Paloma Bravía: Características, Hábitat, Relación Con Humanos Y Más

142

La Paloma Bravía (Columba livia) es un miembro de la familia de las aves Columbidae (familia de palomas y tórtolas). En uso común, a esta ave se la conoce simplemente como “paloma”. De esta especie descendió la paloma doméstica. Las palomas domésticas fugitivas han criado a poblaciones de palomas salvajes en todo el mundo.

Las palomas bravías salvajes son de color gris pálido con dos barras negras en cada ala, mientras que las palomas domésticas y las palomas salvajes son variables en color y patrón. Se observan pocas diferencias entre machos y hembras. La especie es generalmente es monógama, suele tener por nidada dos pichones. Ambos padres cuidan de los jóvenes por un tiempo.

Los hábitats incluyen varios ambientes abiertos y semiabiertos. Los acantilados y los salientes rocosos se utilizan para el descanso y la reproducción en la naturaleza. Originalmente encontradas en estado salvaje en Europa, el norte de África y Asia occidental, las palomas se han establecido en ciudades de todo el mundo. La especie es abundante, con una población estimada de 17 a 28 millones de aves silvestres en Europa.

Paloma bravía

La paloma bravía cuyo nombre científico del latín es: Columba livia, es un ave común de la familia de las palomas, hogar del sur de Europa, suroeste de Asia y norte de África. Ya en la antigüedad, estas aves fueron domesticadas por los humanos, y como resultado se criaron las llamadas palomas (Columba livia var. domestica).

En los días del Gran Descubrimiento, el hombre llevaba consigo todas sus propiedades, incluidas las palomas. Posteriormente, las palomas silvestres (Columba livia var. urbana) se extendieron por todo el mundo y se convirtieron en sinántropos, habitantes de ciudades y pueblos.

En su hábitat natural, la paloma puede establecerse en acantilados costeros, en barrancos de montaña o a lo largo de riberas de ríos escarpados, a menudo cerca de arbustos o de tierras agrícolas.

Sus descendientes semidomésticos se han adaptado fácilmente a la vida cerca de las viviendas humanas, ya que los edificios de piedra se asemejan a los hábitats naturales, y los residuos de alimentos sirven como fuente fiable de alimento en cualquier época del año.

A pesar de la domesticación temprana y las diferentes condiciones del hábitat, las palomas bravías  silvestres y sus parientes urbanos están libremente entrelazados, lo que, según los ornitólogos, puede llevar a la degradación y extinción gradual de las primeras. Las aves generalmente viven en la naturaleza no más de tres a cinco años, y a menudo sobreviven hasta los 15 años en ciudades, y las aves individuales en cautiverio hasta los 35 años.

El vuelo de la Paloma Bravía (Columba livia)

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Columbiformes

Familia: Columbidae

Subfamilia: Columbinae

Género: Columba

Especie: Columba livia

Hábitat y distribución

El hábitat natural de la paloma de aleta bravia ocupa el centro y el sur de Eurasia, desde el Atlántico hasta el valle de Yenisei, las montañas de Altai, Tien Shan, el este de India y Myanmar, así como África al norte de la costa de Senegal, Darfur y el Golfo de Adén. Dentro de la antigua Unión Soviética, los límites septentrionales del área de distribución natural son el sur de Rusia y Ucrania, hasta aproximadamente de 48 a 49°N y hacia el sur.

En Europa, se eleva a 54°N, en el Yenisei a 55°N, cerca de la habitación humana, y mucho más al norte, por ejemplo, en Dudinka (69°N). Fuera del continente, es común en las islas del Mediterráneo, Gran Bretaña, las Islas Feroe y Canarias, Lakshadvipa y Sri Lanka. En la parte europea de Rusia, se encontró inicialmente sólo en la costa del Mar de Azov, en la orilla derecha del Don, en el Cáucaso Norte y en la región del Volga.

Las poblaciones semidomésticas se han extendido por casi todo el mundo, elevándose a latitudes mucho más frías y concentrándose cerca de las viviendas humanas. En otros continentes las aves han sido introducidas deliberadamente por la persona; por ejemplo, se sabe que en el continente americano las palomas han llegado gracias a los franceses: los colonos las llevaron a Nueva Escocia en 1606.

Mapa de distribución de la Paloma Bravía (Columba livia)

¿Dónde vive la paloma bravía?

Los biotopos suelen estar asociados a rocas, sobre todo en la costa marítima, pero también en las montañas (en el Himalaya hasta el cinturón alpino – 4000 m y más). Se da preferencia a los espacios abiertos, incluyendo las regiones esteparias y desérticas (en estas últimas se asientan en oasis).

Las poblaciones sinantrópicas se asientan en nichos y huecos de construcciones de piedra y madera, ocupando lugares inaccesibles o poco visitados. Por regla general, es una especie asentada, aunque en las zonas de alta montaña las aves tienen raíces verticales insignificantes, que descienden a los valles en la estación fría. El número de aves silvestres es relativamente pequeño y tiende a disminuir, aunque todavía no ha alcanzado cifras alarmantes, según los expertos.

Características

Estas aves son de aspecto similar a la paloma torcaz (Columba palumbus), se distingue por:

  • La falta de manchas blancas alrededor del cuello.
  • El pico es marrón en lugar de rojo y amarillo.
  • La falta de una línea blanca que atraviesa el ala superior de la paloma torcaz.
  • Tiene la grupa blanca.
  • Las dimensiones ligeramente más pequeñas.
  • Dos líneas horizontales negras en las alas.

Imágenes de la Paloma Bravía

Tamaño y peso

Paloma bravía grande tiene una longitud del cuerpo de 29 a 36 cm, envergadura de 50 a 67 cm y un peso de 265 a 380 g. Esto lo hace considerablemente más pequeño que la paloma torcaz (Columba palumbus), pero más grande que la tórtola turca (Streptopelia decaocto).

Colores

El plumaje es denso y espeso, pero las plumas están fijadas débilmente en la piel. La coloración es cambiante, especialmente en aves urbanas semisalvajes, en total hay 28 variedades de coloración llamadas “morphs”. Como regla general, la cabeza, el cuello y el pecho son de color ceniza y azul con un tinte metálico verdoso, amarillento o púrpura en el cuello y el pecho. La misma tonalidad baja se puede expresar en las plumas de cobertura del ala.

Las palomas bravías que viven en la naturaleza salvaje tienen un cuerpo gris claro con una superficialidad blanquecina y dos rayas oscuras distintas en el lado exterior de las alas. Las dos últimas características distinguen a la paloma zurita (Columba oenas)​ y las palomas torcaces (Columba palumbus)​ relacionados.

El plumaje de las aves urbanas y rurales, que son descendientes asilvestrados de diferentes razas de palomas domésticas, puede tener diferentes tonos de casi blanco y ocre a púrpura y negro, pero generalmente más oscuro y sin ningún patrón específico.

Las alas son anchas, puntiagudas. La cola es redondeada, generalmente con un extremo oscuro y bordes blancos. Las patas tienen tonalidades que van del rosa al marrón grisáceo, algunas aves tienen plumas.

El iris es rojo, naranja o amarillo dorado y el anillo interno es pálido. Alrededor de los ojos hay zonas de neopreno, piel de color gris azulado. El pico es negro pizarra, con un color ceroso blanquecino en la base.

La hembra adulta casi no se diferencia del macho, pero tiene un tinte metálico menos saturado, que también está ausente en el pecho. Las aves jóvenes se ven más apagadas durante los primeros 6 u 8 meses de vida, sin brillo, y su arco iris es marrón o marrón grisáceo.

Dependiendo del tamaño, intensidad de color, color y anchura de la banda en la parte inferior de la espalda, se distinguen más de diez subespecies de palomas bravías grisáceas.

Canto

La vocalización es un arrullo típico de la familia en su conjunto: estruendoso, sordo, especialmente pronunciado en los machos durante el periodo de unión familiar, cuando llaman a las hembras o marcan el territorio. Un tono de voz ligeramente diferente, que es más tranquilo y más parecido al de un gato ronroneando, suena durante la incubación de los huevos.

En caso de miedo, las palomas hacen un breve grito “orrr“. Los polluelos de las palomas bravías que eclosionan son capaces de hacer sólo sonidos sibilantes débiles, o simplemente hacer clic en sus picos, los polluelos maduros chillan a la vista del padre y la madre para ser alimentados.

Además de la comunicación de voz, este tipo de aves también utilizan otras formas de comunicación, como el golpeteo fuerte de sus alas durante el cortejo, también ejercen esta acción como una señal de peligro.

Fotografías de la Paloma Bravía

Alimentación

La paloma bravía de aleta azul se alimenta principalmente de alimentos vegetales: semillas, bayas, árboles frutales. En los lugares donde vive la gente, es fácil adaptarse al consumo de desechos de alimentos y de granos de desecho (trigo, cebada, maíz, etc.).

Generalmente, en comparación con otras especies, es bastante sencillo elegir una fuente de alimento; los ornitólogos han encontrado sólo 37 papilas gustativas (terminaciones nerviosas, receptores del sabor), mientras que en los humanos son alrededor de 10 mil.

Las preferencias específicas dependen de la disponibilidad en el área; por ejemplo, un estudio realizado en áreas rurales de los Estados Unidos mostró que la dieta de las aves consistía en 92% de granos de maíz, 3.2% de avena, 3.7% de cerezas, así como una pequeña cantidad de semillas de olmo, cebada y zumaque.

La forma en que las palomas beben el agua es notable: la tiran como si fuera una pajita, mientras que la gran mayoría de los pájaros toman unas gotas con el pico y luego echan la cabeza hacia atrás, permitiendo que los líquidos se deslicen por la garganta.

Se alimenta esta ave solo o en grupos, generalmente por la mañana y por la tarde, realizando a veces vuelos distantes de 10 a 50 km desde la pernoctación hasta los lugares de alimentación. En la naturaleza, encuentra alimento en los arbustos. Con gusto visita lugares concurridos, terraplenes ferroviarios, vertederos, ascensores, granjas ganaderas.

Las palomas se reúnen en manadas cerca de las casas de las personas que las alimentan. Representan con bastante precisión el momento de la alimentación, al que debe volar (si los alimenta sistemáticamente al mismo tiempo). Si hay agua cerca, pueden sentarse en el techo desde la mañana hasta la noche esperando.

Durante la alimentación, prefieren comer primero trozos más grandes de comida. Por ejemplo, si esparces un tazón de sémola de trigo y lanzas un tazón de trigo un minuto después, el rebaño volará hacia el trigo. Mientras se alimentan, algunos ejemplares pueden acercarse lo suficiente entre sí, pasando por encima de los demás y arrastrándose hasta las manos de la persona lactante.

Apareamiento y reproducción

Como otros miembros de la familia, las palomas bravías son monógamas; las parejas, por regla general, se conservan durante toda su vida. La reproducción en todo el área de distribución puede tener lugar en cualquier época del año, pero en el clima templado del hemisferio norte es más frecuente entre marzo y octubre.

El apareamiento siempre va precedido de una ceremonia nupcial o una especie de cortejo, durante la cual el macho cuelga alrededor de la hembra, la persigue, le sopla el cuello, le tira la cabeza al suelo, le sopla las alas y arrulla en voz alta. También puede ponerse de pie verticalmente, estirándose sobre sus patas y abanicando su cola.

El baile va acompañado de un fuerte arrullo. Al final de la ceremonia, el macho y la hembra se cuidan mutuamente, limpiándose las plumas y besándose con el pico. Durante el apareamiento, el macho despega sobre el lomo de la hembra y lo equilibra con alas, y luego realiza un vuelo ritual, golpeando ruidosamente sus alas detrás de la espalda.

Nido

El hábitat natural de las palomas bravías son las rocas, y en estado salvaje anidan en grietas pedregosas o cuevas de difícil acceso para los depredadores. Poblaciones sinantrópicas que se han adaptado a la vida en áreas pobladas, eligen construir un nido de lugares que se asemejan a paisajes naturales; cornisas y vacíos bajo los techos, áticos desatendidos, vigas bajo puentes y otras estructuras similares.

Se da preferencia a los espacios cerrados. A pesar de que estas aves anidan cerca de las personas, a menudo es difícil encontrar este nido. El nido en sí es bastante primitivo y es una pequeña pila de ramas finas y hierbas con un pequeño hueco.

Durante la construcción, las responsabilidades de los padres están estrictamente distribuidas: el macho se dedica a la extracción de material, mientras que la paloma lo vuelve a colocar en su lugar. A menudo el mismo nido se utiliza varias veces seguidas, cada vez que aumenta de tamaño.

Huevos

Durante el año, hay hasta 7 u 8 nidadas, cada una de las cuales suele consistir en dos (menos de una) puestas a intervalos de dos días. Los huevos son blancos, lisos y ligeramente brillantes, y su tamaño oscila entre 35×25 y 43×32 mm.

Ambos padres se sientan por turnos, pero pasan la mayor parte del tiempo en el nido de hembras. El macho generalmente se sienta en el medio del día esperando a que la hembra regrese del abrevadero. Si la paloma no vuelve en mucho tiempo, el padre arrulla impaciente, llamándola.

Crías

Los polluelos nacen ciegos con plumón amarillento aparecen asincrónicamente después de 16-19 días. En los primeros días, ambos padres alimentan a sus polluelos con un bocado de bocio, la llamada “leche de paloma“, una mezcla de nutrientes producida en el bocio de las aves (un rasgo característico de todas las especies de palomas).

La mezcla tiene un alto porcentaje de grasa y es rica en proteínas, pero contiene pocos carbohidratos. A medida que los polluelos crecen, las semillas de las plantas se añaden a los alimentos, primero como aditivo de la leche y luego en forma sólida. A veces, mientras se alimenta a los polluelos, la hembra comienza a incubar la siguiente mampostería, mientras que el macho continúa cuidando a la descendencia.

Los polluelos comienzan a volar en más o menos unos 35 a 37 días, y a esta edad son similares a sus padres. La pubertad ocurre después de 5 a 7 meses de vida, y las hembras comienzan a reproducirse un poco antes que los machos.

Nidos, Huevos y Crías de la Paloma Bravía

Estado de conservación

La paloma bravía está incluida en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Aunque la existencia de este animal parece estar disminuyendo, no se espera que la situación pueda alcanzar rápidamente los criterios de riesgo. También se considera que la paloma bravía no está en peligro de extinción (Preocupación Menor) debido a su elevada población general y a su amplia distribución.

Curiosidades

La Paloma Bravía (Columba livia) es una especie de aves de la familia Columbidae. Es la especie que incluye a la paloma mensajera y a la mayoría de las palomas urbanas, pero también sobrevive como ave salvaje en su entorno natural original: acantilados y otros entornos rocosos. El tipo doméstico es diferente del tipo silvestre.

La especie se encuentra en todos los continentes. Las poblaciones de animales salvajes, que son proporcionales a los seres humanos, son ahora las más numerosas, mientras que las poblaciones salvajes y domésticas han disminuido drásticamente, debido a la caza y a la disminución de las prácticas de cría de palomas, respectivamente. Se han descrito muchas subespecies, con posibles cruces con poblaciones silvestres que confunden la situación.

Fotos de la Paloma Bravía

Órganos de los sentidos

Poseyendo una excelente visión, el ave es capaz de distinguir no sólo los colores del arco iris (como el hombre y los primates), sino también los rayos ultravioleta. Gracias a esto, las palomas pueden ser utilizadas en operaciones de búsqueda y rescate.

Por ejemplo, a finales de la década de 1980, el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos llevó a cabo experimentos exitosos para encontrar personas con chalecos salvavidas en alta mar. Al principio del experimento, las aves fueron entrenadas para señalar si veían algo anaranjado, y luego las colocaron en la cubierta inferior del helicóptero y volaron en círculos sobre el área del supuesto desastre.

El experimento mostró que en el 93% de los casos las palomas detectaron el objeto de la búsqueda, mientras que esta cifra fue de sólo el 38% para los rescatadores.

La audición nos permite captar sonidos de una frecuencia mucho más baja de la que una persona puede oír, como el ruido del viento o las tormentas eléctricas distantes, y tal vez por eso las aves a veces abandonan el área sin razón aparente.

La capacidad de las palomas bravías de encontrar siempre su camino a casa, dondequiera que se encuentren, es bien conocida – un comportamiento que ha sido utilizado durante mucho tiempo por los humanos para las comunicaciones postales.

Aves de esta calidad pueden recorrer hasta 1000 km al día. Algunos ornitólogos, y en particular el Dr. Charles Walcott de la Universidad de Cornell (EE.UU.), asocian este comportamiento con la capacidad de capturar campos magnéticos y navegar por el sol. Sus colegas británicos de Oxford llevaron a cabo un experimento, colocando sensores de posicionamiento global en la parte posterior de las aves y rastreando las rutas de movimiento.

El resultado fue inesperado: las palomas prefirieron lugares de interés, como carreteras y ferrocarriles, y sólo en terrenos desconocidos dependían del sol. Por último, las palomas se consideran a menudo como aves intelectualmente avanzadas. Por ejemplo, expertos japoneses de la Universidad de Keio descubrieron que estas aves recuerdan sus acciones con un retraso de 5 a 7 segundos.

Movimientos

La paloma bravía, debido a su forma de vida predominantemente rocosa, no sabe cómo sentarse en las ramas de los árboles, aunque sus descendientes sinantrópicos se adaptaron para hacerlo. Se mueve en el suelo con pasos, moviendo constantemente la cabeza hacia adelante y hacia atrás (“asentimientos”) debido a las peculiaridades de su visión. Esto permite que el ave estabilice la imagen.

La estabilización implica dos fases: al principio del paso, la cabeza se mueve bruscamente hacia adelante, y luego se mantiene inmóvil durante algún tiempo mientras el cuerpo la “alcanza”. Es en este punto que la paloma es mucho más fácil de ver objetos u objetos en movimiento.

La hipótesis fue confirmada experimentalmente en cintas de correr, sobre las cuales se enseñó a las palomas a caminar. Cuando las velocidades de movimiento del ave y el camino eran iguales, las palomas dejaron de asentir con la cabeza. Las palomas a veces se mueven rápidamente y dan un paso lo suficientemente amplio.

Vuela magníficamente, alcanzando velocidades de hasta 185 km/h. Especialmente rápido vuelo de aves silvestres que viven en las montañas – entre los acantilados de nieve a menudo se pueden observar bandadas de aves, con un silbido de zambullida a lo largo de la ladera en un plano casi vertical.

En regiones con climas áridos, las aves se hunden para regar en pozos profundos. Las palomas urbanas, que están más protegidas de los depredadores y viven cerca de la zona de alimentación, suelen ser menos hábiles en el aire.

Enemigos naturales

Rapaces que cazan palomas bravías son: el halcón peregrino, águila real, cernícalo común y paseriforme, codorniz, lechuza, búho real, lechuzas y algunas otras aves. Gatos, zarigüeyas, mapaches y zorros se pueden encontrar en la tierra de las aves.

Domesticación de la paloma bravía

La relación entre el hombre y esta ave tiene una historia muy antigua – muchos científicos asumen que la paloma bravía es el primer ave domesticada por el hombre. Es bien sabido que numerosas razas con diferentes características tienen un único antepasado salvaje (la formación de razas individuales también involucró a otra especie – como la paloma torcaz).

Sin embargo, esto no siempre fue así, y hasta la segunda mitad del siglo XIX prevaleció la teoría de la constancia y permanencia de las especies, según la cual cada raza era única. En 1868, Charles Darwin publicó su obra “Cambio de animales y plantas bajo la influencia de la domesticación“, en la que las palomas domésticas ocupaban uno de los lugares centrales.

Estudiando diferentes razas de aves y realizando experimentos en su cruce, el científico llegó a la conclusión de que su diversidad es el resultado de la cría, y que el antepasado común es una paloma azul silvestre.

Se desconoce el momento exacto en que comenzó la historia de la domesticación de estas aves; según varias estimaciones, esto podría haber ocurrido hace unos 5 o 10 mil años. Hay tres teorías básicas sobre esto. Uno de ellos dice que esto podría haber ocurrido en el Medio Oriente en el área de la Media Luna Fértil 8.000 años antes de Cristo, cuando la agricultura comenzó a desarrollarse – la gente aprendió a cultivar trigo y cebada.

Atraídos por el lanzamiento de granos, los propios pájaros comenzaron a asentarse cerca de la gente, y la gente comenzó a comerlos. Otra suposición consiste en que en la antigüedad se estaban construyendo templos en la costa rocosa donde vivían las palomas, y los pájaros utilizaban estas construcciones para la disposición de un nido.

Por fin, la tercera hipótesis dice que la gente recolectaba huevos de aves para su posterior uso en la alimentación, y luego para simplificar un problema comenzó a contener a las aves en sí mismas en cuevas donde comenzaron a reproducirse.

Las primeras imágenes sobrevivientes de la paloma bravía en forma de figuras de terracota, mosaicos y monedas comenzaron a aparecer en la antigua Mesopotamia (el territorio del actual Irak) alrededor del 4500 a.C.

La evidencia posterior del conocimiento de la persona con una paloma bravía es posible nombrar una placa de piedra caliza con la imagen tallada de varios pájaros sentados cerca que los arqueólogos han encontrado en la colina Tell el Ubeid en el lugar de un antiguo templo (alrededor del año 3000 a.C.).

Se sabe que los habitantes de este estado utilizaban palomas como alimento. En el Antiguo Egipto ya se disponía de imágenes de palomas bravías en los jeroglíficos más antiguos conservados hasta ahora relativos al año 3100 a.C. El faraón egipcio Joser (2600-2550 a.C.), construyó la primera pirámide escalonada, usó palomas de poste para la transferencia de mensajes sobre un ataque de enemigos en la frontera del estado.

Galería de la Paloma Bravía

Palomas mensajeras

Se creía que las palomas domésticas eran utilizadas originalmente por los humanos como fuente de alimento, pero se han convertido en las palomas portadoras de mensajes más populares del mundo.

Se cree que la capacidad de las palomas bravías de aleta azul para regresar a sus zonas de anidación ha sido notada por los antiguos marinos, ya que las aves liberadas en el mar siempre han buscado regresar a las costas rocosas, su hábitat natural. Mucho antes de nuestra era, las palomas mensajeras eran utilizadas por muchas culturas del Mediterráneo.

El hecho más antiguo conocido hasta la fecha es la liberación en el año 2900 a.C. de las aves de los barcos que se acercaban a las costas de Egipto para advertir a las autoridades de la llegada de invitados importantes.

En 2350 a.C. el rey Akkad (Mesopotamia antigua, territorio del Iraq moderno) Sargón el Antiguo ordenó a sus enviados que mantuvieran con ellos palomas mensajeras – en caso de cautiverio estaban obligados a liberar aves. Desde el siglo VIII a.C., los antiguos griegos, con la ayuda de las palomas, informaron los nombres de los ganadores de los Juegos Olímpicos.

Las palomas mensajeras se utilizaron activamente en Roma, Persia, China e India, especialmente durante la guerra. Los nombres de figuras tan destacadas como el zar Salomón, Julio César y Aníbal están relacionados con ellos.

En el año 77 d.C. la Natural Historia del escritor romano Plinio el Viejo es un prototipo de la enciclopedia moderna en la que no sólo se describen las características del comportamiento de las palomas, sino que también se dan recomendaciones sobre su uso para la transferencia de mensajes durante las maniobras militares.

El califa al-Aziz, que gobernó en el norte de África en 975-996, ordenó a su visir que le gustaran las cerezas, cultivadas en la ciudad libanesa de Baalbek. El funcionario envió 600 palomas al Medio Oriente, y luego les pegó bayas empacadas en bolsas de seda a los pies. Las aves regresaron a salvo a El Cairo, el primer “paquete postal” conocido enviado por vía aérea.

Se considera que el comienzo del correo comercial fue en 1146, cuando el gobernante sirio Emir Nur Ad-Din comenzó a formar palomas especiales en muchas ciudades de Siria y Egipto, y obligó a los centinelas a enviar y recibir mensajes de forma permanente. Más tarde, el correo de palomas se hizo muy popular en el mundo, y hasta la invención del telégrafo, a mediados del siglo XIX, siguió siendo la forma más rápida de enviar mensajes.

En la actualidad, las palomas mensajeras han sido utilizadas ilícitamente para transportar drogas de los cárceles.

Cría de palomas

Durante la larga historia de la cría, el hombre ha conseguido criar un gran número de variedades de palomas, que difieren significativamente entre sí en su composición corporal, tamaño, plumaje y capacidad de vuelo, pero que sin embargo tienen un único antepasado: una paloma gris silvestre.

Hoy en día se conocen más de 800 razas, que se dividen en tres grandes grupos por su aplicación práctica: deportiva, cárnica y decorativa. En el territorio de Rusia se crían unas 200 razas de palomas domésticas.

Palomas deportivas (anteriormente postales), son razas cuyas características principales son la capacidad de viajar distancias significativas en un corto período de tiempo y siempre volver a su lugar nativo. El nombre moderno ha sido dado a las aves por los concursos celebrados con la participación de estas aves.

El desarrollo moderno de las palomas deportivas ha llegado a Bélgica, donde en 1818 se celebraron las primeras competiciones y se dedujo “Voyageurs“, la raza que ha comenzado a criar palomas de alta velocidad de nuestro tiempo. En el camino a casa, las palomas pueden recorrer miles de kilómetros, y en las competiciones, los ejemplares alcanzan velocidades de más de 145 km/h.

Las palomas de carne son razas criadas para su consumo posterior. Por regla general, se caracterizan por un peso significativo (hasta 900 g) y una alta tasa de reproducción. En el territorio de la Federación Rusa no están muy extendidos.

Las palomas decorativas, o palomas voladoras, son el grupo más numeroso y diverso de las palomas domésticos. Estas aves participan a menudo en exposiciones internacionales.

La cría y el mantenimiento de las palomas, conocida en Rusia como cría de palomas, se lleva a cabo en viveros especializados. Para aparearse y criar a sus pollos, las palomas están equipadas con cajas nido.

Se hace una distinción entre la reproducción de pura raza y la reproducción cruzada – en el primer caso, las aves de la misma raza se aparean para preservar sus valiosas cualidades; en el segundo caso, se hace una selección entre diferentes razas para obtener cualidades nuevas o mejoradas

En la cría de palomas domésticas para carne, se utilizan razas de carne especializadas, lo que da como resultado un producto con altas propiedades dietéticas y terapéuticas. En forma de carne hervida y caldo, se utiliza en la nutrición de las personas después de una cirugía.

Debido al alto contenido de hierro, la carne de paloma se incluye en la dieta de las personas que sufren de anemia. La carne de la raza “Texan” supera los tipos tradicionales de carne (pollo, cerdo, vacuno) en términos de vitaminas C, B2, PP, contiene una proporción óptima de calcio, magnesio, sodio, magnesio. El estiércol de paloma (guano) es un fertilizante eficaz.

Las palomas en la historia y la cultura

El hombre y la paloma bravía estuvieron estrechamente relacionados a lo largo de la historia, por lo que el ave no podía pasar desapercibida en el patrimonio cultural de muchos pueblos del mundo. Según el libro del Génesis, la sagrada escritura del judaísmo y el cristianismo, Noé liberó una paloma tres veces de su arca con la esperanza de que traería la noticia del fin del diluvio.

El palomo regresó sin nada por primera vez, trajo una rama de olivo en su pico por segunda vez, y no regresó en absoluto por tercera vez, lo que significa que “descendió agua de la tierra” (Génesis 8:8-12). Desde entonces, la paloma de muchas naciones ha sido un símbolo de buenas noticias, un símbolo que se utiliza a menudo en nuestro tiempo. Por ejemplo, la paloma blanca pintada por Pablo Picasso se convirtió en un símbolo del Primer Congreso Mundial de la Paz en 1949.

En la mitología Sumerio-Accadia, la paloma simbolizaba a la diosa de la fertilidad Ishtar – esto se evidencia en las figuras arqueológicas de terracota de la diosa, en la mano levantada que a menudo representaba a esta ave.

En Babilonia la imagen de una paloma estaba disponible en los estandartes – en este estado, y también en Asiria simbolizaba el imperio. Las palabras babilónicas “paloma” y “por nacer” tenían un sonido similar, el ave estaba asociada con el nacimiento del niño. También era uno de los atributos del antiguo héroe griego Heracles, junto con un roble, una bellota, una serpiente y un muérdago.

En la mitología griega la paloma y los gorriones se han dedicado a la diosa del amor y la fertilidad Afrodita. Durante la navegación de los argonautas desde el mar Egeo hasta el mar Negro, el barco debe pasar entre las Simplades, las míticas rocas errantes que se encuentran en una entrada del mar Negro y que destruyen los barcos que pasan. Los argonautas han pasado adelante una paloma y han notado el tiempo durante el cual era posible pasar fácilmente un estrecho pasaje.

En el cristianismo, la paloma blanca personifica a menudo al Espíritu Santo. Esta imagen tiene su origen en el Evangelio de Lucas, que describe cómo en el momento del bautismo de Cristo, “se abrió el cielo, y el Espíritu Santo descendió sobre él corporalmente como una paloma, y fue una voz del cielo que decía:

Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. (Lucas 3:22).

Otra mención del Espíritu Santo en forma de paloma se encuentra en el Evangelio de Juan:

“Y Juan testificó, diciendo: He visto al Espíritu que descendía del cielo como una paloma, y que permanecía en él (Juan 1:32).

En 536 el Concilio de Constantinopla proclamó oficialmente al ave como símbolo del Espíritu Santo. Muchas naciones, incluyendo las naciones eslavas, tenían un alma del difunto que se convertía en paloma, de ahí la frecuente representación del ave en los monumentos funerarios. En los musulmanes la paloma es el pájaro sagrado que lleva a Mahoma en un pico de agua para lavarse.

En 1971, Sofía Rotaru grabó la canción “Funky Ptah” en ucraniano. Esta canción también se reproduce en la película “Chervona Ruta”.

En 1984 se estrenó la comedia soviética “Love and Pigeons“, dirigida por Vladimir Menshov y basada en la obra homónima de Vladimir Gurkin. En la película, el personaje principal del siberiano Vasily Kuzyakin es la cría de palomas domésticas, que se convirtió en uno de los temas centrales de la comedia.

En 1986, la banda de rock “Sounds of Mu” grabó una de sus composiciones musicales más famosas “Grey Dove”, en la que el intérprete se pone en el lugar de una paloma callejera – sucia y enferma, pero todavía capaz de volar.

En 1991, en la interpretación de Alla Pugacheva se grabó una canción “Mi paloma es de ala baja”, escrita por el compositor A. Morozov sobre los versos de S. Romanov.

Impacto en el hombre y su entorno

La proximidad de las palomas y los seres humanos tiene lados positivos y negativos. Hasta cierto punto animan el paisaje de la ciudad – por ejemplo, las bandadas de palomas han sido durante mucho tiempo un adorno y una atracción de Trafalgar Square en Londres y de la Plaza de San Marcos en Venecia. Además, las palomas actúan como carroñeras, comiendo restos de comida abandonados y previniendo así la propagación de patógenos.

Por otro lado, las grandes concentraciones de aves traen muchos problemas a los servicios públicos, contaminando edificios, esculturas y espacios verdes con basura. Además, los expertos han llegado a la conclusión de que los Césares están destruyendo gradualmente los monumentos arquitectónicos, pegando las semillas transportadas por el viento de las grietas microscópicas y aumentando así su tamaño.

En Nueva York, por ejemplo, con el objetivo de limitar la población de aves, como la prohibición de alimentarse bajo la amenaza de una multa monetaria. Además, las aves son plantadas con granos y anticonceptivos químicos y usan aves de presa, los enemigos naturales de las palomas bravías.

En los aeropuertos, las palomas, como otras aves, pueden interferir con los aviones y golpear las turbinas.

Algunos consideran que las palomas son aves “sucias” que propagan enfermedades peligrosas. De hecho, se pueden encontrar hasta 60 patógenos diferentes en las aves y en su lecho, como la gripe aviar, la histoplasmosis, la torácica, la ornitosis y otros. Sin embargo, el modo de transmisión de las aves de corral a los seres humanos es difícil de lograr, y los casos de la enfermedad son aislados o no se registran en absoluto.

Según una declaración oficial de la Asociación Americana de Veterinarios de Palomas en 1986, “la cría, mantenimiento y adiestramiento de palomas no supone un riesgo para la salud mayor que la cría de otros animales públicos o domésticos”.

Palomas de la ciudad

Desde palomares militares, señoriales o abadías, hasta la cría amateur, especialmente de palomas mensajeras, la paloma ha colonizado ciudades. Ahora es un anfitrión característico, y sus poblaciones densas y asentadas son a veces problemáticas.

Como comensal humano, ha tenido que hacer frente a la creciente competencia de estorninos y gaviotas durante varias décadas, aunque no comparten plenamente su nicho ecológico. Es una especie que en las ciudades está contaminada por diversos contaminantes, entre ellos el plomo, el cadmio y el zinc, especialmente desde que son viejas (en términos generales).

En 1980, los investigadores compararon tres poblaciones de palomas salvajes de Londres que viven en un transecto desde las zonas rurales periurbanas al centro de la ciudad, por su contenido de plomo y cadmio en plumas y huesos; sus niveles de plomo eran más altos cuanto más cerca vivían del centro de la ciudad (con niveles más altos de plomo en los huesos en las hembras que en los machos).

Los niveles de cadmio eran más altos en el centro de la ciudad que en los suburbios, pero las palomas que viven fuera de Londres, alrededor del aeropuerto de Heathrow, también estaban muy contaminadas (debido a los aviones, suponen los autores).

La contaminación se produce a través de los alimentos cuando las aves comen o beben en el suelo, y luego se exponen a la contaminación de las carreteras y al agua de escorrentía que a veces beben las palomas. La toxicidad de estos dos metales podría ser parcialmente inhibida por otro contaminante urbano: el zinc, que puede jugar un papel antagónico.

Los autores de este estudio llaman la atención sobre las altas concentraciones de plomo medidas en estas palomas, que estaban de acuerdo con el contenido de plomo de su plato de comida; esto plantea la cuestión del peligro potencial que el plomo representa para los niños que ingieren polvo urbano en estas mismas áreas.

Se sugiere el uso de palomas silvestres como bioindicadores de la contaminación urbana por plomo urbano, y como modelo de toxicidad crónica por plomo, una idea adoptada en 1987 por Drascc y otros. En 2012, la medición de los niveles de metales pesados en las plumas confirmó que se encuentran en conurbaciones geográficamente menos móviles.

En 2016, mucho después de la prohibición del plomo en la gasolina en los Estados Unidos, otro estudio se basó en los niveles de plomo en la sangre de 825 palomas (elegidas porque estaban visiblemente enfermas o anormalmente diferentes) medidas a lo largo de 5 años en varias partes de la ciudad de Nueva York; esto incluyó la prueba del valor de usar la paloma bravías como bioindicador de la contaminación y la exposición de los niños al plomo en Nueva York.

Los niveles de plomo eran altos y preocupantes en todas estas palomas, no difirieron significativamente de un año a otro, pero mostraron un pico en verano cada año. Dependiendo del vecindario, variaba de 12 μg/dl (Central/South Bronx) a casi el doble en algunos vecindarios (Soho/Greenwich Village y Lower Manhattan/Lower East Side).

En la isla de Manhattan, los niveles de plomo de las palomas se correlacionaron efectivamente con los niveles de plomo de los niños que viven en los mismos barrios y que sufren de envenenamiento por plomo (cuya sangre contiene más de 10 microgramos (μg) de plomo por decilitro de sangre (dL).

Este estudio también confirmó que la sangre de paloma está más contaminada con plomo en verano (probablemente debido a la resuspensión del polvo en el aire seco), un fenómeno que ya se había observado en dos estudios, en 2002 y 2004 en niños; esto debería animar a los padres a estar más atentos a sus hijos. Los autores concluyeron que la paloma bravía podría utilizarse como bioindicador y, por lo tanto, podría mejorar las estrategias para combatir el envenenamiento por plomo en los niños.

Imágenes anatómicas de la Paloma Bravía

Efectivo y equivalentes de efectivo

Las palomas urbanas son en su mayoría palomas bravías (90% en París) y las otras especies son la paloma torcaz (9%) y la paloma torcaz colombiana (1%). También hay un número creciente de tórtolas turcas, que se encuentran más comúnmente en parques, y en ambientes semiurbanos o periurbanos, este último no está clasificado como plaga en Francia.

Las palomas biseladas anidan en la construcción de cavidades. En algunas ciudades, sus poblaciones se derivan principalmente o casi exclusivamente de animales de granja que han escapado al control humano (granaje). Esto se pone de relieve por sus variados fenotipos, que con frecuencia reflejan características seleccionadas de ciertas razas domésticas. En algunas ciudades, los ejemplares con un fenotipo completamente salvaje son más frecuentes.

Las otras especies relacionadas son de poblaciones silvestres que han colonizado el ambiente urbano. La paloma más grande anida en los árboles de los parques y jardines.

Percepción de los habitantes de las ciudades

Las palomas de ciudad son apreciadas de varias maneras. Su antigua presencia los hace a menudo parte de la tradición de un lugar, como la Plaza de San Marcos en Venecia. Un cierto número de ejemplares están apegados a ellos, disfrutan al alimentarlos u observarlos, mientras que otros desarrollan una aversión o incluso una fobia hacia ellos. A veces se le llama “rat du ciel” en algunas ciudades importantes de Francia.

El aumento del riesgo de pandemia asociado al virus H5N1 de la gripe aviar entre 2003 y 2006 justificó la prohibición de alimentar a las palomas en muchos países. En Indonesia, después de episodios de mortalidad de palomas, algunos grupos de palomas fueron asesinadas y quemadas.

Sabiendo que un ave incautada está contaminada por sus mocos, excrementos y sangre, dispararles con una pistola fue la peor solución (atraparlos, o ponerlos a dormir con cebo tratado hubiera sido preferible). En Francia, un decreto ministerial de 24 de octubre de 2005 prohibió las reuniones de aves o su vuelo libre, y en 2006 se añadieron excepciones para las palomas mensajeras. Algunas metrópolis prohíben alimentar a las palomas, excepto en el caso de la cría.

Clasificación

La paloma bravía fue descrita por primera vez por Gmelin en 1789. El nombre de género Columba es la palabra latina que significa “paloma, palomo”, cuya etimología más antigua proviene del griego antiguo κόλυμβος (kolumbos), “a diver”, de κολυμβάω (kolumbao), “dive, plunge headlong, swim”.

Aristófanes (Pájaros, 304) y otros usan la palabra κολυμβίς (kolumbis), “buzo“, por el nombre del pájaro, debido a su movimiento nadador en el aire. El epíteto específico se deriva del latín livor, “azulado”. Su pariente más cercano en el género Columba es la paloma de montaña, seguida por las otras palomas rupestres: la paloma de nieve, la paloma moteada y la paloma de cuello blanco.

La especie también es confundida con la paloma torcaz, siendo la primera el nombre oficial de 2004 a 2011, cuando el Congreso Ornitológico Internacional cambió su listado oficial a su nombre británico original de paloma torcaz. En uso común, a esta ave se la sigue llamando simplemente “paloma”. Los pollitos de paloma se llaman pichones.

Subespecies pertenecientes a la especie  Columba livia

La Guía de las Palomas del Mundo de David Gibbs ofrece una lista de 12 subespecies de palomas grises, algunas de las cuales podrían heredar sus características de aves urbanas y rurales:

  • Columba livia livia (Gmelin, 1789) es la subespecie nominal. El área de distribución es Europa occidental y meridional, África septentrional, Asia y las regiones occidentales de Kazajstán, el Cáucaso septentrional, Georgia, Chipre, Turquía e Iraq.
  • Columba livia atlantis (Bannerman, 1931). Madeira, Azores e islas de Cabo Verde. Un descendiente de palomas salvajes es muy probable. Las peculiaridades morfológicas varían, distinguiéndose por el cambio de coloración de la parte superior del cuerpo con rayas negras perceptibles en los élitros.
  • Columba livia canariensis (Bannerman, 1914). Islas Canarias. En comparación con la subespecie nominal, es más pequeña y, en promedio, más oscura.
  • Columba livia gymnocyclus (Gris, 1856). África Occidental desde Senegal y Guinea hasta Ghana y Nigeria. Cada vez menos y mucho más oscuro es Columba livia livia. La cabeza es casi negra, la región lumbar y la piel de gallina es blanca.
  • Columba livia targia (Geyr von Schweppenburg, 1916). Tierras altas del Sahara al este hasta Sudán. Similar a la subespecie nominal, pero ligeramente más pequeña que ella y tiene una coloración monótona en la espalda.
  • Columba livia dakhlae (Meinertzhagen, 1928). El área se limita a dos oasis en el centro de Egipto. Menos de una subespecie nominal y mucho más ligera.
  • Columba livia schimperi (Bonaparte, 1854). Valle del Nilo en Sudán. Su color es cercano a la subespecie de C. l. targia, pero tiene un manto notablemente más claro.
  • Columba livia palaestinae (Zedlitz, 1912). Zona – Oriente Medio desde Siria hasta el Sinaí y las penínsulas árabes. Ligeramente más grande que la subespecie C. l. schimperi y generalmente más oscura.
  • Columba livia gaddi (Zarodney y Looudoni, 1906). Asia Central desde Azerbaiyán e Irán hasta Uzbekistán. Comparado con la subespecie Columba livia palaestinae, más grande y ligera. En el oeste, formas intermedias con Columba livia palaestinae, en el este con la subespecie Columba livia neglecta.
  • Columba livia neglecta, paloma azul del Turquestán (Hume, 1873) – regiones montañosas de Asia Central. Es similar en tamaño a la subespecie nominal, pero más oscuro y tiene un brillo metálico más brillante en el cuello. En el sur se cruza con la subespecie Columba livia intermedia.
  • Columba livia intermedia (Strickland, 1844) – India al sur del Himalaya, Sri Lanka. Es similar a la subespecie anterior, pero algo más oscura y tiene un color de fondo menos contrastante.
  • Columba livia nigricans (Buturlin, 1908). Mongolia y el norte de China. Lo más probable es que sea descendiente de palomas domésticas.

Dibujos e Ilustraciones de la Paloma Bravía

Paloma Bravía: Características, Hábitat, Relación Con Humanos Y Más
3 (60%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here