Frailecillo Común

946

El frailecillo común (Fratercula arctica) también llamado frailecillo atlántico es una especie de ave de la familia Alcidae. La especie se reproduce en madrigueras y acantilados en el Atlántico norte, así como en el Océano Ártico occidental. Debido a la fuerte disminución regional de las poblaciones, la UICN clasifica al frailecillo como Vulnerable desde 2015.

Este frailecillo tiene una corona y una espalda de color negro, manchas grises pálidas en las mejillas y partes inferiores blancas. Su pico ancho, rojo y negro, audazmente marcado, y sus patas anaranjadas contrastan con su plumaje, además muda de plumaje en el mar en invierno y algunas de las características faciales de colores brillantes son perdidas, y el color vuelve a aparecer durante la primavera.

La apariencia externa del macho adulto y de la hembra es exactamente idéntica, aunque el macho suele ser ligeramente un poco más grande,  el ave juvenil tiene un plumaje similar, pero sus manchas en las mejillas son de color gris oscuro. Los ejemplares  juveniles no poseen la cabeza ornamentada de colores brillantes, el  pico es más estrecho y posee una coloración gris oscura con una punta marrón amarillenta, y tanto las patas como los dedos también son oscuros.

Los frailecillos de las zonas del norte son típicamente son más grandes que los del sur y estas poblaciones son generalmente consideradas una subespecie diferente, además la mayoría de las colonias se encuentran en islas sin depredadores terrestres. No obstante las aves adultas y los polluelos recién eclosionados corren el riesgo de ser atacados desde el aire por gaviotas.

En ocasiones, un ave como una skua del Ártico acosa a un frailecillo que llega con su pico lleno de peces, provocando que este deje caer su captura. El semblante llamativo, el colorido pico que además es grande, el andar y la conducta de esta pato le ha otorgado apodos como  por ejemplo: payaso del mar y loro marino. Es el símbolo oficial de las aves de la provincia canadiense de Terranova y Labrador.

Frailecillo Común

El frailecillo del común  (Fratercula arctica), es una especie de ave marina de la familia de las alca, es este el único frailecillo nativo del Océano Atlántico; tiene dos ejemplares relacionados, el frailecillo moñudo y el frailecillo con cuernos, se localizan en el Pacífico nororiental, además el frailecillo del Atlántico se reproduce en Islandia, Noruega, Groenlandia, Terranova y las Islas Feroe, y tan al sur como Maine en el oeste y la costa oeste de Irlanda y partes del Reino Unido en el este.

Aunque tiene una gran población y un amplio rango de distribución, la especie ha disminuido rápidamente, al menos en partes de su área de distribución, lo que ha dado como resultado que sea clasificada como vulnerable por la UICN, además en tierra, adquiere la típica postura erguida de un alca. Cuando se encuentra en el mar, se mantiene nadando en la superficie para alimentarse de pescados pequeños, que atrapa buceando bajo el agua y para ello usa sus alas con el objetivo de propulsarse.

Pasando el otoño y el invierno en el océano abierto de los fríos mares del norte, el frailecillo común regresa a las zonas costeras al comienzo de la temporada de reproducción a finales de la primavera. Anida en colonias en la cima de los acantilados, cavando una madriguera en la que se deposita un solo huevo blanco, el polluelo se alimenta principalmente de peces enteros y crece rápidamente. Después de unas 6 semanas, está completamente desarrollado y llega al mar por la noche. Se aleja de la orilla y no regresa a tierra en varios años.

En el año 2015, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza cambió su estatus de “menor preocupación” a “vulnerable”, y en 2018, BirdLife International informó de que el frailecillo del Atlántico estaba en peligro de extinción.

Imponente ejemplar del frailecillo común

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Charadriiformes

Familia: Alcidae

Género: Fratercula

Especie: Fratercula arctica

Hábitat y distribución

El frailecillo común es un ave de las aguas más frías del Océano Atlántico Norte que se reproduce en las costas del noroeste de Europa, los bordes del Ártico y el este de Norteamérica. Más del 90% de la población mundial se encuentra en Europa (de 4.770.000 a 5.780.000 parejas, lo que equivale a una cantidad de 9.550.000 a 11.600.000 ejemplares adultos) y sólo en las colonias de Islandia se encuentra el 60% de los frailecillos del mundo.

La colonia más grande del Atlántico occidental (estimada en más de 260.000 parejas) se encuentra en la Reserva Ecológica de Witless Bay, al sur de St. John’s, Terranova y Labrador. Otras zonas de cría importantes que involucran a esta ave son las costas norte y oeste de Noruega, también se encuentran en las Islas Feroe, Orcadas y Shetland incluyendo la costa oeste de Groenlandia y las de Terranova.

Las colonias con un número de miembros más pequeñas pueden encontrarse en otras partes de las Islas Británicas, el área de Murmansk de Rusia, Spitzbergen,  Novaya Zemlya,  Labrador, Maine y Nueva Escocia, estas islas son muy atractivas para las aves que buscan la reproducción en comparación con los sitios continentales.

¿Dónde vive el frailecillo común?

Mientras está en el mar, el ave se extiende ampliamente a través del Océano Atlántico Norte, incluyendo el Mar del Norte, y puede entrar en el Círculo Polar Ártico, en verano, su límite sur se extiende desde el norte de Francia hasta Maine y en invierno, el ave puede alcanzar el Mar Mediterráneo y Carolina del Norte. Estas aguas oceánicas cuentan con una amplificación tan vasta de que llega de 15 a 30 millones de km2; es decir, de “6 a 12 millones de millas cuadradas” que cada ave tiene a su disposición más de 1 km2 por lo que no muy a menudo se ven fuera el mar.

En Maine, se han colocado geolocalizadores a nivel de luz en las patas de los frailecillos comunes, que almacenan información sobre su paradero; por lo que los ejemplares necesitan ser recapturadas para acceder a la información, una tarea difícil pues se encontró que un ave cubrió 7.700 km de océano durante ocho meses, haciendo un viaje hacia el norte del Mar de Labrador y posteriormente al sureste llegando hasta la mitad del Atlántico antes de volver a regresar a tierra firme.

Características

Esta ave marina del tamaño de una paloma se identifica fácilmente por su silueta redondeada, su postura vertical y sus colores vivos (en los adultos y jóvenes a partir de los tres años de edad). Tiene una silueta característica con una cabeza bastante grande, una cola corta y un cuerpo bastante redondo.

Imágenes Del Frailecillo Común

Tamaño y peso

El frailecillo común es de aspecto robusto, con un cuello grueso y alas y cola cortas, el mismo posee una longitud de 28 a 30 centímetros (de 11 a 12 pulgadas) desde la punta de su robusto pico hasta la punta de su cola.  Además tiene una envergadura que va de 47 a 63 cm (o sea de 19 a 25 pulgadas) y en tierra adquiere unos 20 centímetros (o sea unas 8 pulgadas) de altura.

Colores

El macho tiene generalmente un poco más grande que la hembra, no obstante son de un color semejante, además la frente, la coronilla y la nuca son de color negro brillante, al igual que la espalda, las alas y la cola.  Un amplio cuello de color negro se extiende alrededor del cuello y la garganta y a cada lado de la cabeza hay un área grande, que tiene una forma de pastilla, de coloración gris bastante pálida. Tales  parches en la cara se minimizan a un punto y casi se localizan en la zona posterior del cuello.

La forma de la cabeza crea un pliegue que se extiende desde el ojo hasta el último punto de cada parche, dando la apariencia de una raya gris, también las partes inferiores del ave, la pechuga, el vientre y debajo de las coberturas de la cola, son blancas. El ojo se ve casi en forma triangular esto debido a un área pequeña, con unos picos de piel córnea entre azul con gris por encima y un parche rectangular por debajo, además los iris son marrones o muy azules y cada uno tiene un anillo orbital rojo.

Al finalizar la época de reproducción, el plumaje negro puede haber perdido su brillo o incluso haber adquirido un matiz ligeramente marrón, y las dos piernas como las grandes patas palmeadas son de color naranja brillante, en contraste con las garras afiladas y negras. Las patas vienen siendo cortas y se encuentran bien colocadas hacia atrás en el cuerpo, dando pues al ave su postura erguida cuando se encuentra en la tierra.

Fotos Del Frailecillo Común

Pico

El pico es muy distintivo, y de lado, el pico es ancho y triangular, no obstante visto desde arriba, es bastante estrecho, la mitad cercana a la punta es de color rojo anaranjado y la otra mitad cerca de la cabeza es gris pizarra.  Una lista de color amarillo con morfología de caballete separa las dos segmentos, con una franja de color amarillo intenso y carnosa en la base del pico.

En la articulación de las dos mandíbulas existe una roseta amarilla y arrugada, las proporciones exactas del pico varían con la edad del ejemplar.  En un ejemplar inmaduro, el pico ha alcanzado su longitud total, no obstante, no es tan ancho como el de un ejemplar adulto, igualmente es necesario saber que el ave tiene una mordedura poderosa. Con el tiempo el pico se hace más profundo, el borde superior se curva y se forma un pliegue en su base, y a medida que el ave envejece, se pueden formar uno o más surcos en la parte roja.

Muda

Los característicos platos de color naranja brillante y otras características faciales se desarrollan en la primavera, y al final de la temporada de reproducción, estos recubrimientos y apéndices especiales se eliminan en una muda parcial, lo que hace que el pico parezca menos ancho, la punta menos brillante y la base más oscura.

Los ornamentos de los ojos se desprenden y los ojos aparecen redondos. Al mismo tiempo, las plumas de la cabeza y el cuello son reemplazadas y la cara se oscurece,  el plumaje invernal de ejemplar es raramente visto por los humanos ya que cuando han dejado a sus polluelos, las aves se dirigen pues en dirección al mar y no vuelven a tierra hasta la próxima época de reproducción.

El ejemplar juvenil del frailecillo es igual al adulto en plumaje, no obstante en conjunto es más opaco, con una cara gris mucho más oscura y pico y patas de coloración  marrón amarillenta. Luego de volar, llega al agua y se van al mar para no regresar a tierra firme durante varios años; y durante ese tiempo, tendrá un pico más ancho con el pasar de cada año, obtendrá parches más pálidos en la cara, y patas y pico más brillantes.

Canto

En la colonia de cría, el frailecillo común es tranquilo en la superficie, no obstante en su madriguera hace un sonido de gruñido parecido al de una motosierra que se acelera.

Vuelo

El frailecillo común tiene un vuelo directo, típicamente a 10 metros (33 pies) sobre la superficie del mar y más alto sobre el agua que la mayoría de los demás ejemplares de su misma familia,  su movimiento es como remando eficientemente con sus patas palmeadas y en extrañas ocasiones se eleva al aire.

Fotos Del Frailecillo atlántico

Alimentación

La dieta del frailecillo común consiste casi exclusivamente en pescado, aunque el examen de su contenido estomacal muestra que ocasionalmente come camarones, otros crustáceos, moluscos y gusanos poliquetos, especialmente en aguas más costeras, y que nada bajo el agua usando sus alas semidesparramadas como remos para “volar” a través del agua y sus patas como timón.

Estas aves se caracterizan por ser nadadores rápidos, lo que les facilita alcanzar grandes profundidades y llegar a permanecer dentro del agua hasta un minuto. Puede comer peces de cuerpo poco profundo de hasta 18 centímetros (7 pulgadas), pero su presa suele ser un pez más pequeño, de unos 7 centímetros (3 pulgadas) de largo. Un ave adulta necesita comer un estimado de 40 de estos por día; anguilas, arenques, espadines y capillas son los más consumidos. Pesa y puede tragarse a peces más pequeños estando sumergido; sin embargo, los especímenes de mayor tamaño se los lleva a la superficie.

En una inmersión se pueden capturar varios peces pequeños, manteniendo los primeros en su lugar en el pico con su lengua musculosa y estriada mientras se capturan otros. Las dos mandíbulas están articuladas de tal manera que pueden mantenerse paralelas para mantener una hilera de peces en su lugar y también son retenidas por ranuras internas en los bordes del pico. Su solución con el exceso de sal que absorbe al tragarse los peses lo expulsa con la ayuda de los riñones y por la excreción que realiza a través de glándulas salinas especializadas en las fosas nasales.

Apareamiento y reproducción

Luego de haber estado durante el invierno solo en el océano, no se tiene muy claro si el frailecillo del Atlántico halla a su pareja saliendo del mar o lo hace al regresar a su nido. En tierra, pronto se dedicarán a mejorar y limpiar la madriguera, y a menudo, uno se queda fuera de la entrada mientras el otro cava, arrojando cantidades de suciedad y arena que bañan a la pareja que está afuera.

Algunas de estas aves suelen recoger material como tallos y pastos secos para su nidificación, pero otras no se molestan. A veces, un pico lleno de materiales es transportado bajo tierra, sólo para ser sacado de nuevo y desechado. Aparte de la construcción de nidos, la otra forma en que las aves restablecen su vínculo es a través del detalle.

Esta es una práctica en la que la pareja se acerca, moviendo la cabeza de un lado a otro, y luego moviendo los picos juntos. Esto parece ser un elemento importante de su comportamiento de cortejo porque ocurre repetidamente, y las aves continúan picoteando, en menor medida, a lo largo de la temporada de cría.

Zona de nidificación.

El frailecillo del Atlántico es sexualmente maduro a la edad de 4 a 5 años, por lo que las aves realizan nidos coloniales, cavando madrigueras en las cimas de los acantilados o reutilizando los agujeros existentes, y a veces pueden anidar en grietas y entre rocas y suelos pedregosos. Compite con otros pájaros y animales a través de las madrigueras. Puede cavar su propio hoyo o mudarse a un sistema preexistente cavado por un nido, y es conocido por picotear y ahuyentar al ocupante original.

Las pardela pichonetas también anidan bajo tierra y a menudo tienen sus propias madrigueras cerca de las madrigueras de los frailecillos, y durante sus actividades dentro de la madriguera llegan penetrar en los lugares de los frailecillos, trayendo como resultando la pérdida de huevos. Son monógamos (se aparean de por vida) y cuidan a sus polluelos ambos padres. El macho de esta especie pasa mucho tiempo al cuidado y al mantenimiento del nido, así que la hembra se involucra mucho más en la incubación del huevo y en alimentar al polluelo.

Huevos

La puesta de huevos comienza en abril en colonias más al sur, pero rara vez antes de junio en Groenlandia. La hembra pone un solo huevo blanco cada año, pero si este se pierde a principios de la temporada de cría, se puede producir otro: La puesta sincrónica de huevos se encuentra en los frailecillos del Atlántico en madrigueras adyacentes. El huevo es grande en comparación con el tamaño del ave, con un promedio de 61 milímetros de largo por 42 milímetros de ancho y un peso de aproximadamente 62 gramos.

La cáscara blanca suele carecer de marcas, pero pronto se ensucia con barro. Las responsabilidades de la incubación son compartidas por ambos padres. Cada una de ellas tiene dos parches de cría sin plumas en los costados inferiores, donde un mayor suministro de sangre proporciona calor al óvulo. El padre en servicio de incubación en la cámara oscura del nido pasa la mayor parte del tiempo durmiendo con la cabeza metida bajo su ala, saliendo ocasionalmente del túnel para sacar el polvo de sus plumas o tomar un vuelo corto hacia el mar.

Polluelos

El tiempo total de incubación es de 39 a 45 días.  Desde la superficie, la primera evidencia de que se ha producido la eclosión es la llegada de un adulto con un pico cargado de peces.  Durante los primeros días, el polluelo puede ser alimentado con estos pico a pico, pero más tarde los peces simplemente se dejan caer en el suelo del nido junto al polluelo, que se los traga enteros.

El polluelo está cubierto de un plumón negro y esponjoso y sus ojos están abiertos y puede pararse tan pronto como eclosiona.  Inicialmente pesa alrededor de 42 gramos (o sea 1.5 onzas) y crece a razón de 10 gramos (0.35 onzas) por día.  Inicialmente, uno u otro progenitor lo cría, pero a medida que aumenta su apetito, se le deja solo durante períodos más largos.  Las observaciones de una cámara de nido se han realizado desde una piel subterránea con mirilla.

El polluelo duerme la mayor parte del tiempo entre sus padres y también se involucra en ataques de ejercicio.  Reorganiza su material de anidación, recoge y deja caer pequeñas piedras, aletea sus alas inmaduras, tira de los extremos de las raíces que sobresalen, y empuja y se tensa contra la pared inflexible de la madriguera.  Se dirige hacia la entrada o por un túnel lateral para defecar.  El polluelo en crecimiento parece anticipar la llegada de un adulto, avanzando a lo largo de la madriguera justo antes de llegar, pero no saliendo al aire libre.  Se retira a la cámara nido cuando el ave adulta trae su carga de peces.

Comida para los polluelos

Las áreas de caza se encuentran a menudo a 100 km (60 millas) o más de los sitios de anidación, aunque cuando alimentan a sus crías, las aves se aventuran a salir sólo a la mitad de esa distancia. Los ejemplares adultos que llevan peces a sus polluelos tienden a llegar en grupos.  Se cree que esto beneficia al ave al reducir el cleptoparasitismo por la skua del Ártico, que acosa a los frailecillos hasta que dejan caer su carga de peces.  La depredación por el págalo grande o skúa (Catharacta skua) también se reduce por la llegada simultánea de varias aves.

En las Islas Shetland, las anguilas de arena (Ammodytes marinus) constituyen normalmente al menos el 90% de la alimentación de los pollos. En los años en que la disponibilidad de anguilas era baja, las tasas de éxito reproductivo disminuyeron, y muchos polluelos murieron de hambre. En Noruega, el arenque (Clupea harengus) es el pilar de la dieta.

Cuando el número de arenques disminuyó, también lo hizo el de frailecillos. En Labrador, los frailecillos parecían más flexibles y cuando el capelán (Mallotus villosus), como alimento básico, disminuyó su disponibilidad, pudieron adaptarse y alimentar a los polluelos con otras especies de presas.

Comportamiento del pilluelo.

Los pichones tardan entre 34 y 50 días en abandonar el nido, una fase que depende de la abundancia y su suministro de alimento que tenga la cría. En años de escasez de peces, toda la colonia puede experimentar un período más largo de volantones, pero el rango normal es de 38 a 44 días, momento en el cual los pollos habrán alcanzado aproximadamente el 75% de su peso corporal maduro.

El polluelo puede llegar a la entrada de la madriguera para defecar, pero no suele salir a la superficie y parece tener aversión a la luz hasta que está casi completamente desarrollado. A pesar de que el suministro de alimento por los adultos se ve reducido en los últimos días que el pichón pasa en el nido, este no es abandonado como sucede en la pardela Manx. Ocasionalmente, se ha observado a un adulto suministrando a un nido incluso después de que el polluelo ya se ha partido.

En los últimos días bajo tierra, el polluelo de frailecillo común pierde su plumaje y se revela el plumaje juvenil. Su pico pequeño, sus patas y sus uñas son de un color oscuro y no poseen las manchas blancas en la cara que los adulto tienen; el polluelo finalmente deja el nido durante la noche, justo cuando el peligro de depredación es mucho menor. Llegado el momento justo, emerge de la madriguera, generalmente es la primera vez que lo hace;  camina y corre haciendo su camino en dirección al mar.

A pesar de abandonar el nido no sabe volar correctamente, lo que significa que para él es peligroso descender por un acantilado; así que una vez que llega al agua, rema hacia el mar, y puede estar a 3 km (2 millas) de la orilla cuando amanece. No se congrega con otros de su clase y no regresa a esa tierra en 2 o 3 años.

Nidos, Huevos y Crías del Frailecillo atlántico

Estado de conservación

El frailecillo común tiene un área de distribución extensa que cubre más de 1.620.000 km2 (630.000 millas cuadradas) y Europa, que alberga a más del 90% de la población mundial, alberga de 4.770.000 a 5.780.000 parejas (que equivalen de 9.550.000 a 11.600.000 ejemplares adultos).

En 2015, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza cambió su estatus de “menor preocupación” a “vulnerable” y varias de las causas de la disminución de la población pueden ser el aumento de la depredación por gaviotas y skúas, la introducción de ratas, gatos, perros y zorros en algunas islas utilizadas para anidar, la contaminación por residuos tóxicos, el ahogamiento en las redes de pesca, la disminución de los suministros de alimentos y el cambio climático.

En la isla de Lundy, el número de frailecillos comunes disminuyó de 3.500 parejas en 1939 a 10 parejas en 2000. Esto se debió principalmente a las ratas que habían proliferado en la isla y que estaban comiendo huevos y polluelos. Tras la eliminación de las ratas, se espera que las poblaciones se recuperen y en 2005 se vio un ejemplar juvenil, que se cree que es el primer polluelo criado en la isla en 30 años.

Sin embargo, el número de frailecillos aumentó considerablemente a finales del siglo XX en el Mar del Norte, incluso en la Isla de Mayo y en las Islas Farne, donde el número de frailecillos aumentó alrededor de un 10% al año. En la temporada de reproducción de 2013, se registraron cerca de 40.000 parejas en las Islas Farne, un ligero aumento con respecto al censo de 2008 y a la temporada de pobreza del año anterior, cuando algunas de las madrigueras se inundaron.

En las Islas Westman, donde cerca de la mitad de los frailecillos de Islandia se reproducen, las aves fueron casi llevadas a la extinción por la sobreexplotación alrededor de 1900 y se impuso una prohibición de caza de 30 años. Cuando se recuperaron las poblaciones, se utilizó un método diferente de recolección y ahora la caza se mantiene a un nivel sostenible. No obstante, en 2011 se exigió una nueva prohibición de la caza en toda Islandia, aunque la falta de éxito reproductivo reciente del frailecillo se atribuyó a una disminución en el suministro de alimentos en lugar de a la sobreexplotación.

Desde el año 2000, se ha observado una fuerte disminución de la población en Islandia, Noruega, las Islas Feroe y Groenlandia. Se ha observado una tendencia similar en el Reino Unido, donde parece haberse invertido un aumento en 1969-2000. Por ejemplo, la colonia de Fair Isle se estimó en 20.200 ejemplares en 1986, pero se había reducido casi a la mitad para 2012.

Preservación

SOS Puffin es un proyecto de conservación en el Scottish Seabird Centre de North Berwick para salvar a los frailecillos comunes de las islas del estuario del Forth. El número de frailecillos en la isla de Craigleith, que una vez fue una de las colonias más grandes de Escocia con 28.000 parejas, ha disminuido drásticamente a sólo unos pocos miles debido a la invasión de una gran planta introducida, la malva arbórea (Lavatera arborea). Esto se ha extendido por toda la isla en densos matorrales e impide que los frailecillos comunes encuentren sitios adecuados para madrigueras y reproducción.

El proyecto cuenta con el apoyo de más de 700 voluntarios y se ha avanzado en la reducción de las plantas, con el regreso de los frailecillos comunes en mayor número para reproducirse. Otra medida de conservación adoptada por el centro es animar a los automovilistas a revisar debajo de sus coches a finales de verano antes de partir, ya que los frailecillos jóvenes, desorientados por el alumbrado público, pueden aterrizar en la ciudad y refugiarse debajo de los vehículos.

El Proyecto Puffin es un esfuerzo iniciado en 1973 por el Dr. Stephen W. Kress de la National Audubon Society para restaurar los frailecillos atlánticos en las islas de anidación en el Golfo de Maine. La isla de Eastern Egg Rock en la bahía de Muscongus, a unos 9,7 km de Pemaquid Point, había sido ocupada por frailecillos nidificantes hasta 1885, cuando las aves desaparecieron debido a la caza excesiva.

Contando con el hecho de que los frailecillos jóvenes suelen volver a reproducirse en la misma isla donde volaron, un equipo de biólogos y voluntarios trasladó a polluelos de 10 a 14 días de edad desde Great Island en Terranova hasta Eastern Egg Rock.

Las crías fueron colocadas en madrigueras de césped artificial y fueron alimentadas con pescado fortificado con vitaminas diariamente durante aproximadamente un mes. Estas translocaciones anuales tuvieron lugar hasta 1986, con un total de 954 desplazamientos de frailecillos jóvenes. Cada año, antes de volar, las crías eran marcadas individualmente.

Los primeros adultos regresaron a la isla en 1977. Se habían instalado señuelos de frailecillos en la isla para engañar a los frailecillos comunes y hacerles creer que formaban parte de una colonia establecida. Esto no se hizo popular al principio, pero en 1981, cuatro parejas anidaron en la isla.

En 2014 se contabilizaron 148 parejas nidificantes en la isla. Además de demostrar la viabilidad de restablecer una colonia de aves marinas, el proyecto demostró la utilidad de utilizar señuelos, y eventualmente grabaciones de llamadas y espejos, para facilitar dicho restablecimiento.

Curiosidades

El frailecillo común también es conocido como “Frailecillo”, es una especie de ave marina pelágica del Atlántico Norte que vive en alta mar, excepto durante su reproducción, lo que le obliga a llegar al continente donde anida en laderas herbosas, islas o acantilados (insulares o continentales).

Galería Del Frailecillo Común

Comportamiento

Al igual que muchas aves marinas, el frailecillo común pasa gran parte del año lejos de la tierra en mar abierto, por lo que sólo visita las áreas costeras para reproducirse;  una de sus características es que es un ave sociable por lo que suele reproducirse en grandes colonias.

En el mar.

Los frailecillos comunes lideran las poblaciones solitarias mientras tienen su estancia en el mar; durante esta etapa de sus vidas hay muy poca información debido a la falta de estudio, y esto se debe a que la tarea de encontrar una sola ave en el vasto océano es tremenda. Estando en el mar, este frailecillo común se mueve agilmente, impulsándose a través del agua con fuertes empujones desde los pies y manteniéndolo girado hacia el viento, incluso cuando está descansando y aparentemente dormido.

Invierte mucho tiempo cada día arreglándose y manteniendo su plumaje en orden esparciendo aceite de la glándula preen. Su plumaje piloso permanece seco y proporciona aislamiento térmico. Como otras aves marinas, su superficie superior es negra y su superficie inferior blanca. Esto proporciona camuflaje, con depredadores aéreos incapaces de observar el ave contra el fondo oscuro y acuático y atacantes submarinos que no lo notan cuando se mezclan con el brillante cielo sobre las olas.

En tierra.

Al llegar la primavera, las aves ya maduras retornan a tierra y por lo general llegan al territorio donde nacieron. Las aves que fueron retiradas como polluelos y liberadas en otros lugares mostraron fidelidad a su punto de liberación y se congregan durante unos días en el mar en pequeños grupos frente a la costa antes de regresar a los sitios de anidación en la cima de los acantilados. Cada colonia grande de frailecillos está dividida en subcolonias por límites físicos tales como helechos o aulagas.

Las primeras aves que llegan toman el control de las mejores ubicaciones, siendo los sitios de anidación más deseables las madrigueras densamente llenas en las laderas cubiertas de hierba justo por encima del borde del acantilado, donde el despegue es más fácil. Estas aves suelen ser monógamas, esto se debe más a su fidelidad a sus lugares de anidación preferidos que a su pareja, y a menudo regresan a las mismas madrigueras año tras año.

Las llegadas posteriores a la colonia pueden encontrar que todos los mejores sitios de anidación ya han sido tomados, por lo que son empujados a la periferia, donde están en mayor riesgo de depredación. Las aves más jóvenes pueden llegar a la orilla un mes o puede que más, después que las aves maduras y así que no hallan lugares de anidación. No se reproducen hasta el año siguiente, aunque si la cobertura vegetal que rodea la colonia se reduce antes de la llegada de estos subadultos, el número de parejas que anidan con éxito puede aumentar.

Movimientos en tierra

Los frailecillos comunes son cautelosos al acercarse a la colonia, y a ningún ave le gusta aterrizar en un lugar donde otros frailecillos no están ya presentes, además hacen varios circuitos de la colonia antes de descender. En tierra firme, pasan mucho tiempo arreglándose, difundiendo aceite de su glándula de aseo y ubicando las plumas en su posición correcta con usando su pico y garra.

Parte de ese tiempo lo pasan parados en las entradas de sus madrigueras donde interactúan con los pájaros que pasan cerca de ellos. El predominio se manifiesta con una postura erguida, con las plumas esponjosas del pecho y la cola inclinada, una marcha lenta y exagerada, agitando la cabeza y abriéndose de par en par. Los ejemplares sumisos bajan sus cabezas y mantienen sus cuerpos horizontales y se escabullen entre los ejemplares dominantes.

Las aves suelen indicar su intención de despegar bajando brevemente su cuerpo antes de correr por la pendiente para ganar impulso. Si un ave se asusta y despega inesperadamente, el pánico puede propagarse a través de la colonia con todas las aves volando en el aire y dando vueltas en un gran círculo.

Las aves son más activas por la noche, por lo que pueden verse paradas fuera de sus madrigueras, descansando en el césped e incluso caminando. Luego, las laderas se vacían por la noche mientras las aves vuelan hacia el mar para descansar, a menudo eligiendo hacerlo en los caladeros listos para el avituallamiento temprano por la mañana.

Excavadores

Los frailecillos son pájaros energéticos y excavadores, y las laderas cubiertas de hierba pueden ser socavadas por una red de túneles. Esto provoca que el pasto se seque durante el verano, que la flora muera y que la tierra una vez seca sea arremolinado por el viento. Las madrigueras a veces se derrumban, y los humanos pueden hacer que esto suceda caminando incautamente a través de las laderas de anidación.

Una colonia en Grassholm se perdió por una erosión que se originó cuando quedaba muy poco suelo y no se podían hacer madrigueras en el. Es muy poco probable que surjan espontáneamente nuevas colonias porque esta ave gregaria sólo anida donde otras ya están presentes. A pesar de ello, la Sociedad Audubon tuvo éxito en un proyecto de reintroducción de la especie en la Isla Eastern Egg Rock en Maine, donde, después de un lapso de 90 años, los frailecillos fueron reintroducidos en esta zona y comenzaron a reproducirse nuevamente.

En el año 2011, más de 120 parejas anidaron en el pequeño islote, en la Isla de May ubicada  al otro lado del Atlántico; había únicamente cinco parejas de frailecillos que se reproducían en el año de 1958, sin embargo, 20 años más tarde, 10.000 parejas estaban presentes en esta zona.

El vuelo

El vuelo de esta ave es directo y bajo, en la superficie del agua y puede llegar a viajar hasta 80 km (50 millas) por hora; el aterrizaje es incómodo puesto que puede llegar a golpearse un poco con una ola creciente, pero si se encuentra en aguas más tranquilas, hace que el vientre caiga. Mientras está en el mar, el frailecillo común tiene su muda anual.

El tamaño del ala se ha adaptado a su doble uso, tanto por encima como por debajo del agua, y su superficie es pequeña en relación con el peso del ave. Para mantener el vuelo, las alas necesitan golpear muy rápidamente a un ritmo de varias veces por segundo.

Las aves terrestres pierden sus plumas primarias en una pareja a la vez para poder volar, pero el frailecillo se deshace de todas sus plumas primarias a la vez y prescinde del vuelo durante un mes o dos. El cambio de plumas suele ocurrir entre los meses de enero y marzo; las aves más jóvenes pueden llegar al proceso de cambio de plumas un poco más tarde en el año.

Depredadores y parásitos

Los frailecillos comunes del Atlántico son probablemente más seguros cuando están en el mar. Aquí, los peligros a menudo vienen de debajo del agua y no de arriba, y a veces se puede ver a los frailecillos poniendo la cabeza bajo el agua para observar a los depredadores. Se sabe que las focas matan a los frailecillos, y los peces grandes también pueden hacerlo.

La mayoría de las colonias de frailecillos se encuentran en islas pequeñas, y esto no es una coincidencia, ya que evita la depredación de mamíferos terrestres como zorros, ratas, armiños, comadrejas, gatos y perros. Cuando llegan a tierra, las aves siguen en peligro y las principales amenazas vienen del cielo.

Entre los depredadores aéreos del frailecillo común del Atlántico se encuentran la gran gaviota dorsal negra (Larus marinus), la gran skua (Stercorarius skua) y especies de tamaño similar, que pueden capturar a un pájaro en vuelo o atacar a uno que no puede escapar lo suficientemente rápido en tierra. Al detectar el peligro, los frailecillos despegan y vuelan hacia la seguridad del mar o se retiran a sus madrigueras, pero si son capturados, se defienden vigorosamente con pico y garras afiladas.

Cuando los frailecillos están dando vueltas al lado de los acantilados, un depredador que se concentra en un solo pájaro se vuelve muy difícil, mientras que cualquier ejemplar aislado en el suelo corre mayor riesgo. Las especies de gaviota más pequeñas como la gaviota argentina (L. argentatus) y la gaviota de lomo negro apenas pueden derribar un frailecillo adulto sano. Pasan a zancadas por la colonia llevando los huevos que han rodado hacia las entradas de las madrigueras o los polluelos recién nacidos que se han aventurado demasiado lejos hacia la luz del día.

Donde anida en la tundra en el extremo norte, la skua ártica (Stercorarius parasiticus) es un depredador terrestre, pero en las latitudes más bajas es un cleptoparásito especializado que se concentra en los Alcidae y otras aves marinas. Acosa a los frailecillos mientras están en el aire, obligándolos a soltar sus capturas, que luego la arrebata.

Tanto la garrapata arao Ixodes uriae como la pulga Ornithopsylla laetitiae (probablemente originalmente una pulga de conejo) han sido registradas en los nidos de frailecillos. Otras pulgas que se encuentran en las aves son Ceratophyllus borealis, Ceratophyllus gallinae, Ceratophyllus garei, Ceratophyllus vagabunda, y la pulga del conejo común Spilopsyllus cuniculi.

Contaminación

Como el frailecillo común pasa sus inviernos en mar abierto, es susceptible a las acciones humanas y a las catástrofes como los derrames de petróleo. El plumaje engrasado tiene una capacidad reducida para aislar y hace que el ave sea más vulnerable a las fluctuaciones de temperatura y menos flotante en el agua. Muchas aves mueren, y otras, mientras intentan extraer el aceite al acicalarse, ingerir e inhalar toxinas.

Esto conduce a la inflamación de las vías respiratorias y del intestino y, a largo plazo, a daños en el hígado y los riñones. Este trauma puede contribuir a la pérdida del éxito reproductivo y al daño a los embriones en desarrollo. Un derrame de petróleo que ocurre en invierno, cuando los frailecillos comunes están lejos en el mar, puede afectarles menos que a las aves costeras, ya que las manchas de petróleo crudo pronto se rompen y se dispersan por la agitación de las olas.

Cuando los pájaros oleaginosos llegan a las playas de las costas atlánticas, sólo el 1,5% de las aves marinas muertas son frailecillos comunes, pero muchos otros pueden haber muerto lejos de tierra y hundidos. Después del naufragio y derrame de petróleo del petrolero Torrey Canyon en 1967, se recuperaron pocos frailecillos comunes muertos, pero el número de frailecillos muertos que se reproducían en Francia el año siguiente se redujo al 16% de su nivel anterior.

El frailecillo del Atlántico y otras aves pelágicas son excelentes bioindicadores del medio ambiente, ya que ocupan un alto nivel trófico. Los metales pesados y otros contaminantes se concentran a lo largo de la cadena alimentaria, y como los peces son la principal fuente de alimento de los frailecillos comunes, tienen un gran potencial para bioacumular metales pesados como el mercurio y el arsénico.

Las mediciones pueden realizarse en huevos, plumas u órganos internos y los estudios de aves varadas, acompañados de un análisis químico de las plumas, pueden ser indicadores eficaces de la contaminación marina por sustancias lipofílicas, así como por metales. De hecho, estas encuestas pueden utilizarse para proporcionar pruebas de los efectos adversos de un contaminante en particular, utilizando técnicas de toma de huellas dactilares para proporcionar pruebas adecuadas para el enjuiciamiento de los infractores.

El cambio climático

El cambio climático puede afectar a las poblaciones de aves marinas en el Atlántico norte. El factor demográfico más importante puede ser el aumento de la temperatura de la superficie del mar, lo que puede ser beneficioso para algunas colonias de frailecillos comunes del Atlántico norte. El éxito reproductor depende de un amplio suministro de alimentos en el momento de máxima demanda, a medida que el polluelo crece.

En el norte de Noruega, el principal alimento del polluelo es el arenque joven. El éxito de las larvas de peces recién eclosionadas durante el año anterior estuvo gobernado por la temperatura del agua, que controlaba la abundancia de plancton, y esto, a su vez, influyó en el crecimiento y supervivencia del arenque de primer año. Se ha comprobado que el éxito reproductor de las colonias de frailecillos comunes del Atlántico se correlaciona de esta manera con las temperaturas superficiales del agua del año anterior.

En Maine, al otro lado del Atlántico, las cambiantes poblaciones de peces debido a los cambios en la temperatura del mar están siendo culpadas por la falta de disponibilidad del arenque, que es la dieta básica de los frailecillos comunes en la zona.

Algunas aves adultas se han demacrado y han muerto.  Otros han estado aprovisionando el nido con peces (Peprilus triacanthus), pero estos son a menudo demasiado grandes y de cuerpo profundo para que el polluelo los trague, causando su muerte por inanición.  Maine se encuentra en el borde sur del área de reproducción del ave, y con los cambios en los patrones climáticos, esto puede estar dispuesto a contraerse hacia el norte.

Turismo

Las colonias reproductoras de frailecillos comunes del Atlántico ofrecen un espectáculo interesante tanto para los observadores de aves como para los turistas. Por ejemplo, 4000 frailecillos comunes anidan cada año en islas frente a la costa de Maine, y los visitantes pueden verlos desde embarcaciones turísticas que operan durante los veranos.

El Centro de Visitantes del Proyecto Puffin en Rockland proporciona información sobre las aves y sus vidas, y sobre otros proyectos de conservación que está llevando a cabo la Sociedad Nacional Audubon, que administra el centro.

Fotografías Del Frailecillo Común

Caza

Los frailecillos comunes son cazados por el hombre desde tiempos antiguos; comunidades costeras y habitantes de las islas cercanas a ellos, que contaban con pocos recursos naturales, sacaron provecho de los mariscos que hallaron en sus acantilados y costas. Capturaban a los frailecillos y se los comían frescos, en salmuera, secos e incluso los ahumaban;  una vez ingeridos usaban sus plumas en el lecho,  los huevos los conservaban y luego pasaban a formar parte de su alimentación; sin embargo, su consumo no era tan sencillo, puesto que eran más difíciles extraerlas del nido.

La mayoría de los países donde se encuentran estas aves, los frailecillos comunes del Atlántico son protegidos por la legislación, mientras que hay países donde la caza aun es permitida pero hay leyes estrictas para prevenir la sobreexplotación de esta especie. En países como Islandia y las Islas Feroe, aun son capturados para ser consumidos; sin embargo, se han realizado apelaciones para que se prohíba su caza en Islandia debido a la preocupación por la disminución del número de aves que logran criar con éxito a sus polluelos.

Los medios acostumbrados para la captura variaban en toda la gama de aves y las redes y cañas se utilizaban de varias maneras ingeniosas; en las Islas Feroe contaban con un dispositivo llamado fleyg. Era un palo largo con una red al final, colocado en el suelo. Usaban varios frailecillos muertos fueron como carnada esparciéndolos alrededor para llamar la atención de las aves que se acercaban a tierra, y la red fue lanzada hacia arriba para sacar a un ave del aire cuando se detenía antes de aterrizar.

Gran parte de las aves capturadas eran medianamente adultas, y un cazador experto podía reunir de 200 a 300 en un día. Otro procedimiento de captura, utilizado en St Kilda, consistía en usar un palo flexible con una cuerda en el extremo con el fin de ser empujado por el suelo hasta llegar al objetivo deseado, que avanzó para inspeccionar el bucle cuando su curiosidad superó su precaución. Un movimiento de muñeca giró el arco sobre la cabeza de la víctima y fue rápidamente asesinada, antes de que sus peleas pudieran alarmar a otras aves cercanas.

Supervivencia

Es un ave que cuenta con una larga vida y a pesar de su pequeño tamaño; el frailecillo del Atlántico, especialmente en  los adultos la tasa de supervivencia es un elemento significativo que influye en el triunfo de la especie; por lo que sólo el 5% de los frailecillos anillados que no volvieron en la colonia se fueron durante la etapa de apareamiento. El resto se perdió algún tiempo entre la salida del terreno en verano y la reaparición de la primavera siguiente.

Las aves pasan el invierno muy dispersas en mar abierto, aunque hay una tendencia a invernar en diferentes áreas para los ejemplares de diferentes colonias, es poco lo que conoce sobre su comportamiento y dieta; sin embargo, no se halló correlación que tengan que ver con los factores ambientales, como por ejemplo las variaciones de temperatura, y su nivel de mortandad.

Una mezcla de disponibilidad de alimentos durante el invierno y el verano probablemente influye en la conservación de esta especie, ya que los ejemplares que inician el invierno en circunstancias deficientes cuentan con una menor posibilidad de subsistir que los que están en buenas condiciones.

Imágenes Anatómicas Del Frailecillo Común

En la cultura

El frailecillo comun del Atlántico es el símbolo oficial de la provincia de Terranova y Labrador, Canadá. En agosto de 2007, el frailecillo común del Atlántico fue propuesto como símbolo oficial del Partido Liberal de Canadá por su líder adjunto Michael Ignatieff, después de que observara una colonia de estas aves y se sintiera fascinado por su comportamiento.

El municipio noruego de Værøy tiene un frailecillo común del Atlántico como su emblema cívico. Los frailecillos son vistos con afecto porque son coloridos y llenos de carácter.  Se les ha dado una serie de nombres entrañables, incluyendo “payasos del mar” y “loros de mar”, y los frailecillos juveniles pueden llamarse simplemente “frailecillos”.

Varias islas han sido bautizadas con el nombre del ave.  La isla de Lundy, en el Reino Unido, tiene fama de derivar su nombre de la isla nórdica de lund-ey o “isla de los frailecillos“. Se ha sugerido una explicación alternativa en relación con otro significado de la palabra “lund” que se refiere a una zona boscosa o selvática.  Los vikingos podrían haber encontrado en la isla un refugio útil y un punto de reabastecimiento después de sus depredaciones en el continente.

La isla emitió sus propias monedas, y en 1929, sus propios sellos con denominaciones en “frailecillos“. Otros países y dependencias que han representado a los frailecillos comunes del Atlántico en sus sellos son Alderney, Canadá, las Islas Feroe, Francia, Gibraltar, Guernsey, Islandia, Irlanda, la Isla de Man, Jersey, Noruega, Portugal, Rusia, Eslovenia, San Pedro y Miquelón y el Reino Unido. La LPO, una organización benéfica francesa dedicada a la protección de la biodiversidad que se centra en la protección de las aves, utiliza un par de frailecillos del Atlántico como su emblema.

El editor de libros de bolsillo, Penguin Books, introdujo una gama de libros para niños bajo la marca Puffin Books en 1939.  Al principio, se trataba de títulos de no ficción, pero pronto fueron seguidos por una lista de ficción de autores conocidos.  La demanda fue tan grande que se introdujeron clubes de libros de frailecillos en las escuelas para fomentar la lectura, y se estableció una revista infantil Puffin Post.

En la isla islandesa de Heimaey existe una tradición para que los niños rescaten frailecillos jóvenes, un hecho registrado en el libro infantil ilustrado Noches de los frailecillos (Nights of the Pufflings) de Bruce McMillan (1995).  Los polluelos emergen del nido y tratan de llegar al mar, pero a veces se confunden, quizás por el alumbrado público, y terminan aterrizando en el pueblo.  Los niños los recogen y los liberan para la seguridad del mar.

Sistemática

El frailecillo común del Atlántico es una especie de ave marina del orden de los Charadriiformes que está en la familia Alcidae, que incluye los araos, los alcahuelos típicos, los mérgulos, los alcahuetes y los frailecillos. El alca unicórnea (Cerorhinca monocerata) y los frailecillos están estrechamente relacionados entre sí, componiendo la tribu de los fraterculinos.

El frailecillo común del Atlántico es la única especie del género Fratercula que se encuentra en el Océano Atlántico; se conocen otras dos especies del Pacífico nororiental, el frailecillo moñudo (Fratercula cirrhata) y el frailecillo cornudo (Fratercula corniculata), siendo este último el pariente más cercano del frailecillo común del Atlántico.

El nombre genérico Fratercula proviene del latín medieval fratercula, fraile, una referencia al plumaje blanco y negro que se asemeja a las túnicas monásticas; su nombre específico arctica se refiere a la distribución norteña del ave, derivando del griego ἄρκτος (“arktos“), el oso, refiriéndose a la constelación norteña, el Gran Oso.

El nombre vernáculo de “frailecillo“, inflado en el sentido de hinchado, se aplicaba originalmente a la carne grasa y salada de aves jóvenes de la especie no emparentada de la pardela del Manx (Puffinus puffinus), que en 1652 se conocía como “frailecillo de los Manks“.Es una palabra anglonormanda (pophyn o poffin del inglés medio) utilizada para los cadáveres curados.

El frailecillo común del Atlántico adquirió el nombre en una etapa mucho más tardía, posiblemente debido a sus hábitos de nidificación similares, y fue aplicado formalmente a Fratercula arctica por el banderín en 1768, mientras que la especie también se conoce como el frailecillo común, o “frailecillo del Atlántico” es el nombre recomendado por el Congreso Internacional de Ornitología.

Subespecies pertenecientes a la especie Fratercula arctica

Las tres subespecies generalmente reconocidas son:

  • Fratercula arctica arctica.
  • Fratercula arctica registro.
  • Fratercula arctica naumanni.

La única diferencia morfológica que existe entre los tres se ve reflejada en su tamaño; la longitud del cuerpo, la longitud de las alas y el tamaño del pico aumentan en latitudes más altas. Por ejemplo, un frailecillo del norte de Islandia (subespecie Fratercula arctica Naumanii) pesa unos 650 gramos (23 oz) y tiene una longitud de ala de 186 milímetros (7,3 pulgadas), mientras que una de las Islas Feroe (subespecie) Fratercula arctica recording) pesa 400 gramos (14 oz) y tiene una longitud de ala de 158 milímetros (6,2 pulgadas).

Los ejemplares del sur de Islandia (subespecie Fratercula arctica Arctica) son intermedios entre los otros dos en tamaño. El señor Ernst Mayr tiene argumento que las diferencias existentes en el tamaño son clonales y son características de las diferenciaciones encontradas en la población adyacente y que no se debe reconocer ninguna subespecie.

Dibujos e Ilustraciones Del Frailecillo Común

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here