estar disminuyendo en la parte europea de su área de distribución desde los años setenta. En América del Norte, por el contrario, las poblaciones parecen haber sido estables, excepto en el este.

El aumento y la disminución parecen ser reacciones a los cambios en el uso de la tierra, con un aumento cuando el número de trabajadores agrícolas disminuyó después de la Segunda Guerra Mundial y la tierra quedó en barbecho, disminuyendo de nuevo cuando la consolidación de la tierra había agotado seriamente el número de setos y un crecimiento elevado similar, anteriormente común en el paisaje agrícola.

Para un ave depredadora de este tipo, el uso indiscriminado de pesticidas (que se acumularán en los carnívoros adultos e inhibirán el éxito reproductivo) alrededor de la década de 1960 probablemente también tuvo una influencia perjudicial en las poblaciones.

En conjunto, el alcaudón norteño es común y está muy extendido y no es considerado una especie amenazada por la UICN (aunque todavía incluye a L. meridionalis en L. excubitor). Dondequiera que ocurra, su número suele ser de muchos cientos o incluso miles por país.

Su bastión es la región alrededor de Suecia, donde se cree que a finales del siglo XX vivían al menos 20.000 ejemplares, tal vez hasta 50.000. Sin embargo, en algunos países no está sólidamente establecido; en Estonia sólo se encuentran unos pocos cientos, con menos de 200 en Bélgica y algunos más o menos de 100 en Letonia y Lituania, respectivamente.

Las pocas docenas en los Países Bajos y las aproximadamente 10 aves en Dinamarca podrían desaparecer debido a unos pocos años de circunstancias adversas. Por el contrario, en Luxemburgo se encuentra un hábitat abundante y de alta calidad; aunque el número de alcaudones norteños en este pequeño país es necesariamente limitado, la densidad media de población es 25 veces mayor que en Lituania.

Curiosidades

Para un ave del tamaño de un mirlo, el espacio requerido es excepcionalmente grande. En hábitats que presentan una oferta óptima de alimento, una cría precoz puede cubrir sólo las 10 hectáreas, pero son esencialmente más grandes, con aproximadamente 50 hectáreas como norma.

Las regiones de invierno muestran una expansión aún mayor de los lugares de invierno. Los ejemplares de esta especie se reproducen preferentemente en los llamados precintos, cuyos bordes se superponen en parte de forma bastante espaciosa; por lo tanto, la información exacta sobre las medidas de los precintos es problemática.

El alcaudón norteño es activo durante el día, incluso en las zonas de cría más septentrionales, que son casi siempre de día durante los meses de verano, y mantiene un ritmo entre el día y la noche. En la época de reproducción, la fase de actividad llega hasta el crepúsculo, especialmente cuando se cazan murciélagos, o cuando ciertas especies de insectos pululan.

Comportamiento

Esta especie es territorial, pero le gusta reproducirse en grupos dispersos de una buena media docena de adultos. No se sabe hasta qué punto las aves de estos grupos están relacionadas.

En las partes templadas de su área de distribución, los grupos se encuentran quizás a 5 km (3,1 millas) de distancia, mientras que los territorios individuales dentro de cada grupo pueden ser tan pequeños como 20 ha (49 acres), pero más típicamente tienen aproximadamente el doble de ese tamaño.

En climas menos hospitalarios, los territorios pueden ser de más de 350 ha (1,4 millas cuadradas). A lo largo de la temporada de reproducción, en un hábitat privilegiado, los territorios están ocupados por parejas apareadas y machos solteros en busca de pareja. En hábitats menos productivos, los “flotadores” mantienen los territorios de forma más efímera.

Esto lleva a cambios en la densidad de población entre regiones, ya que los “flotadores” se mueven entre grupos de aves territoriales en busca de un territorio generoso y no reclamado para establecerse y/o una pareja con la que aparearse.

En las zonas de invernada, las parejas se separan para tener en cuenta la menor cantidad de alimentos disponibles en ese momento, pero si ambos miembros migran, tienden a tener sus zonas de invernada no muy alejadas.

Como parece, una vez que un alcaudón real individual ha encontrado un territorio de invernada que le gusta, regresará allí posteriormente y tal vez incluso intentará defenderlo contra sus competidores como si fuera un territorio de verano.

A lo largo del año, las aves se mueven regular pero brevemente a través de un área de distribución hasta tres veces más grande que su territorio; esto es tolerado por los propietarios del territorio en invierno con más facilidad que en verano, y las partes de Europa donde los residentes de todo el año y los visitantes de invierno coexisten típicamente tienen densidades de población de alrededor de ocho aves/km2 (alrededor de treinta aves/km2 (alrededor de treinta por milla cuadrada) y ocasionalmente más en invierno)

Antes y después de la temporada de anidación, los grupos de aves reproductoras a veces inician reuniones; éstas parecen ocurrir en el límite del área de distribución combinada del grupo o en la tierra no reclamada que lo separa de los grupos vecinos.

La señal de iniciación es un llamativo vuelo de exhibición dado por un pájaro que observa su territorio: hace espirales de decenas de metros de altura en el aire, por lo general hace un breve parpadeo en la parte superior de la espiral, y luego se desliza hacia abajo.

Los vecinos del grupo responderán realizando el mismo tipo de vuelo, y eventualmente cerca de la mitad de los miembros del grupo saldrán al lugar de la reunión donde pasarán varias decenas de minutos – a veces más de una hora – charlando, llamando, cantando a dúo, y moviéndose excitados por el lugar de la reunión (que típicamente es un pequeño árbol o arbusto).

En invierno, las aves a menudo se reúnen en pequeños grupos y se posan juntas, particularmente para mantenerse calientes durante la noche; sin embargo, esto aparentemente no se inicia con una exhibición específica de la reunión.

El vuelo del gran alcaudón norteño es ondulado y bastante pesado, pero su dirección es recta y decidido. Como se ha indicado anteriormente, también es capaz de viajan en vuelo, que dura poco tiempo, pero que puede repetirse una y otra vez debido a la considerable resistencia de las aves.

Por lo general, se mantiene bajo por encima del suelo en vuelo, se acerca a las perchas desde abajo y aterriza en picada hacia arriba. En las interacciones sociales, las aves señalan una postura agresiva mediante una postura vertical audaz, abanicando y luego moviendo la cola y eventualmente las alas a medida que el ave se excita más.

Señala su disposición a golpear a un intruso cambiando a una posición horizontal y esponjando sus plumas, elevándolas hasta una pequeña cresta a lo largo de la parte superior de la cabeza.

Las aves apaciguan a sus congéneres girando la cabeza (si están cerca) o imitando la postura en cuclillas y los llamados de los polluelos que piden comida (si están sentados separados de su padre). El gesto de sumisión para prevenir un ataque inminente por parte de un ejemplare similar es apuntar el pico hacia arriba.

Los polluelos mudan parte de su plumaje juvenil antes de su primer invierno, y el resto en primavera. Los adultos muda en sus zonas de reproducción antes de migrar, o antes de la profundidad del invierno si son residentes. A veces los adultos también parecen mudar algunas plumas antes de intentar reproducirse.

Como la muda requiere una inversión considerable de energía, es probable que se produzcan algunos beneficios evolutivos significativos para contrarrestarla. Reduciendo el desgaste de las plumas y la carga de parásitos, la muda puede hacer que un ave sea más atractiva físicamente y esté más sana y, por lo tanto, aumentar sus posibilidades de una reproducción exitosa. Sin embargo, el fenómeno no se comprende bien.

Vuelo

El vuelo de asiento a asiento tiene forma de arco y recuerda un poco a un vuelo de pájaro carpintero, sin embargo, las alas nunca se colocan cerca del cuerpo. Poco antes de llegar a un nuevo escondite, el ave se levanta bruscamente.

El poderoso y muy rápido vuelo a distancia contra él es en línea recta. El alcaudón norteño navega distancias cortas y se sacude con frecuencia. En vuelo, las insignias blancas de las alas, la estrecha zona blanca de los hombros y la coloración de la cola en blanco y negro son buenas características de identificación.

Depredadores, parásitos y esperanza de vida

Los cucos comunes (Cuculus canorus) se han observado como parásitos reproductores regulares de L. e. excubitor en el pasado; por razones desconocidas, esto ha cesado desde finales de la década de 1970 aproximadamente. Es muy posible que se hayan extinguido los genes del cuco que ponen huevos similares a los del gran alcaudón norteño.

Entre los depredadores de huevos y polluelos, los córvidos (Corvidae) – parientes muy cercanos de los alcaudones (Laniidae), como sucede –  son los más significativos.

Por lo general, más de la mitad de todos los nidos logran eclosionar al menos una cría, y alrededor de tres cuartas partes de todos los huevos puestos eclosionan, lo que sugiere que si los huevos se pierden antes de eclosionar, por lo general se trata de toda la nidada.

Entre la mitad y las tres cuartas partes de las crías eclosionan con éxito en la mayoría de las circunstancias. Llegarán a la madurez sexual en su primera primavera y a menudo intentan reproducirse de inmediato.

En promedio, el alcaudón norteño tiene la oportunidad de realizar cuatro intentos de reproducción durante su vida, y la mayoría de las aves silvestres son devoradas por un ave rapaz o un mamífero carnívoro o mueren por otras causas antes del final de su quinto invierno.

Las aves de rapiña son la principal amenaza para los alcaudones norteños después de ya ser volantones, con depredadores regulares que incluyen especies tan pequeñas como los búhos pequeños (que están cerca del mismo tamaño que el alcaudón)[, aunque la vida máxima documentada es de 12 años.

Evolución

La familia del alcaudón (Laniidae) es miembro de la Corvoidea, la más antigua de las cuatro grandes superfamilias de aves cantoras. Entre sus superfamilias, los parientes más cercanos de los Laniidae son probablemente los Corvidae (cuervos y aliados).

Existen pocos datos fiables sobre su evolución; ciertamente (aunque el supuesto alcaudón ancestral “Lanius” miocaenus podría no pertenecer a los Laniidae, y probablemente no pertenezca al mismo género que L. excubitor) el género se remonta a los tiempos del Mioceno. En Polgárdi, Hungría, se ha encontrado un fósil de Lanius de la era Turolana del Mioceno Tardío, hace unos 6 millones de años.

Su relación con las especies modernas no está clara. Sin embargo, considerando todas las cosas, el linaje del alcaudón gris probablemente representa la hermana holártica de la radiación africana del alcaudón fiscal.

Estos dos parecen haberse originado en una expansión hacia el oeste o el suroeste desde el origen del género, que (considerando la biogeografía de los linajes vivos de Lanius) estaba probablemente en algún lugar entre Asia Menor y Asia Central.

En la época del fósil de Polgárdi, es bastante probable que los alcaudones grises ya fueran un linaje distinto; dado que ellos y los fiscales generalmente siguen la Regla de Bergmann, el fósil más pequeño hace un antepasado improbable de los grandes alcaudones grises incluso si se tiene en cuenta el clima mioceno algo más cálido.

La superespecie del alcaudón real consiste en L. excubitor y sus parientes sureños paraápatricos. Como se ha mencionado anteriormente, los otros miembros de este grupo son el alcaudón real (L. meridionalis), el alcaudón estepario (L. pallidirostris), el alcaudón real chino (L. sphenocerus) y el alcaudón caguama (L. ludovicianus).

El centro de la radiación de este grupo se encuentra probablemente en la región del Mediterráneo oriental, y el alcaudón real representa la forma más basal. Los otros tres sólo se desviaron durante la expansión hacia las regiones templadas.

Esto debe haber ocurrido bastante recientemente, porque la clasificación por linaje no es completa en los alcaudones grises, y la mayor parte del hábitat actual de Lanius excubitor era inhabitable durante gran parte de la glaciación del Cuaternario.

Debido a las incertidumbres filogenéticas que rodean a este grupo tan unido en ausencia de un buen registro fósil, algunos se abstienen de dividirlo en distintas especies; sin embargo, la mayoría de los autores modernos lo hacen.

Sistemática

La especie fue descrita científicamente por primera vez por Carl Linnaeus en su edición de 1758 de Systema Naturae bajo el nombre binomial actual. Su descripción es L[anius] cauda cuneiformi lateribus alba, dorso cano, alis nigris macula alba – “un alcaudón con una cola en forma de cuña bordeada de blanco, dorso gris, alas negras con mancha blanca”.

En ese momento, ninguno de los otros alcaudones grises del norte-incluido el alcaudón gris menor (L. minor), para el que la descripción del patrón de la cola es incorrecta y que algunos autores ya reconocieron como diferenciados- eran considerados como una especie separada por Linneo, pero que iba a ser cambiada en breve.

El nombre binomial de Linneo sustituyó a los engorrosos y confusos nombres descriptivos de los primeros libros naturalistas que da como fuente: en su propia Fauna Svecica lo nombró ampelis caerulescens, alis caudaque nigricantibus (“cera azul claro, alas y cola negruzca”), mientras que Johann Leonhard Frisch, que en su espléndida placa de colores confunde al macho y a la hembra, lo llamó pica cinerea sive lanius major (“urraca cenicienta gris o alca mayor”).

Pero la mayoría de los autores citados por Linneo – Eleazar Albin, Ulisse Aldrovandi, John Ray y Francis Willughby – lo llamaron lanius cinereus major o similar, que es un equivalente casi literal del nombre común “alcaudón del norte”. El tipo de localidad de Linnaeus se da simplemente como Europa.

El nombre científico del alcaudón real significa literalmente “carnicero centinela”: Lanius es el término latino para un carnicero, mientras que excubidor es latín para un vigilante o centinela.

Esto se refiere a los dos comportamientos más conspicuos de las aves: almacenar animales de alimento empalándolos sobre espinas, y usar las copas de los árboles o postes expuestos para observar el área circundante en busca de posibles presas.

El uso de la primera por Conrad Gessner estableció el término cuasi científico lanius para los alcaudones. Linneo eligió su nombre específico porque la especie “observa a los halcones que se acercan y además anuncia la presencia de pájaros cantores”, como él mismo dijo.

Tal hábito también se usó en cetrería, como lo registró con fantasía William Yarrell más tarde. El nombre común en inglés “shrike” es del inglés antiguo que se refiere a la llamada estridente.

Subespecies pertenecientes a la especie Lanius excubitor

El excubidor excubidor de Lanius (incluyendo melanopterus – que puede estar entrelazado con sibiricus – y galliae) se reproduce en la Europa continental templada a subártica y en el noroeste de Siberia.

  • Lanius excubitor homeyeri: razas en el sudeste de Europa y el suroeste de Siberia. Gris medio arriba, gris pálido abajo. Algunos blancos en las plumas primarias y a veces en las secundarias.
  • Lanius excubitor koenigi: Endémico de las Islas Canarias. Este y los siguientes ejemplares son gris más claro que el excubitor de arriba, blanco opaco de abajo. Más blanco en las plumas primarias y secundarias.
  • Lanius excubitor algeriensis: Costa noroeste de África.
  • Lanius excubitor elegans: Noreste de Mauritania y noroeste de Malí hasta el noreste de Sudán, Egipto y suroeste de Israel.
  • Lanius excubitor leucopygos: Centro y sur de Mauritania hasta el sur de Chad y el centro de Sudán.
  • Lanius excubitor aucheri : Este y centro de Sudán al noroeste de Somalia al noroeste de Irak e Irán.
  • Lanius excubitor theresae: Sur del Líbano y norte de Israel.
  • Lanius excubitor buryi: Endémico de Yemen.
  • Lanius excubitor uncinatus: Endémico de Socotra.
  • Lanius excubitor lahtora: Pakistán a través del centro de la India y el sur de Nepal hasta el oeste de Bangladesh.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here