Alcaudón Dorsirrojo

35

El Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio) es un ave de la familia de los estranguladores (Laniidae) y en Europa Central es el estrangulador más frecuente. Es más conocido por su comportamiento en el empalamiento de presas en espinas.

Su alimento consiste principalmente en insectos grandes, pero también pequeños mamíferos y aves. Originario de gran parte de Europa y Asia occidental, se reproduce en paisajes semiabiertos con una buena oferta de setos y arbustos.

Los nidos están dispuestos preferentemente en arbustos espinosos. Con la intensificación de la agricultura, el alcaudón dorsirrojo tuvo que aceptar grandes pérdidas de continuidad en Europa Central en la segunda mitad del siglo XX. El ave migratoria hiberna en la parte sur de África.

Alcaudón Dorsirrojo

El alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) es un ave paseriforme carnívora y miembro de la familia de los alcaudones Laniidae. La zona de reproducción se extiende desde el este de Europa Occidental hasta el centro de Rusia, pero sólo en raras ocasiones se da en las Islas Británicas. Es migratoria e invernal en las zonas occidentales de África tropical.

El Lindo Alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio).

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Passeriformes

Familia: Laniidae

Género: Lanius

Especie: Lanius collurio

Hábitat y distribución

El área de cría de los alcaudones dorsirrojos se limita a la región Paleártica occidental. En el oeste, su propagación es suficiente hasta el Norte de Portugal, en la península Ibérica, se produce sólo en la parte norte. En Francia, está ausente en Bretaña, Normandía y en la costa del Canal de la Mancha.

Se ha extinguido una extensa cría de esta ave en las islas británicas. En Escandinavia, pobla el sur de Noruega y la zona del Mar Báltico. En el área mediterránea, se encuentra en Córcega y Cerdeña, en Italia, en la península balcánica y en Asia Menor, además, pobla una estrecha franja costera en el borde oriental del Mediterráneo hasta llegar a Israel.

En Sicilia, Creta y Chipre (sólo de ven de 1 a 2 parejas de cría), falta en gran parte. Al sur del Mar Caspio, también se encuentra en una franja estrecha, su extensión termina al este de ella.

Al norte de ella, sin embargo, se extiende hasta aproximadamente 90° este hasta el interior del Altai. El límite septentrional del área de dispersión se extiende en un arco al noreste del Volga, aproximadamente entre 48° y 64° al norte.

La distribución natural de la especie parece estar limitada en el noroeste por las frecuentes precipitaciones, en el norte por las temperaturas mínimas muy bajas y en el sur por el clima muy seco del verano a lo largo de la isoterma 26°C-Julio. En el este, su área de distribución se solapa con la del pariente cercano Alcaudón Isabellino (Lanius isabellinus) y la de los Alcaudones de cola roja (Lanius cristatus).

Migraciones

El alcaudón dorsirrojo es un migrante de larga distancia, que hiberna en el sur de África. La principal zona de invernada se encuentra al sur del ecuador y se extiende, dejando fuera la zona de selva tropical con la cuenca del Congo, al norte y al este de Sudáfrica.

Ocasionalmente, se observaban invernantes en las zonas septentrionales, hasta el Sudán meridional, o en las zonas meridionales, hasta el Cabo. La mayoría de las aves pasan el invierno en Mozambique, Zimbabwe, Botswana y Namibia. Se evitan en gran medida las zonas especialmente secas, como el interior del Kalahari.

En el invierno, el alcaudón dorsirrojo ocupa lugares adecuados en cerros y la sabana seca. Comparte su hábitat de vez en cuando con hasta 12 tipos de estranguladores nativos y este estrangulador de frente negra, se comporta territorialmente y defiende su recinto parcialmente también contra otras especies. En hábitats favorables, se encuentra hasta un recinto por hectárea.

La migración comienza en agosto y es iniciada por las aves adultas, y una o dos semanas más tarde los jóvenes siguen. El primer alcaudón dorsirrojo llega al noreste de África ya en agosto, y a Sudáfrica en septiembre. A finales de septiembre la salida suele estar terminada. Las pruebas raras de las áreas de cría se originan a partir de octubre.

Usando el día para la ingesta de alimentos, el alcaudón dorsirrojo probablemente se mueve exclusivamente por la noche, al mediodía, descansa. Con una investigación sobre Cárpatos, se determinó que la velocidad del viaje era de 70 a 75 km/h.

En términos de movimientos migratorios, se puede hacer una distinción aproximada entre las poblaciones europeas y las poblaciones que se reproducen más al este. Esas aves, que pueblan la parte oriental de Rusia y Siberia Occidental, se mueven en dirección suroeste sobre la península arábiga hacia los recintos  de invierno.

Hacia el este, hay algunos ejemplares que también hibernan, en esa ocasión hasta el oeste del subcontinente indio. El retiro de los lugares de hibernación se realiza aproximadamente en las mismas rutas: Después del vuelo sobre las tierras altas iraníes, el Mar Caspio es circunnavegado en el sur y Pamir y Altai son circunnavegados en el oeste.

Las poblaciones occidentales, por otro lado, tienen un patrón de bucles pronunciado; la migración primaveral sigue una ruta mucho más oriental que la migración otoñal. En otoño, la costa sur del Mediterráneo se cruza en una zona situada entre la Kyrenaika libia y el Canal de Suez. Para llegar a esta zona, las poblaciones de España o Francia deben desplazarse primero hacia el este y luego hacia el sureste a través del Mediterráneo oriental.

Por lo tanto, las aves reproductoras de Escandinavia se desplazan hacia el sudeste hasta el sur sobre la península de los Balcanes y el Mar Egeo. Desde el borde del continente africano, el viaje tiene lugar en un estrecho pasillo entre 25°-35° este hacia el sur y se expande de nuevo sólo después del cinturón de la selva tropical. Algunas aves también llegan a Chad más al oeste.

En primavera, el alcaudón dorsirrojo migra ya al sur del ecuador por las rutas orientales hacia el norte. Éstas conducen a Etiopía, Nordsomalia y Eritrea, a lo largo de las costas del Mar Rojo hasta el borde oriental del Mediterráneo y sobre el Sinaí.

El Mar Mediterráneo se cruza principalmente al este de Chipre, el Mar Egeo por tierra a través de Anatolia. Los primeros rezagados llegan a las zonas de cría a principios de mayo. Debido a las rutas migratorias, se asumió que el origen evolutivo de la especie se encuentra en la zona del Mar Caspio y que se extendió desde allí.

¿Dónde vive el alcaudón dorsirrojo?

El alcaudón dorsirrojo coloniza un terreno soleado y fácilmente manejable, que tiene áreas abiertas con vegetación baja o escasa (por ejemplo, campos de arbustos, campos, praderas secas) que alternan con setos dispersos o arbustos con menos del 50 por ciento de cobertura. Requiere arbustos de uno a tres metros de altura como zona de espera para la caza y observación de pieles y como lugar de nidificación.

Se prefieren los arbustos espinosos, como las endrinas, los espinos o los rosales de seto, pero no es necesario que estén presentes en grandes cantidades en condiciones que, de otro modo, serían favorables.

Por consiguiente, al alcaudón dorsal rojo le gusta colonizar montes y pastizales ricos en setos, humedales, páramos parcialmente drenados con cultivos de presas, huertos, así como claros, zonas de desbroce y tala o plantaciones jóvenes dentro de los bosques. En regiones vírgenes, los bordes de los bosques o los claros, especialmente en lugares húmedos como las franjas de alisos o los bosques de sauce, son particularmente importantes.

El hábitat nativo del alcaudón dorsirrojo se encuentra probablemente en la transición de bosques cerrados a estepas de pastos u otros hábitats abiertos similares (por ejemplo, páramos de tierras bajas o zonas de sedimentación), es decir, en estepas forestales, matorrales y en los márgenes de los bosques, así como en varias etapas tempranas de la sucesión de los bosques o de las etapas de regeneración después de incendios forestales o daños causados por tormentas. En hábitats primarios, los arbustos espinosos preferidos se encuentran a menudo en sitios expuestos a la navegación regular de varios ungulados.

Estos requisitos de hábitat predestinan al alcaudón dorsirrojo para el paisaje cultural ampliamente utilizado, es decir, pequeños hábitats divididos por setos y arbustos y caracterizados por la cría extensiva de pastos.

En el transcurso del Neolítico, cuando la agricultura y la ganadería se desarrollaron a gran escala, es probable que haya hecho un uso considerable de las nuevas posibilidades de asentamiento emergentes. De este modo, no sólo habrá logrado un aumento considerable del número de habitantes y de la densidad de asentamientos, sino también una expansión significativa de su área de distribución.

Las influencias positivas de la gestión a pequeña escala, como la protección contra el viento, el drenaje o el desbroce, y la gestión de lugares soleados para el alcaudón dorsirrojo, permitieron su propagación a zonas más frías o expuestas al clima.

Con la llegada de la agricultura intensiva en la segunda mitad del siglo XX, este desarrollo se invirtió: Como parte de la reorganización de la tierra, se eliminaron los setos y arbustos para permitir la agricultura con grandes máquinas de cosecha. Los pastizales extensivos dieron paso al pastoreo intensivo o a la agricultura estable, los huertos se convirtieron en plantaciones y los viñedos cultivados cerca de la naturaleza fueron sustituidos por terrazas de monocultivo.

Las praderas se cultivaban de forma más intensiva y con un uso elevado de plaguicidas, lo que, entre otras cosas, reducía la oferta de insectos grandes y, en consecuencia, provocaba grandes pérdidas de población en toda Europa a partir de la década de 1950.

Hoy en día, el alcaudón dorsirrojo sólo puede encontrarse en el paisaje cultural en zonas periféricas adecuadas, por ejemplo, en barbechos, zonas arbustivas, zonas de tala y plantaciones jóvenes, incluso dentro de bosques cerrados, en vertederos, graveras o terraplenes de autopistas y terraplenes de ferrocarriles.

Densidad de asentamiento

El tamaño del recinto puede variar mucho durante la incubación, además, a menudo no se determinan los bordes claros. A lo largo de setos o fronteras, los territorios son a menudo lineales y tienen un área correspondientemente pequeña. En zonas escasamente pobladas, como las observadas en el sur de Suecia, también puede haber territorios de hasta 3,38 hectáreas.

Dependiendo del hábitat, las densidades normales de asentamiento varían entre 0,2 (por ejemplo, en campos abiertos) y alrededor de 4 territorios por cada 10 hectáreas con hábitats favorables como pastizales húmedos ricos en setos o márgenes de bosques húmedos.

En casos excepcionales, sin embargo, también se logran densidades de asentamiento más altas, como alrededor de 5,4 parejas reproductoras/10 hectáreas en un sauce con muchos arbustos espinosos, 6,7 parejas reproductoras/10 hectáreas en un vertedero en Wannsee o incluso 15 territorios en 10 hectáreas en Eslovaquia.

Características

El alcaudón dorsirrojo es uno de los más pequeño de su grupo, y tiene un dimorfismo sexual bastante distintivo, tanto los machos como las hembras se diferencian claramente en su coloración.

Imágenes del Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio)

Tamaño y peso

El alcaudón dorsirrojo es el estrangulador más pequeño de Europa Central con 16 – 18 cm de longitud. La longitud media del ala es de 93 (91 – 95) mm, con el macho se sitúa entre 88 y 100 mm, con la hembra entre 82 y 98 mm. La longitud de la cola oscila entre 71 y 90 mm para los machos y entre 68 y 85 mm para las hembras.

El peso promedio de los machos es de unos 28 gramos. En las hembras puede aumentar a 32,8 gramos durante el período de incubación y es de unos 28,5 gramos fuera del período de incubación. Antes de la migración, se pueden formar depósitos de grasa y aumentar el peso hasta un máximo de 37 gramos. Sin embargo, aparentemente esta no es la regla.

Colores

Muestra este ejemplar un Dimorfismo Sexual muy distintivo, los machos y las hembras se diferencian claramente en la coloración.

Machos

El macho tiene, según el nombre ” dorsirrojo “, un dorso marrón óxido hasta marrón castaño y precisamente ese tipo de plumaje en los hombros. La zona craneal y el cuello se distinguen claramente de él por su color entre azul y gris claro. Al igual que otros ejemplares Lanius, los alcaudones dorsirrojo tienen una máscara facial negra y estrecha, en la que el ojo oscuro de la distancia a menudo desaparece casi por completo.

La máscara está limitada a veces en la zona craneal, puede ser gris o una raya en los ojos, tiene también un blanco, poco claro y desteñido, que a menudo es algo más distintivo detrás del ojo. Las plumas de las alas son de color marrón rojizo con un borde claramente más claro y rojizo; las alas son de color marrón castaño con un borde más claro y hay plumas que son de color marrón oscuro sin borde.

El rabo es parcialmente hasta la parte baja de la espalda de color gris. La cola presenta un patrón contrastante entre blanco y negro, en forma de cuchara: las plumas del medio son en su mayoría negras, luego siguen a las plumas con mucho blanco en el área superior, que aumenta hacia las plumas externas de la cola.

Las plumas de la cola tienen una línea blanca en las puntas. La parte inferior suele ser de color blanquecino a crema, a menudo los flancos y el pecho son ligeramente de un color rosado.

Hembra

A diferencia del macho, la hembra no muestra en la zona craneal un color gris. En la hembra, toda la parte superior es de color marrón rojizo monocromático, generalmente algo menos vivo que en el macho. La máscara facial es poco clara, generalmente de color marrón oscuro hasta que se indica de color negruzco, el ojo sobresale más claramente de ella. El brillo de la raya en los ojos emerge más claramente.

La cola suele ser de color marrón monocromático con dobladillos blancos. La parte inferior es de color crema hasta el beige y muestra una escama oscura parcialmente indicada y parcialmente potente (“Escalado”) en el pecho y los flancos. Esto se puede ver a veces también muy pálido en la espalda. Con la edad, el Escalado puede desvanecerse, la hembra entonces se acerca al macho más y más en el colorido.

Variación

El alcaudón dorsirrojo muestra una gran variación en la coloración del plumaje incluso dentro de las poblaciones locales de Europa Central. Además del tipo normal descrito anteriormente, los machos a menudo tienen ejemplares significativamente más grises, con los cuales el gris de la cabeza y la grupa pueden extenderse hasta la espalda y también hasta el área de los hombros.

Las plumas para volar y del hombro a menudo son de color gris pizarra con este cambio, por lo que un posible espejo de ala existente es particularmente notable. Con un segundo de la variante de coloración desviada de tipo normal, las partes rojizas dominan y se extienden hasta el cuello y la espalda.

En el ala, el color rojizo del plumaje no se limita a las costuras, sino que se extiende sobre grandes partes de las plumas y de las alas. También con las hembras, hay una amplia variación en la envergadura, especialmente los de color gris, rojo-marrón intenso y los de color (óxido)pardusco “normal”.

Aves jóvenes

La escala oscura que ocasionalmente sólo se indica con la hembra es mucho más distintiva con el plumaje de la juventud, se extiende sobre la cabeza y la espalda y cubre toda la parte inferior.  Además, la parte posterior suele mostrar un color básico más oscuro.

Pico y patas

El pico de los alcaudones dorsirrojos es como el de todos los demas estranguladores del tipo Lanius; un pico potente, aplanado lateralmente y tiene un gancho distintivo, así como una perforación fácil poco antes de la parte superior, es tan potente que causa una fácil profundización del alimento.

En la base está provista de cerdas de pico pronunciadas.  Es de color cuerno con la parte superior oscura con los pichones, con los ejemplares adultos es de color negro.  La coloración negra se desvanece en el curso del año y se renueva anualmente en el regreso de la migración.  Las patas fuertes son de color entre gris y marrón en los pichones, negruzcas en las aves adultas.

Canto

El canto es una canción de cortejo pura, que no sirve para la delimitación del recinto. Comienza y termina a menudo con un sonido de Dschäää  áspero, y consiste en hileras de tonos prensados y ásperos que charlan en silencio. A menudo se alternan con imitaciones de otras especies (numerosas especies de pájaros cantores, pero también con especies no paseriformes como la perdiz o la agachadiza), por lo que las imitaciones suelen ser mucho más silenciosas y prensadas que en el original.

Las partes que causan dificultades para el ave también pueden ser omitidas o reemplazadas por sonidos típicos de la especie. Según los informes, un macho especialmente dotado dominaba los pasajes más largos de la canción de la alondra, así como varias variantes del trazo del pinzón.

¿Cuándo cantan los alcaudones dorsirrojos?

En el viaje de migración, a lo sumo se oye un canto muy moderado. Sin embargo, la primera actividad de canto claro comienza inmediatamente después de la ocupación de los recintos de cría. Más tarde, el canto se escuchará sobre todo en presencia de las hembras en el cortejo, y después de aparearse ocasionalmente.

Luego de la petición de la hembra a través de su rítmico golpeteo de cola, y después de la conclusión de la construcción del nido no más en absoluto. Sólo después del vuelo de los polluelos, aproximadamente en julio, el macho comienza a cantar de nuevo. En los machos no reproductores, el canto debe ser escuchado durante toda la incubación.

El canto se realiza generalmente en posición vertical, sentado, con el pico apenas abierto. Puede durar hasta diez minutos o incluso más. El macho a menudo se sienta en lo alto de los árboles. La actividad de canto comienza alrededor de media hora después del amanecer.

Las llamadas

Además de los canto también estas ave emiten llamados, generalmente un “Gwää” o “Gää” en bruto debe ser escuchado con particular frecuencia. Sirve para establecer contacto y, por lo tanto, a menudo se expresa también en los pichones en la fase posterior a la canción de cortejo.

Una variante más aguda y corta de esta reputación se pronuncia con emoción – un “Tschä” o “Tschäck”. La excitación o llamada de alarma es un “Dschrä dschrä dschrä o Mejilla mejilla mejilla mejilla mejilla mejilla mejilla mejilla mejilla”. Un fuerte y fuerte “Teck-teck” sirve como sonido de advertencia en presencia de enemigos.

La llamada falsa del macho es un “Tschock”, un “Chee-uk” o un “Ko-ick”, que se suele expresar en lugar de un canto de precinto de espera o con el sobrevuelo del precinto y al que otros machos responden o incluso reaccionan agresivamente, con un “Chee-uk” o un “Ko-ick”.

Alimentación

El alcaudón dorsirrojo tiene un amplio espectro animales pequeños que come y muestra un repertorio correspondiente de técnicas de caza en consecuencia. La caza de insectos constituye la mayor parte de su nutrición, pero la expande de manera muy efectiva a través de la caza de pequeños vertebrados.

¿Qué come el alcaudón dorsirrojo?

En la comida de los insectos suelen predominar los escarabajos grandes, a menudo también los Himenópteros (abejorros, abejas y avispas), pero también come insectos de dos alas más grandes. Predominantemente se come, las larvas (por ejemplo las mariposas) juegan un papel primordial como alimento para los polluelos.

Ocasionalmente, se añaden otros artrópodos como arañas, isópodos o milpiés, pero también lombrices de tierra. Los caracoles juegan un papel bastante subordinado, que sólo son incluidos por algunos ejemplares en el espectro alimenticio.

Los ratones en el suelo pueden llegar a ser la mayor parte del botín. Por lo demás, los pequeños mamíferos (musarañas, ratones de bosque, ratones domésticos o canteros), aunque a menudo representan una gran proporción de las presas en términos de peso, son más bien un complemento alimenticio en condiciones meteorológicas adversas. En los humedales, los anfibios también pueden constituir una gran parte, así como los reptiles (lagartos, lombrices ciegas o serpientes jóvenes de pasto).

Las aves pequeñas también caen en el espectro de las presas. Estas son raras veces aves adultas, donde se cazan especies del tamaño de una marmota amarilla, y en su mayoría pollos o aves jóvenes. Sobre todo los ejemplares jóvenes de los pájaros cantores, están determinados, en particular las currucas o pinzones, pero también los polluelos de tipos más grandes.

Posiblemente, los anteriores no fueron cazados, pero ya fueron encontrados muertos. En la migración, las aves parecen tener un mayor valor como botín, en parte por falta de otros alimentos y en parte por la buena disponibilidad. En un oasis de Sudán, varios tipos de estranguladores, entre ellos el alcaudón dorsirrojo, vivían predominantemente de aves muertas o en vías de extinción.

Los alimentos vegetales juegan un papel importante exclusivamente en forma de bayas (por ejemplo, bayas de saúco, frambuesas, bayas de serbal) a finales del verano y en otoño. Las frutas que maduran lo suficientemente temprano, como el seto o las cerezas ácidas, son usadas también para alimentar a los pollos.

¿Cómo caza el alcaudón dorsirrojo?

La caza al acecho se utiliza principalmente para pequeños mamíferos, pero también para insectos como escarabajos y saltamontes. Los animales de presa en el suelo en un radio de unos 10 m son atacados desde una percha (sala de control). El vuelo hacia el objetivo es en línea recta y puede ser acelerado con golpes cortos de ala. Hacia el final, hace un pequeño trozo deslízate y suele seguir. O bien se vuela al animal de botín directamente en esa ocasión o bien se corrige el rumbo frenando brevemente con las alas una vez más.

Los insectos son capturados en parte a través de la caza en vuelo. Con la caza de insectos a partir de una sala de control, el radio de caza es mayor con aproximadamente 30 m que con la caza de mamíferos pequeños. Se trata de tirar el botín por aproximación intencionada desde el campo y de apoderarse de él.

Cuanto más recto sea el vuelo del insecto, mayor será la tasa de éxito. Por lo tanto, los abejorros o las mariposas se pasan por alto con mayor frecuencia. A menudo los insectos son perseguidos también en vuelo rápido, enjambrando insectos incluso hasta grandes alturas.

Aves pequeñas o langostas son a veces capturadas en una especie de caza de acecho, con lo que el ave se acerca en pequeñas etapas y se da desinteresadamente, con el fin de golpearlas entonces de manera sorprendente. La caza de otras aves rara vez tiene éxito, pero se ha observado que los ejemplares de esta especie han alcanzado un alto grado de especialización y éxito. El alcaudón dorsirrojo es también un ladrón ocasional de nidos, y se pudo observar una búsqueda sistemática de nidos con menos frecuencia por parte de este animal.

En la siega de prados, la caza se realiza a veces a pie, acción que se observaba con frecuencia en aves jóvenes o hembras, que se veían afectadas por su alto peso antes de la deposición de los huevos.

Preparación de los alimentos

Después de una caza exitosa, el botín es procesado más o menos mediante un proceso engorroso para el consumo y liberado de componentes más o menos mal digeridos. Con el macho, sin embargo, el botín se devora también en grandes partes o, si es posible logra terminárselo.

Los componentes indigeribles se ahogan como bolas de saliva. Estos tienen generalmente de 8 a 9 mm de diámetro con una longitud aproximada de 25 mm y se desintegran fácilmente en condiciones secas. Los pellets con componentes de los ratones suelen ser más compactos y pueden ser más grandes.

La preparación de la comida puede durar hasta diez minutos. En los insectos, por ejemplo, las antenas, las alas y las patas se cortan limpiamente. Las orugas son golpeadas contra las ramas y comidas de la cabeza a los pies. Las conchas de caracol se rompen en las piedras y las frutas o bayas más grandes a menudo se cortan y para este propósito también se clavan en las espinas.

Los insectos con aguijones, como por ejemplo las avispas o los avispones, son desechados y recogidos de nuevo, generalmente inmediatamente después de la convulsión en el tórax, lo que se repite tanto tiempo que el botín ya no se mueve. Después, se prueba frotando sobre una base sólida para eliminar la picadura exprimiéndola.

En los alcaudones dorsirrojos se determinó mediante experimentos simulados que el ave reconoce instintivamente el peligro por la elasticidad y el tamaño del cuerpo del insecto; sin embargo, en algunos ejemplares también se observó que se devoraban himenópteros más grandes junto con el aparato urticante. El alcaudón dorsirrojo también es insensible a otros mecanismos de defensa, como las secreciones malolientes o corrosivas de algunas especies de escarabajos.

Los animales vertebrados mueren por una mordedura en el cuello y se cortan y se comen iniciando por la cabeza. A menudo se abre primero el cráneo y se come el cerebro. En experimentos ficticios, los supuestos rivales también fueron atacados con mordeduras en el cuello y los insectos también son agarrados y aplastados detrás de la cabeza en el tórax.

Al agarrar, el ave nunca se sienta en el botín, sino que lo sostiene con una sola pata, con lo que logra estabilidad mediante la colocación de la otra pata. Para llevar el botín como también para comerlo, son usadas las patas ya que estas aves las utilizan también con frecuencia y habilidad.

Comportamiento de empalamiento de las presas

En general, el alcaudón dorsirrojo depende de la caza de insectos. En caso de mal tiempo, sin embargo, esto puede ser menos productivo. Con el fin de salvar, por ejemplo, varios días de lluvia o de frío húmedo en la mañana, tiende a guardar los suministros, por lo tanto, almacena animales de botín más grandes -en su mayoría pequeños vertebrados, pero también insectos más grandes sobre espinas o púas, así como sobre alambres de púas de las vallas de los pastos. El colgado del botín en ramificaciones es algo más raro.

El comportamiento innato del “pincho” se refina a través de la experiencia en la habilidad. Parcialmente, el empalamiento sólo sirve para dividir las piezas de botín más grandes. En esta forma, puede observarse de vez en cuando también en las cuartas partes de invierno. Sin embargo, en la mayoría de los casos (y exclusivamente durante la incubación), el pincho sirve para el acopio de provisión.

En la incubación, suele el macho almacenar el alimento en las espinas, más raramente suele hacerlo la hembra, sin embargo, ambos las utilizan. Los lugares de almacenamiento nunca se encuentran en el arbusto del nido, sino que se concentran principalmente en su proximidad inmediata en uno o dos lugares del recinto. Los pedazos de botín en descomposición se retiran regularmente. Se llegaron a encontrar reservas muy extensas, por ejemplo, con hasta siete ratones, así como muchos mosquitos jóvenes de garganta blanca y 30 abejorros.

Fotografías del Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio)

Apareamiento y reproducción.

El Alcaudón Dorsirrojo se aparea en su mayoría sólo durante una temporada de cría.  Si ambos tanto machos como  hembras regresan al mismo territorio, el apareamiento es posible en el año siguiente.  Sin embargo, esto es raro debido a la baja lealtad territorial de las hembras.  Después de la pérdida de una cría, el apareamiento también puede tener lugar más tarde.

Las aves ya están sexualmente maduras en el primer año y generalmente se reproducen.  Además, sin embargo, visitan su lugar de nacimiento muy raramente.  Los primeros criadores sin éxito reproductor también regresan muy raramente al distrito del año anterior.  Con la edad de las aves, la lealtad al recinto parece aumentar.

Llegada a la zona de cría

A veces ya en el viaje de hibernada, las relaciones de pareja están cerradas, la mayoría de las veces, sin embargo, tienen nuevas parejas, los que llegan sin pareja a las instalaciones de cría de las encuentran en ese lugar. Los machos suelen ser los primeros en llegar en esa ocasión, las hembras siguen hasta cinco días después.  Si un macho no encuentra pareja dentro de este período, generalmente busca un nuevo precinto.  Las hembras a menudo cambian de lugar después de unos minutos por la misma razón.

Poco después de la llegada al recinto de cría, los machos todavía se comportan de forma bastante restringida, la llegada de las hembras se acerca, el comportamiento del recinto se vuelve más vistoso. A menudo, los recintos son muy extensos al principio, sin embargo, pueden encogerse masivamente bajo la creciente presión de otros machos que llegan.

Al comienzo del evento de cría, también puede volver a sufrir pérdidas de espacio, ya que la pareja tiene un radio de acción muy limitado en este momento y el macho está predominantemente ansioso por defender a la hembra contra rivales dispuestos a la combinación en lugar de la defensa del recinto. Las dimensiones exactas del territorio son difíciles de determinar, ya que la defensa contra los intrusos no suele tener lugar en las fronteras, sino sólo cuando un rival penetra en el centro.

El cortejo

En cuanto una hembra entra en el recinto de un macho desparejado, su volumen de canto del macho aumenta y comienza a cortejar a la hembra con vistosos vuelos antes de visitar su proximidad inmediata, que puede ser interrumpida una y otra vez por la salida de la hembra.

Si el macho logra permanecer en la proximidad de la hembra, comienza a tomarla por sí mismo -bajo un constante giro de cabeza con un giro alternado de la garganta blanca y de la cabeza. Después de un largo y exitoso cortejo, sigue un ritual de alimentación de la hembra, que reacciona con un fácil temblor de alas y propagación de las plumas. Los intervalos de alimentación son bastante pequeños, con aproximadamente 8 alimentaciones por hora en el primer día, sin embargo, se hacen más grandes más tarde.  Sólo antes de la puesta de los huevos, la alimentación se vuelve más intensiva.

Después de las primeras alimentaciones, la denominada “canción de cortejo” sigue una y otra vez, con el cual el macho pone la cabeza en el cuello bajo un canto intensivo en una espiración rítmica, alternativamente en actitud elevada y estira el pico verticalmente hacia la altura, para inclinarse sobre él con la espalda recta y estirada hacia atrás de la hembra.

Después de la evasión inicial, la hembra también reacciona con un asentimiento rítmico. Después de aproximadamente un cuarto de hora de publicidad, la hembra también se acerca al macho por su propia voluntad, sigue un pequeño vuelo de persecución a través de las ramas y una búsqueda ritualizada de un lugar de nidificación.

Después de la formación de la pareja, la hembra apenas se deja ver y se defiende intensamente contra sus rivales.  Esto es obviamente necesario, porque los machos no apareados, cuyo radio de acción es generalmente mayor que el de las parejas, intentan muy intrusivamente cortejar a las hembras ya apareadas.

La fase de perturbación por parte de rivales aún solteros, cuya proporción en Europa Central es en su mayor parte bastante constante entre el 5 y el 16 %, puede extenderse a lo largo de varios días, ya que las hembras suelen llegar muy retrasadas a las zonas de reproducción.

Cópula

Unos tres días antes de la puesta de los huevos se producen las primeras cópulas, que se repiten hasta aproximadamente el final de la actividad de puesta.  La cópula es iniciada por el macho con temblor en el ala y llamadas de mendicidad, a las cuales la hembra reacciona de manera similar.  Este “preludio” puede durar de 3 a 10 segundos, la cópula dura aproximadamente entre 2 y 4 segundos.

Ubicación y construcción de los nidos

En la búsqueda de un lugar de nidificación el macho muestra diferentes posibilidades, la decisión final la toma la hembra. Como lugar de nidificación se prefieren los arbustos espinosos de 1,5 a 2,5 m de altura.  En Europa Central, el espino negro, el espino, la rosa de seto o la mora son los más comunes. En otras regiones, estos pueden incluir la aulaga, el acebo o la baya.

En ausencia de arbustos espinosos, también son populares las coníferas como las abetos (por ejemplo, en plantaciones jóvenes) o los enebros.  Más raramente, en algunas regiones, sin embargo, con bastante frecuencia, el nido se encuentra en árboles de hoja caduca.  Los arbustos o árboles son particularmente populares, que proporcionan una buena cobertura a través de una vegetación densa con plantas trepadoras como las vides del bosque o el lúpulo.

Aquí el nido se puede encontrar también muy cerca del suelo.  La altura de la ubicación del nido suele depender de la altura de la vegetación elegida.  En los arbustos, suele tener una altura media de entre 80 y 160 cm, en los árboles de unos 3,5 m de altura.  En casos excepcionales, por ejemplo en árboles frutales viejos, también se encontraron nidos a una altura de 12 o incluso 25 m.  Como reacción a la pérdida de la primera cría, los nidos de cría de reemplazo se construyen a mayor altitud, es decir, menos accesibles.

El nido será construido dentro de 4 a 6 días por ambos miembros de la pareja.  Tiene forma de cuenco y mide unos 120 × 140 mm de diámetro con una altura media de 95 mm.  El diámetro medio de la pila de nidificación es de 70 × 80 mm y su profundidad es de unos 50 mm.

Suele constar de tres capas diferentes: La construcción exterior suelta consiste en tallos gruesos y entretejidos de hierbas (por ejemplo, vid silvestre, agripalma, milenrama), hojas de hierba o ramas finas de arbustos, a veces se utiliza material grueso como la corteza de árbol.

La capa intermedia constituye la estabilidad del nido y está formada por materiales de construcción voluminosos y lanudos que se adhieren bien entre sí y están firmemente unidos entre sí, como musgo y tallos finos, lana vegetal (panículas de hierba, flores compuestas, semillas de sauce o enea), red de raíces, plumas o pelo. El acolchado interior está hecho de un material similar, pero la consistencia suele ser mucho más fina y suelta.

En el caso de que exista una oferta correspondientemente unilateral o rica, el nido también puede realizarse exclusiva o mayoritariamente a partir de uno solo de los materiales de construcción mencionados. Así que se encontraron nidos, que fueron construidos sólo con plumas de pollo o con el relleno de un viejo asiento de carro.

Puesta e incubación

La puesta de huevos suele tener lugar directamente o unos días después de la finalización del nido, en casos individuales la construcción continúa después de la puesta de huevos en el nido. En el sur de Alemania y en la región alpina, la fecha de puesta más temprana es alrededor del 5 de mayo, en el norte de Alemania alrededor del 13 de mayo, y la fecha de puesta principal es la del tercer decenio de mayo. La vegetación tardía o el mal tiempo pueden retrasar la actividad de puesta.

Durante la fase de puesta de huevos, la hembra pone un huevo todos los días por la mañana. La hembra también pasa la noche en el nido de vez en cuando antes de poner los huevos, pero la incubación no comienza hasta después de que el penúltimo (a veces el último) huevo ha sido puesto, de modo que todas las aves jóvenes eclosionan aproximadamente el mismo día.

La nidada consta de 2 a 8 huevos como máximo, en su mayoría de 5 a 6 huevos. Son ovales y tienen un tamaño medio de 22 × 17 mm. Los posibles colores básicos, blanco (blanco, amarillento, gris claro o beige), verdoso o rojizo y tienen un riego superior, que puede variar entre diferentes tonos de marrón. Debajo de esto hay un moteado más pálido en gris teñido de forma diferente según el tipo de color. También la distribución de las motas puede ser muy diferente.

La incubación realizada exclusivamente por la hembra dura unos 14 o 15 días, también más tiempo en condiciones climáticas adversas. Por lo general, se interrumpe cada hora con descansos de una media de cinco minutos, como máximo de aproximadamente un cuarto de hora, en los que la hembra no caza a más de 100 metros del nido y saquea o se abastece de forma independiente del macho. De lo contrario, es alimentada por el macho en promedio ocho veces por hora durante la incubación.

Cuidado de las aves jóvenes

Las primeras crías eclosionan en Europa Central a principios de agosto; la mayor parte de las crías eclosionan en julio. La eclosión de los machos se da con el rascando de la cáscara del huevo con el diente de huevo hasta 10 horas antes, con el proceso de eclosión, la cáscara es volada por movimientos violentos en un proceso más largo, que dura aproximadamente de 5 a 6 horas por pichón. Después de la eclosión, las cáscaras de los huevos son retiradas, los huevos no fecundados suelen permanecer en el suelo.

Tiempo de anidación

La duración de los polluelos en el nido es de 14 a 16 días, puede ser uno a dos días más en condiciones desfavorables. Durante los tres primeros días el macho proporciona alimento a la hembra, que apenas sale del nido. Esta divide y alimenta a los pichones con el alimento, más raramente satisface su propia hambre. A partir del cuarto día, la hembra puede salir cada vez más a menudo a través de vuelos de caza.

Después del séptimo día, el amontonamiento se vuelve más raro, pero puede continuar hasta el décimo o el duodécimo día, dependiendo de las condiciones climáticas. Ambos miembros de la pareja cazan y se alimentan ahora, en parte con proporciones diferentes. Si una pareja fracasa, también un ave puede suministrar crías aún más grandes por sí sola.

La intensidad de la alimentación aumenta fuertemente con el crecimiento de los pollos. Hasta el final de la primera semana, aproximadamente 9-10 veces por hora son alimentados en promedio, luego de aproximadamente 12 a 28 veces. Si el suministro de insectos grandes es escaso, el número de alimentaciones puede ser significativamente menor, ya que las porciones alimentadas son entonces mayores. Las bolas excrementos se comen al principio, cuando los pollos son más viejos, se transportan y dejan caer el excremento a una distancia de hasta 90 metros.

Con luz solar intensa sucede que la hembra protege a los pollos con las alas. Sin embargo, a partir de los diez días de edad, las aves jóvenes abandonan el nido temporalmente, ya sea para buscar sombra o para encontrar un escondite en la vegetación en caso de perturbaciones.

Polluelos

Inmediatamente después de eclosionar, los polluelos están desnudos boca abajo, excepto por una pelusa ligera, los ojos siguen completamente cerrados. Se acuestan en el nido y se paran verticalmente cuando se alimentan con el pico abierto. Para la evacuación de los excrementos, simplemente levantan la parte trasera verticalmente hasta la altura adecuada.

Después de dos días, el crecimiento de las plumas en la cabeza y en la espalda debe ser reconocido sobre la base de puntos negros. Desde el cuarto día los ojos se abren lentamente, y las quillas de sangre de las alas perforan la piel. Los pollos ahora se sientan con la cabeza colgando sobre el coxis y los talones.

Después de 5 o 6 días, los ojos se abren ya en forma de hendidura, y en el pecho salen las plumas, pequeñas plumas. Ahora, los polluelos se agachan en el borde del nido y ponen el pico en el borde. Después de aproximadamente una semana, se abren las plumas del rabo y se forman pequeñas puntas de plumas en las alas.

Después de ocho días como máximo, los ojos se abren por completo y se aprovechan los primeros estímulos visuales.  A partir del 12º día, el plumaje cubre todo el cuerpo, después de 15 días, el pequeño crecimiento de las plumas está esencialmente terminado.

Vuelo de los pollos

También después de la salida del nido los niños siguen siendo alimentados intensivamente y son guiados en la asociación familiar. A partir del día 26 de vida, los pichones comienzan a llevarse la comida por sí mismos, sin embargo, son liberados a la independencia sólo después de al menos 37 días.

Con 42 días, los jóvenes ejemplares alcaudones dorsirrojos son adultos, hasta los 47 días, sin embargo, todavía se logran observar familias, que alimentaban las aves hijas luego de que llegaban a la adultez. Un tiempo de alimentación tan largo suele ser causado sobre todo por el mal tiempo.

Nidos, Huevos Y Crías del Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio)

Estado de conservación

En general, la población suele estar sujeta a grandes fluctuaciones locales o regionales. Esto se debe a la corta vida de algunos tipos de hábitats preferidos: Zonas como las plantaciones jóvenes o las etapas de sucesión (como la antigua “franja de la muerte” en la frontera interior de Alemania, que creció después de la reunificación) ofrecen condiciones favorables para el alcaudón dorsirrojo sólo durante unos pocos años.

A menudo, las pérdidas de hábitat a pequeña escala, que caracterizan a los paisajes culturales de gestión extensiva (por ejemplo, mediante la poda de setos hasta la población), se compensan con el hecho de que se crean nuevas oportunidades de reproducción en otros lugares como resultado del desarrollo progresivo de la vegetación.

Aparte de eso, la población de Europa occidental y central se ha derrumbado masivamente, lo que comenzó en algunos países a principios del siglo XX, y en otros sólo alrededor de los años sesenta y setenta. Este colapso continuó hasta finales de la década de 1980. Desde los años noventa, tras las grandes pérdidas de los decenios anteriores, las existencias restantes se han estabilizado o incluso se han recuperado ligeramente en muchos lugares.

Así, en Inglaterra y Gales, donde el alcaudón dorsirrojo era todavía un ave de cría muy extendida en el siglo XIX, se produjo un resto hasta 1980, año en que se extinguió por completo en 1989. Sólo en el norte de Escocia se pudieron producir registros de reproducción en la década de 1990, y desde 2010 han habido ejemplares individuales en Dartmoor. De lo contrario, el alcaudón dorsirrojo ha desaparecido en las Islas Británicas.

En los Países Bajos, las poblaciones disminuyeron de 5.000 a 15.000 parejas reproductoras (1900) en un siglo a un estimado de 150 a 220 parejas reproductoras (1989/90). En otros países se registró una disminución de al menos el 20 %. Sólo en el centro de la zona de distribución, es decir, en Europa Central y Oriental, las poblaciones parecen haber permanecido estables, aunque la especie no se registró suficientemente en esta zona. En la región escandinava, donde el alcaudón dorsirrojo ni siquiera se extendió, el desarrollo de la población fue a veces muy positivo.

En la región atlántica, el desarrollo climático , hacia veranos más fríos y con más precipitaciones fue a veces responsable de la disminución de la población; sin embargo, las causas en Europa Central residen con gran certeza sobre todo en la intensificación de la agricultura y las correspondientes circunstancias concomitantes, como la concentración parcelaria en los años sesenta y el uso masivo de plaguicidas, pero también en el viaje de hibernada y en los trimestres de invierno se pueden suponer causas de disminución de la población.

La sequía persistente en el Kalahari (una importante zona de invernada) puede ser una de las causas. En Etiopía, se observó una disminución significativa de los hibernadores en la década de 1970, en Namibia el número de hibernadores disminuyó.

En 1994, las existencias en Europa se estimaban entre 6,3 y 13 millones de parejas reproductoras. La tendencia de las existencias sigue disminuyendo ligeramente. La mayor población se encuentra en Rumania, donde se estima que viven entre 1,4 y 2,6 millones de parejas reproductoras. Al igual que en Polonia (200.000 – 400.000 parejas reproductoras), la tendencia parece ser ascendente.

La población alemana (90.000 – 190.000 parejas reproductoras) es en gran medida estable, pero la especie sigue figurando como en peligro en algunas listas rojas de varias naciones (por ejemplo, Baja Sajonia). En Suiza, la población se estima entre 20.000  y 25.000 parejas reproductoras.

En algunas zonas de Europa Central, como Austria, la población ha seguido recuperándose en los últimos años. Esto puede deberse a la mayor protección de los hábitats de cría, pero también a la evolución positiva del clima para el alcaudón real. Según la UICN, la especie no está considerada en peligro de extinción en todo el mundo, ya que su población no ha disminuido en un 30% en los últimos 10 años.

Curiosidades

El alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) es una especie de paseriformes de la familia Laniidae. Estos tipos de aves son conocidos como estranguladores. La especie toma su nombre de su técnica de almacenamiento de sus presas. Constituye en empalar su presa en espinas de arbustos, ramitas u objetos finos y afilados, incluidos los artificiales, para aparentemente abastecerse de comida. Esta técnica, que se aplica a las presas más grandes (insectos grandes, lagartos pequeños, mamíferos pequeños), es probablemente inducida por la dificultad de ingerir estas presas.

El nido de estas aves está construido en un arbusto espinoso y grueso. El alcaudón dorsirrojo es una especie migratoria transahariana. Llega a principios de mayo y regresa a África entre finales de agosto y mediados de septiembre.

En algunas partes de Europa Occidental, las poblaciones del alcaudón dorsirrojo, tras haber disminuido considerablemente durante el tercer cuarto del siglo XX, se han recuperado en las últimas décadas. Las variaciones climáticas habrían desempeñado un papel crucial en esta notable evolución. En Francia, entre 160.000 y 360.000 parejas se reproducen. La especie está en fuerte declive a nivel nacional. La población europea se estima en unos 3 a 5 millones de parejas.

Comportamiento hacia otras aves

En muchos lugares de la zona de cría del carricerín común se observó una estrecha relación entre esta especie y el alcaudón dorsirrojo. Por lo tanto, los gorriones buscan a propósito la proximidad del estrangulador durante la fase de formación del precinto y trasladan incluso su precinto a la proximidad de otro par si un alcaudón dorsirrojo no vuelve a visitar su precinto del año anterior. A menudo, el nido se erige en el mismo arbusto de anidación.

Una reacción de odio del curruca carrasqueña hacia el alcaudón lomo rojo no es pronunciada, por el contrario, los machos de la curruca carrasqueña son expulsados agresivamente por el alcaudón dorsirrojo. También es notable que el área de cría del Curruca Mosquitera Común es en gran medida idéntica a la del Alcaudón Dorsirrojo.

Se han hecho varias especulaciones sobre el propósito del vínculo, que aparentemente es bastante unilateral. Una teoría es que la agresiva defensa enemiga de los currucas ofrece protección a las currucas y les da ventajas reproductivas. También se sospecha que el ave está todavía en desarrollo evolutivo. Sin embargo, hasta que se disponga de datos de investigación más precisos, estos supuestos seguirán siendo especulativos.

Fenómenos similares se han observado en la curruca de Orfeo y el alcaudón dorsirrojo en el este de su distribución, de la curruca mosquitera y la curruca de Isabel. En Abjasia, el alcaudón dorsirrojo es preferiblemente utilizado por los halconeros como señuelo para la captura de gavilanes, que a su vez son utilizados para la caza de codornices.

Comportamiento

Sobre todo el macho se sienta alegremente, a menudo visiblemente  en las esperas, desde las que se puede pasar por alto el recinto. Estos pueden ser arbustos, árboles jóvenes, postes de cercas, fardos de heno, paredes de tocones u otros lugares expuestos. Antes de la incubación, la hembra suele encontrarse cerca del macho. Por regla general, la misma sala de control se mantiene durante mucho tiempo sin cambiar de lugar, donde el ave descansa, limpia o toma el sol durante un período de tiempo más largo.

Si en esa ocasión hace demasiado calor, el alcaudón dorsirrojo busca sombra a corto plazo. Mientras tanto, los vuelos de caza se realizan una y otra vez, buscando insectos grandes, parcialmente, estos están conectados con un cambio de lugar. La sala de control preferida de un ejemplar dorsirrojo puede cambiar de acuerdo con la hora del día y la posición del sol. El enfoque característico de la espera se lleva a cabo con determinación y rapidez, luego el ave frena brevemente y se deja deslizar.

El vuelo es en su mayor parte en línea recta con aletas de alas irregulares y, a diferencia de otros estranguladores, sin hacer arcos. Con los vuelos en el recinto, se determinó una velocidad media de 33,4 km/h.

Con peligro amenazante en el nido a menudo, el cuerpo es doblado hacia abajo, la cola es colocada y golpeada lateralmente con las puntas de las alas. Con menos excitación, la cola que se levanta a menudo se gira fácilmente hacia los lados y se extiende hacia arriba.

De la noche a la mañana suele poner su plumaje hinchado en los arbustos, en esa ocasión la cabeza no se pone bajo las alas. Antes de la incubación del nido, las parejas pasan la noche en proximidad inmediata entre sí.

Estos alcaudones se comportan territorialmente todo el año. Y hacen acumulaciones de alimentos grandes, por ejemplo en lugares de descanso populares, se desarrollan sólo por casualidad. Apenas al final de la temporada de cría, después de salir volando de los pichones, los machos no reproductores a veces se unen a las familias, participan en la alimentación de los polluelos o actúan como protector.

Parcialmente, las aves jóvenes de distintas crías socializan con solteros o machos no reproductores, cuya oportunidad de cría se cierra, después de la disolución de las familias. Sin embargo, a través de la mudanza, estos grupos se disuelven rápidamente de nuevo. También en las recintos de invierno, puede llegar a tales socializaciones sueltas de vez en cuando.

Pérdida y éxito reproductivo

Con la pérdida de una cría, casi siempre se construye un nuevo nido. El número de huevos suele ser menor que en el primer intento. Si la pérdida se produce más tarde que a principios de julio, normalmente no se produce una segunda eclosión. Sin embargo, se han documentado algunos casos de reproducción muy tardía, por ejemplo, cuando las aves jóvenes no salieron hasta septiembre. Normalmente no hay segundos intentos de crías.

El número de nidos con pérdida total es a menudo relativamente alto (hasta un 40%). Alrededor del 70 % de los huevos suelen llegar a la fase de eclosión, mientras que el 40 % de las aves jóvenes sobreviven hasta que salen volando. La proporción de huevos no fecundados o con embriones muertos suele estar comprendida entre el 2,5 y el 5,2 % y, por término medio, 4 aves jóvenes salen volando de las parejas con éxito reproductor. Un estudio a largo plazo en Baden-Württemberg mostró que el número medio de aves jóvenes que salen volando aumenta muy poco con el tamaño de puesta.

Las causas de la pérdida son principalmente depredadores, predominantemente aves cuervo (especialmente arrendajos y urracas), más raramente mamíferos como gatos domésticos, martas o roedores (bilche o ratones). En casos excepcionales, las crías también fueron destruidas por las hormigas.

Como segunda causa más frecuente de la perdida de las crías se determinó el mal tiempo, las temperaturas aparentemente bajas en la mitad de julio afectan de forma particularmente clara en esa ocasión. También un clima fresco y lluvioso que dura varios días puede provocar grandes pérdidas después de sí mismo, de las cuales los pichones más viejos, que ya no son callados, suelen ser los más afectados. Las pérdidas causadas por los seres humanos (a causa de la agricultura, las perturbaciones) también pueden constituir un alto porcentaje.

El alcaudón dorsirrojo no es un raro huésped del pájaro cucú, y la frecuencia varía en las diferentes regiones, pero una frecuencia especial donde suele ser estafada parece estar presente en Sajonia y las regiones circundantes.

Fotos del Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio)

Alcaudones híbridos

En las zonas de solapamiento de su propagación, a menudo se produce una hibridación entre el alcaudón dorsirrojo y el alcaudón isabel (así como también con el Alcaudón de cara blanca Eurocephalus).  Numerosos tipos de híbridos fueron descritos y ocupados con nombres propios. Parece haber dos tipos de híbridos principalmente:

En una zona estrecha de Kazajstán oriental y al norte del Mar de Aral, al noreste de Irán, el alcaudón dorsirrojo se cruza con el alcaudón isabel de la subespecie phoenicuroides, en el sureste de Altai (Montañas Kurai) en Asia Central se mezcla con la subespecie speculigerus, por lo que generalmente se produce descendencia fértil.

En siete casos también se mezclaron razas con el alcaudón real, de las cuales sólo en un caso la hembra era un alcaudón dorsirrojo.  Además, los machos del alcaudón dorsirrojo parieron dos veces con las hembras del alcaudón de frente negra.

Sistemática

Ocasionalmente, también el alcaudón Isabell (Lanius isabellinus) que se encuentra en Asia Central y Central, respectivamente sus subtipos isabellinus, phoenicuroides, speculigerus y tsaidamentis fueron descritos como subtipos del alcaudón dorsirrojo.  En la mayoría de los casos, sin embargo, el alcaudón Isabell es considerado como un tipo propio, que forma una superespecie debido a su estrecha relación con el alcaudón dorsirrojo.

Dentro del llamado “Grupo del alcaudón real” (L. collurio, L. cristatus, L. isabellinus y subespecie, respectivamente L. phoenicuroides y L. speculigerus), el estatus de especie del alcaudón dorsirrojo (L. cristatus) es en gran medida indiscutible.  Los híbridos con L. collurio sólo se conocen en dos casos.

Subespecies pertenecientes a la especie Lanius collurio

Algunos autores tratan la especie como monotípica, mientras que otros prevén su subdivisión (por ejemplo, sobre la base de las dimensiones y las características del plumaje):

  • Lanius collurio collurio – Europa continental.
  • Lanius collurio juxtus – Gran Bretaña (probablemente extinto).
  • Lanius collurio tauricus / kobylini – Península de los Balcanes Meridionales, Crimea y Transcaucasia hacia el norte de Irán.
  • Lanius collurio palladifrons / loudoni – Siberia Occidental a Altai.

Dibujos e Ilustraciones del Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio)

Califica este articulo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here